PASTEL DE ZANAHORIAS Y COCO y RETO FILM & FOOD

30 septiembre 2011 81 comentarios

Pastel de zanahorias y coco_2  

Film and Food, en su propuesta para el mes de septiembre, nos ha propuesto viajar por el mundo de la fantasía de la mano de la película "Hook", una película que en mi opinión desmitifica a un mito: Peter Pan, mostrándonos de él una imagen adulta y que poco tiene que ver con el Peter Pan que todos recordamos y creada por su autor: James Mathew Barrie. Y a pesar de que el espíritu que caracteriza a este gran mito infantil perdura en el personaje adulto, creo que hay imágenes que no se deben cambiar porque se arriesgan a perder el trono que han venido ocupando en nuestra imaginación.

Yoli_bebé
¿Qué os parezco en esta foto de bebé? ¡Qué tranquilita era! "No había niña", decía mi madre.

En el reto del mes de septiembre, Ingrid y Alba nos proponían viajar hasta nuestra niñez y recordar alguna receta que nos entusiasmara cuando éramos niños. Yo no he tenido fácil decidirme por una, porque al contrario que hoy en día, no era una niña que comiera gustosamente de todo lo que me ponían en el plato, y así, las verduras no las podía ni ver, aunque en puré tenían un pase. Las legumbres las aborrecía, y siempre tenían que ir en puré también. Con la carne no tenía problemas, a excepción del conejo, una carne que aún hoy en día me la como a regañadientes, y todo porque mi abuela materna tenía conejos que criaba ella misma y el recuerdo de verlos una vez matados, colgados de una cuerda, desangrándose, me revolvía el estómago. Con el pescado no tenía problemas, y de hecho me gusta más que la carne. Los macarrones me encantaban, y el arroz, tres cuartas de la misma. Y digo macarrones y no pasta, porque en mis tiempos de infancia, los macarrones, los coditos, los fideos, los canelones, y poco más, era lo que se podía encontrar en cuestión de pasta en los supers. El arroz, qué rico, pero comiendo paella me hacía una composición artística en el plato que para qué: el pimiento verde, la cebolla, los guisantes formando un arco todo alrededor del borde del plato, y mi padre se ponía enfermo. "¡Esta niñaaaaa!", protestaba, y con razón.

Fotos_Yoli_niña_collage
En la foto de la izquierda, con una muñeca que ni recuerdo que fuera mía. En la foto de la derecha, sobre mi triciclo, en la terraza de la primera vivienda de mis padres, una terraza por la que alegremente tiré 100 pesetas, con ésas con las que se hacía la compra de un mes. ¡Qué disgusto más grande para mis padres!

Pero el dulce, ay, el dulce, a éso sí que no le hacía nunca ascos: al arroz con leche - mi favorito-, a las natillas, al flan, postres clásicos y que eran los que con más asiduidad se hacían en todas las casas. Pero hay uno que mi madre hacía con frecuencia y que nunca he visto en ningún blog de cocina, y que es un pastel de zanahorias y coco. Un pastel super fácil, que no requiere horno. Basta con hacerse con unos bollos suizos, o brioche, cocer unas zanahorias, mezclarlas con azúcar y coco, y ale, ya está. ¿No os parece fácil? Hasta los niños se pueden convertir en chefs de cocina por un día haciendo este rico pastel.

¿Os apetece viajar conmigo a mis años de infancia?

Pastel de zanahorias y coco_1  

Ingredientes
  • 12 bollos suizos
  • 1/2 kilo de zanahorias
  • 250 gr. de azúcar blanquilla
  • 250 gr. de coco rallado y un poco más para decorar
  • agua para cocer las zanahorias

Elaboración
  1. Pelamos y cortamos las zanahorias en cuadrados y las ponemos a cocer con suficiente agua que las cubra lo justo en una cazuela hasta que estén blandas, una media hora aproximadamente. Escurrimos el agua y las dejamos reposar en el colador un par de horas.
  2. Aplastamos las zanahorias y las mezclamos con el azúcar primero, y luego con el coco rallado, añadiendo un par de cucharadas cada vez, y mezclando muy bien.
  3. Cortamos los bollos suizos por la mitad y reservamos.
  4. En una fuente redonda de cristal de 20 centímetros de diámetro, colocamos seis mitades de los bollos suizos y aplastamos contra la base. No tiene por qué quedar toda la base cubierta. Extendemos una parte del puré de zanahoria, ponemos las otras seis mitades de los bollos suizos, aplastándolos, y puré de nuevo. Y así alternamos capas hasta terminar con todos los ingredientes. Forramos con film transparente y ponemos encima algo de peso para que comprima el pastel. Puede ser un jarrón, un plato con la plancha, lo que sea. Y lo dejamos en reposo toda una noche.
  5. Al día siguiente guardamos el pastel en la nevera, y lo desmoldamos con cuidado cuando lo vayamos a consumir. Lo adornamos con un poco de coco rallado por encima, o como a vosotros os parezca. 

