MAGDALENAS ESPONJOSAS DE CHOCOLATE

27 marzo 2011 70 comentarios

Magdalenas esponjosas de chcolate_1


É

rase una vez una joven de nombre Madeleine Paulmier, sirvienta de la corte del rey Estanislao I Leszczynski, suegro del rey Luis XV de Francia, que nunca pudo imaginar que su apodo daría nombre a uno de los dulces más extendidos por el mundo: la magdalena de Commercy.

La historia cuenta que allá por el año 1755, en plena celebración de un banquete en la corte que el rey Estanislao, estalló un conflicto en la cocina que preveía que los comensales invitados se iban a quedar sin el dulce que habría de ser el protagonista del postre. Aquí es donde entra en escena la joven Madeleine, que con el fin de salvar la angustiosa situación, se ofreció a elaborar un postre que hacía su abuela. El dulce era un pastelito abizcochado con forma de concha por un lado, y abombado en el reverso. Estos bizcochitos adquirieron tal éxito entre los comensales, que el rey mandó llamar a Madeleine para en público ponerles su nombre. Y tan populares se hicieron que se propagaron por el mundo entero.


Magdalenas esponjosas de chocolate_0


Y así es como surgieron las populares magdalenas de Commercy, siendo Commercy la localidad de la que la joven Madeleine era oriunda. Y de hecho, hoy en día, la magdalena de Commercy se ha convertido en un atractivo turístico para los visitantes a la región francesa de Lorena. La principal característica de estas magdalenas es la esponjosidad de su masa, y que se adquiere batiendo las yemas con el azúcar por un lado, hasta blanquear, y las claras por otro. Los ingredientes básicos son huevos, harina, azúcar y mantequilla y ralladura de limón. Aquí podéis ver cómo se elaboran las famosas madeleines de Commercy.

Se cree que las magdalenas llegaron a España por el camino de Santiago, y en nuestro país adoptaron diferentes formas y ligeramente diferentes texturas, y así nos encontramos con las clásicas magdalenas redondas y abombadas, las de forma alargada, llamadas valencianas, o las cuadradas típicas de Cantabria: los sobaos pasiegos. Sea el tipo de magdalena que sea, estoy segura de que no hay casa en la que no falten.

Magdalenas esponjosas de chocolate_2


Quienes me seguís, sabéis que me gusta ahondar en la historia gastronómica de las recetas que os propongo, y en este caso, todo se debía a la propuesta que Su nos hizo hace unas semanas de ayudarnos a conseguir una magdalena perfecta. Yo me uní a su propuesta, la de la rebelión de las masas, y el resultado es el que veis hoy aquí. Os puedo asegurar que las magdalenas salieron riquísimas, super esponjosas, jugosas, blanditas y deliciosas. Os animo a todos a hacerlas. No os defraudarán.


Y sobra decir que su blog, Webos Fritos, es uno de los mejores blogs gastronómicos de las blogosfera, y de hecho, ha conseguido ya un premio, y va camino de conseguir el segundo. Seguro que tod@s sabéis de qué y de quién hablo, y que sobra decir Su se ha propuesto ponernos en la mesa lo mejor de la gastronomía tradicional española, tratada con máxima sencillez y el más exquisito de los detalles.

Magdalenas esponjosas de chcolate_3



¿Vamos a la receta? Comenzamos a remangarnos ...

Ingredientes (Para 8 ó 9 magdalenas)
  • 25 gramos de leche, o de zumo de naranja, si os gusta la combinación chocolate + naranja
  • la ralladura de media naranja (opcional)
  • 2 huevos - 100 gramos
  • 125 gramos de azúcar
  • 100 gramos de aceite de oliva suave o de girasol
  • 110 gramos de harina normal, de los que quitamos una cucharada y la devolvemos al paquete :)
  • un pellizco de sal
  • 1/2 sobre de levadura química
  • 3 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar (Valor)
  • unas chispitas de chocolate para decorar
Elaboración