Ahora hay que cerrar los ojos y echar la imaginación a volar hasta llegar a aquellos mejores años de nuestra infancia. ¡Disfrutad del vuelo!


Pastel de zanahorias y coco_4 

Doy las gracias a Ingrid y a Alba una vez más por permitirnos disfrutar de la cocina de otra forma diferente a como lo hacemos habitualmente, y en este caso, por habernos permitido transportarnos a nuestras recetas favoritas de la infancia. Las dos se curran los retos pero bien.


81 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. genial el pastel que pinta mas rica. Y por cierto como se te ocurrio tirar 100 pts. Pero que mala. bss guapa.

    ResponderEliminar
  2. Qué rica eras de pequeña Yolanda y que graciosas las historias que cuentas, como lo de las 100 pesetas!! jajajaja. Pobre, y el susto que te llevarías con la reprimenda :)). Bueno, las trastadas que uno recuerda... ahora con risa.

    Sobre tus gustos, creo que a excepción del pescado, era más o menos el de todos los niños, pero es cierto que hay imágnes y momentos que te marcan para siempre, el tuyo es el conejo, el mío es el café.

    Bueno, y sobre esta tarta me he quedado sorprendido. Es muy curiosa esta elaboración, y lo primero que me he preguntado es "¿Esta chica no empapa los suizos con nada?", y claro, bruto de mí ya lo he entendido, con la humedad del puré quedará bien. Mmmm... muy interesante.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Esa niña dulce y tierna si que se las traía para comer...Hoy va de entradas para el recuerdo,acabo de ver la de Erika y me gustan ambas,cargadas,una vez más de momentos de la infancia a través de la cocina.que rica tarta Yolanda.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Vaya, Yolanda!
    Las dos hemos coincidido en el coco!
    Debe ser porque es un ingrediente que durante un tiempo se usó mucho (en realidad mi época es bastante anterior a la tuya) y ahora parece un poco pasado de moda...
    Este pastel de zanahoria y coco no lo conocía y me parece genial, y tan fácil de hacer que es estupendo para hacerlo con los peques de la casa.
    Tus fotos de niña son súper graciosas!
    Un besico.

    ResponderEliminar
  5. Que pastel más rico, y más origina... por los suizos. Nos han encantado esas fotos de pequeña, que rica!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Pues por lo que dices, aunque tu dieta no fuera tan variada como lo es ahora, tampoco te portabas tan mal ante el plato. Yo sí que fui una auténtica pesadilla para padres, que me alimentaron a base de Petit Suisse porque era lo único que conseguían que me tragara. Ahora me imagino tener un hijo y que salga una joya como yo y me dan escalofríos, jajajaja!

    Sobre la receta, pues sí, facilita y con muy buena pinta, aunque yo nunca me he animado con el pastel de zanahorias. ¿Será posible? Pues sí. Sirva en mi descargo que estoy preparando uno de calabacín con chocolate, que no es lo mismo pero va en la línea.

    Un abrazo grande y feliz fin de semana!

    PS: Monísima en las fotos de pequeña, en la de bebé te pareces mucho a la foto de blogger que tienes ahora!

    ResponderEliminar
  7. Hoy tu recuerdo también es un poco mío, esta tarta la hacía mi abuelo, me encantaba, de hecho, la tengo en el blog.
    Sigue siendo la preferida de mi padre.
    Oye, pero qué monísima eras de peque, en esa foto con la muñeca tienes una cara de buena...
    Ha sido un reto entrañable, verdad?

    ResponderEliminar
  8. ALÉM DE LINDO ESSE BOLO TEM UMA COISA QUE ADORO , COCO.
    NUNCA FIZ ESSA COMBINAÇÃO DE COCO
    E CENOURA MAS PARECE-ME QUE FICA PERFEITA.
    BESOS

    ResponderEliminar
  9. Hola Yolanda, qué tal? Unas fotos preciosas, qué bonitas son y que recuerdos traen, verdad?. La tarta me gusta muchísimo, tiene una pinta increíble y a estas horas de la mañana no me importaría tomarme un trocito, parece que hasta la he saboreado.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  10. qué bonitas fotos has puesto!! si que eres tú si... sigues teniendo la misma "esencia" en la cara! y qué suerte tu madre si decía que no había niña!!
    A este pastel le tengo ganas desde hace tiempo, ya lo he visto en varios blogs y desde luego que parece que está riquísimo

    ResponderEliminar
  11. Guauuuu, no sabes la de años que hace que no pruebo esta tarta de zanahoria y coco!!!

    Yo también la comía muy a menudo en mi enfancia... jopsss, me has hecho recordar emociones muy tempranas. No se porqué razón ya no es un tipico en mi casa, con la de veces que lo preparó mi madre mientras mi hermana y yo eramos pequeñas...

    Tengo que hacerlo, seguro que en mi casa nos echamos muchas risas recordando anecdotas.

    Te ha quedado fantastico, se ve super jogosito, mmmm!!!!

    ResponderEliminar
  12. Nunca había visto esta receta pero me parece muy rica y saludable, así que me la llevo en mi carpeta de pendientes ;o)Feliz fin de semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  13. Creo que tu eras como yo, yo de pequeña era muy especial, las verduras tampoco las podía ni ver y así con muchas cosas. Luego con los años por mi sola fui probando cosas y ahora me gusta casi todo.

    pero ves? La zanahoria en postres no la he probado (en otras cosas si :P) Y querico que se ve el pastel!

    Besos guapa

    ResponderEliminar
  14. Yolanda!! Pero que bebe más guapa!! Gracias por compartir tus recuerdos de infancia. Macarrones también les decimos los hispanos en parte de USA. Este pastel, o algo parecido lo he probado y me gusto muchísimo. Lo saque de el blog del El Horno de Maria, una receta de su abuela y preferida de su madre. Lo lo hice con cupcakes de vanilla y lo cubrí con merengue italiano. Me alegro de que es una receta especial y que llena a muchos de sus recuerdos de infancia. Si quieres puedes ver mi versión aquí:

    http://mariscakes.blogspot.com/2011/06/tarta-de-zanahoria-coco-y-cupcakes.html

    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Yolanda, qué gusto verte de niña y qué bonito volver a los sabores de la infancia. Un plato muy original y muy interesante, se ve que te viene de casta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Qué bonita entrada Yolanda !!!

    Menos mal que vamos evolucionando en nuestros gustos culinarios verdad ?....yo de pequeña no soportaba las verduras, comía menos que un mico (según me dice siempre mi madre) jaja...

    Esta tarta la posteé en mi antiguo blog, es una de las preferidas de mi suegro y siempre se la hago , unas veces con zanahoria y otras con calabaza. Como bien dices es una tarta de diez y sin horno. Me trae lindos recuerdos a mi también.

    Eras muy guapa de pequeña asi que ahora seguro que lo eres muchísimo mas.

    Besinos y disfruta mañana del encuentro. Estoy deseando ver las fotos.

    ResponderEliminar
  17. Luisa, pues no sé decirte por qué tiré esas 100 pesetas por la terraza. Solo recuerdo que mi madre acababa de venir del mercado, y mientras hablaba con una vecina, yo me fui a la terraza con el monedero de mi madre, y ale, a tirar dinero. ¡Qué content@ se pondría quien lo encontrara! Besos.

    Carlos, qué avispado eres tú. Has pensado que el pastel podría quedar seco al no mojar los suizos en ningún almíbar. Tú mismo te has dado cuenta de que el largo proceso de reposo tiene su porqué. Besos.

    Silvia, si no era buena comensal, pero ya ves que en los huesines no estaba, y ya quisiera yo estarlo ahora, je je. Besos.

    Lolah, muchas gracias por tus halagos. El coco me encanta, pero no lo uso hoy en día mucho en casa, más que nada porque a mis comensales no les hace gracia. Besos.

    Naiara, muchas gracias por tus palabras. Bienvenida a mi blog. Besos.