Tradicional
  1. Precalentamos el horno a 250º.
  2. En un recipiente hondo batimos durante unos 6 minutos los huevos junto con el azúcar con unas varillas eléctricas o manuales hasta que la mezcla haya blanqueado.
  3. Añadimos el aceite y la leche, o el zumo, y mezclamos.
  4. Tamizamos la harina, la pizca de sal, la levadura y el chocolate en polvo y lo añadimos a los huevos, incorporando todos los ingredientes pero sin batir en exceso. Aquí añadiríamos la ralladura de naranja.
  5. Preparamos una bandeja de metal de magdalenas, o unos moldes metálicos, muy recomendables para que la masa no se expanda a lo ancho, dentro colocamos unos papelitos para magdalenas, y los rellenamos de la masa dejando un centímetro libre hasta el borde.
  6. Dejar reposar la masa media hora dentro de la nevera.
  7. Sacamos la bandeja, y distribuimos por encima las chispitas de chocolate para decorar.
  8. Introducimos en el horno, bajamos la temperatura a 220º y horneamos entre 12 y 14 minutos, con calor superior e inferior y la bandeja a media altura.
  9. Transcurridos un par de minutos sacamos las magdalenas de la bandeja metálica y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Con Thermomix
  1. Precalentamos el horno a 250º.
  2. Ponemos los huevos y el azúcar en el vaso y los batimos durante 3 minutos, 37º, velocidad 5. Volvemos a programar otros 3 minutos más, velocidad 5, sin temperatura.
  3. Añadimos el aceite y la leche, o el zumo, por el bocal, y mezclamos 15 segundos, velocidad 5.
  4. Añadimos la harina, la levadura, la pizca de sal y el chocolate en polvo, y mezclamos 8 segundos, velocidad 6. En este punto añadiríamos la ralladura.
  5. Preparamos una bandeja de metal de magdalenas, o unos moldes metálicos, muy recomendables para que la masa no se expanda a lo ancho, dentro colocamos unos papelitos de magdalenas, y los rellenamos de la masa dejando un centímetro libre hasta el borde.
  6. Guardamos las magdalenas en la nevera durante media hora.
  7. Sacamos la bandeja, y distribuimos las chispitas de chocolate para decorar.
  8. Introducimos en el horno, bajamos la temperatura a 220º y horneamos entre 12 y 14 minutos, con calor superior e inferior y la bandeja a media altura.
  9. Transcurridos un par de minutos sacamos las magdalenas de la bandeja metálica y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Notas:

* Si podéis, visitad la web Webos Fritos para leer al detalle todos los consejos que Su da sobre la elaboración de las magdalenas.

* * Mis magdalenas son de chocolate; si queréis hacerlas sin sabor, poned la cantidad de harina que os indico, sin quitarle la cucharada entera, y añadid la ralladura de media naranja.

* * * No voy a decir que son ideales para mojar en leche o en el café del desayuno, porque son tan suaves y esponjosas, que no os deleitaríais con ellas lo suficiente. Hay que degustarlas al natural, tal cual. ¡Ya veréis!

* * * * Es importante vigilar el horno, porque cada cual es un mundo; en el caso de que eligieráis la opción ventilador, se harán en menos tiempo.


70 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Es curioso que muchos de los platos mundialmente conocidos (tarta tatín, carpaccio, éstas madalenas...) hayan nacido de un error, de una "casualidad"...Seguro que hay muchos platos que tienen historias parecidas, todas ellas curiosas.
    Tus madalenas se ven perfectas, quien pillara una ahora mismo.
    Tus fotos de hoy me encantan.
    Besos y feliz domingo

    ResponderEliminar
  2. Te han quedado bien bonitas y la verdad es que las de chocolate son deliciosas. Me encantan cuando quedan tan altas. En cambio a veces los papeles son demasiado blandos y tienden a abrirse y por contra no suben tanto.

    Besazos,

    ResponderEliminar
  3. Que preciosas fotos! Bueno es que el modelo es un bellezón y muy fotogénico... que bien te han quedado... yo tambien vi lo de Su y la próxima vez que las haga lo podré en práctica a ver si me salen igual de bien que a tí.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta el prologo que has hecho sobre el origen de las magdalenas que no lo conocía, me encantan las fotos, son preciosas pero estas magdalenas tienen una pinta increíble y seguro que ricas, ricas.

    ResponderEliminar
  5. Una pinta sensacional, vaya que están para no dejar ni las migas.Besos.

    ResponderEliminar
  6. Que pintaza tienen tús magdalenas, de buena gana le daba yo ahora un bocado.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Yolanda... aunque yo no soy muy chocolatera he de reconocer que estas magdalenas tienen una pinta impresionante y me comería una ahora mismo de buen gusto!! jejeje

    Un beso y que acabes de pasa un feliz finde!

    ResponderEliminar
  8. Te han quedado con un aspecto riquísimo y te han subido mucho, me encantan las magdalenas.

    Bssss.

    ResponderEliminar
  9. Tengo pendiente hacer las madalenas de Su, el vídeo como siempre perfecto, así no se nos pueden resistir las madalenas. Con chocolate, pocas personas se pueden resistir, te han salido con una miga genial

    ResponderEliminar
  10. Qué buena pinta tienen para ir desayunando hoy con ellas..pero ya sabes que yo sin chocolate.
    Feliz domingo , un beso.