    Betty, me ha gustado mucho tu sutileza cuando comentas que a pesar de no ser buena comensal, no me portaba tan mal ante el plato, ja ja ja. Todos vamos evolucionando con la vida, afortunadamente. A mi los petit suisse no me llegaron. Ya se me hizo tarde. Besos.

    Isabel, ¡qué casualidad! Tú también tienes esta tarta en tu blog. Ya la buscaré para ver cómo la hacía tu abuelo. Pero una vez más, compartimos recuerdos. ¡Qué bonito! Besos.

    Sao33, me alegro mucho de que te haya gustado este pastel. Besos.

    Muchas gracias a tod@s por vuestros comentarios.

    ¡Feliz finde!

    ResponderEliminar
  18. Nieves, de aquí a nada disfrutaremos de un internet menos virtual y más interactivo. ¿Te imaginas que nos llegaran también los olores? ¡Qué delicia! Espero que hayas disfrutado tanto como yo de este pastel. Besos.

    Charo, hay rasgos de la fisonomía que no nos han cambiado de cuando niños, y no nos cambiarán. Ya te darás cuenta de aquí a unos años cuando veas las fotos de tu hijo según va creciendo. Besos.

    Helen, ¡no me digas que a ti también te recuerda a tu infancia! ¡qué bueno! Qué bien compartir estos recuerdos. Anímate a hacer el pastel para disfrutar de esos gratos momentos. Besos.

    Palmira, rico está el pastel; lo de saludable ... no lo tengo yo tan seguro. Date cuenta que lleva coco, y éste contiene grasas no muy beneficiosas. Pero tampoco vamos a discutir sobre el tema, que hemos venido a disfrutar de la receta. Besos.

    Anniki, pues vaya dos tú y yo, vaya suplicio para nuestras madres. Desde luego que pienso que si me hubiera tocado por hija, en cuestiones culinarias, una como era yo, es un sufrimiento, eh. Besos.

    Mari, eres el tercer punto de referencia en esta entrada para decirme que el pastel trae recuerdos de antaño. Me paso a ver tus cupcakes en cuanto pueda. Besos.

    Marhya, los sabores de infancia son los que más apreciamos. Es que recordar aquellos bellos, inocentes, despreocupados años de nuestras vidas, no tiene precio. Besos.

    BEgo, tus palabras sí que me enternecen también. Es un gusto leer que compartimos recuerdos del estilo. Y mañana la gran kedada. ¡Qué emoción! TEngo que no olvidarme de la cámara, je je. Besos.


    Muchas gracias a tod@s por venir, deleitaros con este pastel y abriros la puerta al mundo de la infancia.

    ¡Feliz finde!

    ResponderEliminar
  19. Que fotos más guapas!!! en la del triciclo, como si no rompieras un plato en la vida y ... jejejej!!! mandaste a la ruina a tus padres, jejeje!!! La tarta también se hacía en mi casa. Besinos.

    ResponderEliminar
  20. Pero que salá sales en las fotos, una monada de peque (ahora no puedo opinar porque no se): La tarta te ha quedado estupenda y sobre todo me ha gustado leer el post, a veces, con palabras como estas, se retroceden unos años.

    Besos.
    GustoCocina - María G.

    ResponderEliminar
  21. Que monas las fotos!!!!que gracia me ha hecho lo de las 100 pts!!! El pastel maravilloso!!Bss y buen finde.

    ResponderEliminar
  22. Labidú, siempre fui una niña tranquila, poco habladora, muy tímida, y ahora todo lo contrario. La de vueltas que da la vida, je je. Besos.

    María, ni por un momento lo dudes: ahora soy tremendamente mucho más guapa que de niña. ¡Ayyyy! De ilusiones se vive, je je. Muchas gracias por tus halagos.

    Silvia, sí, menuda gracia a mis padres, que me lo siguen recordando. "La tiraduros", me llaman, ay. Besos.

    Muchas gracias por vuestra visita y por vuestras palabras.

    Feliz finde!!

    ResponderEliminar
  23. Que guapa de bebe y que gordita, me encanta. Que disgusto las 1000 pts, seguro que lo pasaste mal.
    Elpastel tiene una pinta deliciosa.

    ResponderEliminar
  24. Que buena pinta tiene este pastel y tus fotos son muy monas, una niña muy guapa.
    Estoy con un gripe en la cama y imagino que rico será tu pastel.
    un beso

    ResponderEliminar
  25. Guapisima!!! pero que postrecito te has marcado!! para no disfrutar!! me ha encantado!!! y estoy muy contenta de que hayas tenido ánimo para prepararlo!!! mil gracias!

    Por cierto estás para comerte de pequeña!! una niá preciosa!!!

    Muchos besos Yolanda!

    ResponderEliminar
  26. No me extraña que sea de tus favoritos, menuda pintaza niña.
    Besitos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  27. Raquel, no fueron 1000 pesetas las que tiré, no, que fueron 100 pesetas, pero hace algo menos de 40 años, éso era muuuucho dinero. ¡Y qué iba a saber yo que con un papelito con la cara del compositor Falla se podía hacer tanto! Una no sabía qué valía éso. Besos.

    Flor de canela, muchas gracias por tu visita. ¡Mejórate! BEsos

    Ingrid, ya sabes que todos los bebés y críos pequeños son muy riquines. Luego nos volvemos un poco tontos y nos empavamos, je je. Muchas gracias por tus palabras. Besos.

    Toñi, muchas gracias por tus palabras.

    Mil gracias a tod@s por entrar en esta pequeña porción de mi cocina y disfrutar tanto como yo de ella.

    Disfrutad del finde!!

    ResponderEliminar
  28. Te hice un comentario esta tarde que no se donde estará.

    El pastel tiene que estar buenísimo, Isabel tiene uno similar en su blog que me llamó la atención mucho.
    En las fotos estás preciosa.

    Hice tu tarta de chocolate con frambuesas pero con fresas, ¡Riquísima! muchas gracias, pronto la pondré en mi blog.

    Besos

    ResponderEliminar
  29. Pero qué cara de buena tenías...que bonita la foto del triciclo y la anecdota del dinero...me imagino cómo se pondrían tus padres! jejeje,
    Me ha encantado tu pastel, yo tengo un vago recuerdo de algo parecido, pero ni mis hermanas ni mi madre saben decirme que llevaba uno que ellas hacían cuando yo era pequeña y justamente también llevaba coco y zanahoria y no se horneaba...

    Un besito!!!

    ResponderEliminar
  30. super original y facil! me encantaron las fotos del recuerdo!

    ResponderEliminar
  31. Magon, algo salió mal con el comentario anterior y que no llegó a mi buzón. Pero se ve que has estado atenta, y por éso estás de nuevo ahí. Me alegro mucho de que te animaras a hacer el pastel de chocolate y que sobre todo os gustara. Ya me dirás cuándo lo publicarás, OK? Besos.

    Ana, pues lo mismo ese vago recuerdo de aquel pastel te acaba trayendo a este que hoy ves en mi blog. Me alegro haber reavivado tus recuerdos, que muchas veces están falsamente olvidados entre las neuronas. Besos.

    Juliana, Clara, muchas gracias por vuestras palabras.

    ¡Disfrutad del fin de semana!

    ResponderEliminar
  32. Qué recuerdos tan entrañables, Yolanda!!! Me ha encantado tu post, al igual que tus fotos de cuando eras niña. Una manera diferente de conocerte mejor.
    El pastel tiene muy buena pinta, y lo mejor, lo fácil que es de preparar!!!! Y con coco, con lo que me gusta, a pesar de sus grasas ;-) Me vuelve loca!
    Besos y buen finde!

    ResponderEliminar
  33. Un pastel delicioso!!!y el relato no tiene pérdida, es cierto que a los niños en general les pierde la pasta y el arroz, desde luego tus composiciones con la paella seguro que eran dignas de artistas!!!

    Las fotos, una monada de niña!!

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  34. Tendré que probar esta tarta cuando termine la dieta porque no la conocía pero me encantan las tartas con zanahoria. La decoración de tu plato de paella se parecía a la mia. Nosostros le decíamos a mi madre que echaba "porquerías" al arroz y la pobre se ponía malita diciendo ¿porquerías? Si no le echo nada la paella no tiene sabor, je, je. ¿Qué tiempos! Bss (Elena)

    ResponderEliminar
  35. Yolanda, otraz vez dando fuerte con tu entrada. De lo mejorcito que he visto en el reto y en mucho tiempo. Qué fñacil, qué rico y qué sano.

    Ay, los bollos suizos son parte de mi infancia. Mis abuelos los compraban por bandejas y los traían a casa los fines de semana para merendar. Un manjar. Hubo untiempo que los dejé de ver pero parece que ahora vuelven a estar de moda. Yupiiiiieeeeee.

    Bss y nos vemos esta tarde :)

    ResponderEliminar
  36. hola¡¡¡ me ha encantado tu blog. No lo conocía y acabo de hacerlo a través del blog Migas con locura¡¡
    Me encanta y tienes unas recetas riquísimas. Se ve que eres una gran cocinera¡
    voy a seguir por aquí.
    un besito,
    Ani.

    ResponderEliminar
  37. Qué bonita historia de tu infancia, me ha encantado.Tenías cara de pillina, aunque tu madre decía que no había niña...no sé no sé, parecías traviesa.Este pastel me lo llevo para prepararlo ya, en cuanto pueda.Te felicito.

    ResponderEliminar
  38. Que buena pinta el pastel de zanahorias!!!! Si lo pillan los americanos y su carrot cake, que ya es una maravilla, se quedarían alucinados...
    Preciosas fotos actuales y de recuerdo!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  39. Que achucha ble eras con esos mofletes tan monos.y como me has recordado a mí en las comidas, tambièn hacía unos estupendos mosaicos con la paella.
    Un estupendo pastel.
    Besos

    ResponderEliminar
  40. Fantástico ese pastel,guapa.
    Y qué graciosa y espabilada se te ve... eso sí, lo de los 20 duretes voladores tuvo que hacer época en tu casa, jajaja. ¡Que entonces 100 pesetas eran un pastón!.
    Me encanta compartir vuestros recuerdos.
    Un besote muy grande.

    ResponderEliminar
  41. Holaaa, pues claro que te había visto mil veces comentando por ahí pero nunca había venido a visitarte. Que bien lo de hoy, lo he pasado pipa!
    Y esos recuerdos de niña, que bueno, y que fotos más guapas!
    Y que dulce, ummmm, me ha encantado!
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  42. La primera vez que probé una tarta con zanahoria me sorprendió muchísimo. Pensé que era súper innovador pero la chica que la hizo me sacó del error. Me comentó que años atrás se utilizaba en los bizcochos para endulzar porque el azúcar escaseaba.
    Desde entonces tengo la receta que me dio en mi recetario "de fondo".

    ResponderEliminar
  43. Aisss, que bebita más guapaaaaa y la mar de linda!!!! Y de peque que carita de buenina!! Me ha encantado todo tu relato, que buenos recuerdos!

    Y el pastel es del todo sorprendente, la mezcla me llama muchisimo la atención! Tendré que probarlo!

    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  44. Encantada de conocerte de mayor y de pequeña. una historia preciosa y un pastel delicioso. Me quedo de seguidora para no perderme nada. Un beso.

    ResponderEliminar
  45. No he hecho mas que entrar en casa y ya estoy haciendome seguidora de los blogs que recuerdo porque esperando el extracto que pondrá Tito del evento no he tomado ninguna nota .... sin perdon de Dios !!!!! Ha sido un placer conocerte y amenazo con volver .... jajaja
    Un besazo

    ResponderEliminar
  46. Yolanda UN PLACER HABERTE PUESTO CARA, jejejeje !!!

    Besotes

    Cris (La cocina de las Pinuinas)

    ResponderEliminar
  47. Yolanda, nos ha encantado conocerte. Nieves dice que cuando le falte azúcar ya sabe adonde acudir, je,je. Bss (Elena)

    ResponderEliminar
  48. Me has tocado la fibra con el pastel de zanahorias y coco... con lo que me gustan!!!

    Oye, preciosas tus fotos de peque :)

    ResponderEliminar
  49. que buenoo,ya me tienes por aquí,un placer haberte conocido ayer,besos y me quedo de seguidora

    ResponderEliminar
  50. Hola vecinaaa!! ¿te has levantado ya? es que necesito un limón para la paella de hoy, jejeje, aunque creo que bajaré al chino de al lado de la farmacia a por él, jejej.
    Que nada que tienes una vecina en el 14 para cuando necesites algo, te escribo un privado para darte mas datos.
    Besines
    Nieves

    ResponderEliminar
  51. He llegado hasta tu blog por el blog "migas con locura" y, desde luego, todo lo que dice de ti es cierto. Me encanta como cuentas las historias y tus recetas. Esta es fácil y rica y sólo con leerla ya entran ganas de hacerla. Por cierto, yo era como tú de pequeña y hacía lo mismo con la paella, mi madre decía que parecía una gallina comiendo JAJAJAJAJA. Felicidades por tu blog y, con tu permiso, me quedo en él.

    ResponderEliminar
  52. Ayer, 1 de octubre, celebramos una kedada estupenda promovida por Tito. Pasé un tarde muy amena que rematé con la noche conociendo a Paula (con las zarpas en la masa), Beatriz (sin salir de mi cocina), Beatriz (dos mandarinas en mi cocina),Angie (la cocina de Angie), Carmen (las recetas de Mami), Suny Senabre (rosita y suny olivas en la cocina) y yo.

    A todos los que estuvistéis allí, y que ahora habéis venido a mi cocina, muchas gracias por el momento.

    Muchas gracias a tod@s por vuestros comentarios.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  53. Un pastel dulce para no dejar ni rastro.
    Fue un placer poder hablar contigo y conocerte en persona ya que estamos bien cerquita las dos y poder compartir muchas mas cosas
    Mil besosss

    ResponderEliminar
  54. Este pastel se ve una delicia! Y es tan sencillo...
    Me han encantado tus fotos, estás muy cuca en todas ellas :)

    ResponderEliminar
  55. Las recetas que nos transportan a nuestra unfancia son las mejores verdad? que pastel tan original, y sobre todo que manera tan divertida para que los niños coman zanahorias.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  56. Yolanda, que rica la receta, y de chiquitina estabas para comerte, que bonita!! una carilla muy de pillina, unas fotos preciosas.
    Suerte para el concurso
    Besitos a tod@s

    ResponderEliminar
  57. Uno de mis favoritos...
    que fotaza!

    ResponderEliminar
  58. Qué pastel! me encanta el pastel de zanahoria pero nunca lo he probado con coco y con esa densidad tan rica que se ve en el tuyo!

    De pequeña sales tan reguapa pero mira que tirar 100pts por la terraza, jajaajajaj!!

    Muchos besitos y gracias por participar!!

    ResponderEliminar
  59. Hola, acabo de conocer tu blog, me encantan tus recetitas, me quedo a cotillearte un rato.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  60. Pero que niña tan buenas eras... o al menos tenías cara de serlo! Esa tarta era tan típica y tan rica... me la has recordado, lástima que no podamos comer esas cosas todo el rato, esos postres de antes que eran superdulces y golosos. Besos

    ResponderEliminar
  61. hola Yolanda, publicarè una torta de zanahoria el martes, pero la tuya es superba, deliciosa, hasta pronto, Alex

    ResponderEliminar
  62. Solo una vez he probado un pastel hecho con zanahoria y coco y era espectacular la mezcla. ¡Qué salada has estado contando tus aventuras con las comidas en tu infancia y qué bonica estás en esas fotos!.

    En el fin de semana en Madrid lo pasamos en grande y la cena y la compañía no pudieron ser mejores. Un beso grande y gracias por venir.

    Beatriz

    ResponderEliminar
  63. El pastel tiene un aspecto de jugoso buenísimo! Y por cierto, es verdad que no lo conocía y no lo había visto nuca, muy original!
    Pero lo mejor del post hoy son las fotos y tus anécdotas!!! Anda que tirar por el balcón 100 ptas. ay ay ay...jajaja...no quiero ni pensar lo que pasó luego!
    El caso es que tienes cara de buena ;) no de trasto jaja
    Besotes!

    ResponderEliminar
  64. Me ha encnatado la historia y estás muy guapa . Qué recuerdos, verdad?
    Esa tarta tiene una pinta estupenda.
    Me encantó conocerte.
    besitos

    ResponderEliminar
  65. Mi Yolanda!!!, lo primero decirte lo mucho que me gustó conocerte..eres tal cual te imaginaba y me senti como si te conociese de siempre..que pena no haber tenido mas tiempo!..pero ya volveremos ya!!!
    me has dejado alucinada con esta receta..al leer el titulo he pensado en la tipica preparacion de la carrot cake..pero esto es super original!!, y muy moderno para nuestra epoca infantil!!!
    eras una niña muy bonita..y ahora una mujer idem!!!!
    guardo tu receta poruqe la tengo que hacer seguro!!!
    Besitos salseros de Juana..el chaval anda como loco y no pudo venir pero tambien te manda besos!!!

    ResponderEliminar
  66. oooh, que rico, me encanta tu blog y me quedo por aquí a seguirte (te he conocido por miss migas)
    Besos,
    Nieves.
    http://igloocooking.blogspot.com

    ResponderEliminar
  67. hola guapa e conocido tu blog por las fotos de la quedada en madrid os lo debisteis pasar de miedo que envidia no poder estar alli pero a la prosima me apunto el pastel un 10. te invito a visitar mi blog
    lasrecetasdepascual.blogspot.com

    ResponderEliminar
  68. Yolanda, qué monas las fotos de peque!!
    El pastel, debe de ser riquísimo!! Y más fácil, imposible!
    Besos!

    ResponderEliminar
  69. Gracias por felicitarme y por hacer un comentario en mi blog. Estoy mirando de poner el traductor . De hecho me había planteado poner las recetas en los dos idiomas pero por una cuestión de diseño y de que no quedaran entradas muy abultadas no me convencía.

    Respecto a tu entrada qué bizcocho más original!!! la verdad es que se ve sencillo y rico y a la que pueda lo hago con mis peques porque es el prototipo de postre ideal para hacer acompañada de niños.

    Muchas Gracias!!!!

    ResponderEliminar
  70. Yolanda, casi puedo venir a verte. ¿Estás mejor? Espero que las molestias se pasaran.
    Tengo que decirte que ha sido un placer disfrutar de tu compañía y conocerte un poco más. Me caiste fenomenalmente bien!!! Cuando vuelva por Madrid te daré un toque.
    Ahora a hacer polvo los codos sobre la mesa y a ver si hay suerte con esas oposiciones.

    Me ha encantado la receta que nos traes de tu niñez, se ve deliciosa y las fotos ideales. Me ha gustao verte de pequeña.

    Besitos amiga,

    ResponderEliminar
  71. Yolanda, qué pinta más buena tiene este bizcocho / tarta, además de lo más saludable.
    Bss
    La cocina de Mar
    http://la-cocina-de-mar.blogspot.com

    ResponderEliminar
  72. hola yolanda, ha sido estupendo ponerte cara y charlar contigo, la verdad es que me vengo con unos buenos recuerdos, gratos y felices.
    Te imaginaba distinta y no me preguntes porqué, pero al natural eres estupenda.
    Espero poder volver a verte y al menos que tomemos un refresco o lo que sea.
    Me quedo con tu pastel que me parece delicioso y me imagino que el puré, le dará ese toque de humedad que llevan de por si ese tipo de "bizcochos"
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  73. Divina wapa ademas de deliciosa doy fe ,en casa se hace de vez encuando.
    Me encantan las fotos de la niñez y mira que tirar 100 pesetas por el balcon amooooooos como para haberte matao jis..jis.
    Bicos mil.

    ResponderEliminar
  74. Menuda pastel, se ve una delicia, me gustan estos pasteles, es una forma de que los más pequeños coman un dulce sano. Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  75. Pero Yolanda que no había venido a ver este pastel! No me lo creo ni yo. Desde que llegué de viaje ando atolondrada y bueno, ya estoy por aquí a ver si me pongo al día!
    Tú tienes la misma carita que de peque...guapísima! Me hubiese encantado conocerte en Madrid con Juana y Tito y todos los demás, pero para otra será!
    Del pastel, si queda algo, me llevo un poquito...que es que zanahoria y coco juntos...estoy que se me sale la babita!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  76. ¡Ayyy! No puedo con la vida ;))

    Os agradezco de corazón todos los comentarios que me habéis dejado en estos días. Los leo todos, pero últimamente ando demasiado liada para responderos de forma personal.

    Un beso a tod@s y feliz fin de semana!!

    ResponderEliminar
  77. me ha encantado! qué original

    no conocía esta receta, y lo mejor es que no necesita horno!


    GRAAACIAS

    ResponderEliminar
  78. ¡Pero qué original y qué súper rica tiene que estar esta tarta!

    ResponderEliminar
  79. Efectivamente Yolanda, además recuerdo hasta su textura. Ay qué recuerdos y qué entrada tan bonita también. De pequeña eras una muñeca (con ésto no quiero decir que ahora no lo seas...glup) y encima tienes cara de buena, como no podía ser de otra manera. Respecto al comentar, pues es que me levanto temprano y me gusta echar una ojeada por vuestros blogs con el café en la mano. Se ha convertido en una costumbre que cuando no puedo echo de menos. Me quedo también con ésta receta sin tu permiso. Un beso.

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.