    ResponderEliminar
  11. Hola preciosa, me encanta leerte.
    Menudas magdalenas has hecho no? Me llevo ahora mismo la receta y si tengo todos los inrgedientes (que no lo se) se las hago a mis peques hoy mismo. Además bonitas fotos te han quedado eh?
    Muchísimas gracias
    Feliz domingo
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Las magdalenas no pueden tener una pinta mejor!!!! la esponjosidad salta a la vista, y las fotos te quedaron pa reventar de chulas!
    La historia que nos cuentas genial, me encanta saber un pokito mas de los platos, y con respecto a Su, totalmente de acuerdo en todo lo que dices.
    Un besazo reina!

    ResponderEliminar
  13. una pinta estupenda. gracias por compartir las recetas.
    besos!

    ResponderEliminar
  14. Te han quedado preciosísimas (de las fotos qué te voy a decir que no te haya dicho ya, jajaja). Me gustan mucho así, de chocolate, y con esa decoración.
    Para mí, uno de los "trucos" para que me salgan ricas las magdalenas es precisamente el batido: o las claras por un lado y las yemas hasta que estén espumosas por otro, o bien batir los huevos juntos hasta que aumente de volumen y cambie el color. Pero sí que es importante el horno... dímelo a mí, que padecí durante 1 año el peor horno del mundo, jajja.
    Webos Fritos es un referente en la blogosfera.
    Un besote, y feliz domingo, guapa.

    ResponderEliminar
  15. Vaya que historia más curiosa... me quedo con una de tus madalenas, siempre me había preguntado por qué las alargaditas en forma de concha se llamaban "madeleines"

    ResponderEliminar
  16. Una entrada deliciosa, como nos tienes acostumbrados.
    El aspecto de las magdalenas es regio! son realmente bonitas, las fotos estupendas, muy equilibradas, con esos colores tan dulces.
    Vamos, que como verás me ha encantado! ;-)
    Lo de la mantequilla del hojaldre que me preguntabas el otro día... en ocasiones me lío para explicar cosas que son bien sencillas: lo ideal es que la mantequilla esté congelada 24 horas, y directamente del congelador a la THX.
    Besinos

    ResponderEliminar
  17. ohhhhhhhh!!! Yolanda! qué preciosidad! sí que se ven muy esponjosas y suaves, me gusta muchísimo tu versión (es que soy chocoadicta, sí, lo reconozco jajajaj)

    Me encanta leer acerca de historias gastronómicas, bueno, ya lo sabes. He recordado que este rey polaco fue quien también le enseño la soup à l'oignon a su yerno, Luis XV, casado con su hija Marie. Qué suerte tuvo Madeleine y qué suerte hemos tenido nosotros que el hombre fuera un gourmet! Está claro que en todas las épocas se necesitan padrinos y este era de lujo. No vendría mal que el nuestro visitara nuestros blogs y nos pusiera en favoritos jajajajj :-))))

    Un beso, guapísima ;-)

    ResponderEliminar
  18. Muy buena entrada,como todas las tuyas,no conocía la historia de Madelaine.
    Las magdalenas se me resisten,voy a probar tu receta esta triste tarde de domingo,porque se ven divinas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. gracias por ilustrarnos sobre el origen de la magdalena, qué interesante! y qué apetitosa tu propuesta :)

    ResponderEliminar
  20. Que buenas se ven!!!y sobre todo esponjosas, yo las hice naturales y tuvieron mucho éxito.Un beso

    ResponderEliminar
  21. Yolanda, tienen una pinta buenísima, y ya sabes lo chocolatera que soy yo, así que creo que no hace falta añadir mucho más.
    No sabía cuálera el origen de las magdalenas, nunca te acostarás sin saber algo más, ahora que nunca habría asociado magdalenas con sobaos pasiegos, ¡los veo tan diferentes en todo! Será impresión mía.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  22. Pilar, pues sí que es verdad, que cuántas recetas serán fruto de una equivocación o de una improvisación. Normalmente la suerte no nos acompaña para que las cosas salgan tan exitosamente. Me alegro de que te gusten las magdalenas. Un beso.

    Suny, a mí también me encanta ese aspecto tan turgente de las magdalenas. Precisamente por éso sugiero usar una bandeja de metal para magdalenas, o moldecitos de aluminio, porque aguantan el peso de la masa, y no se abren a lo ancho, que es por lo que no suben tanto. Un beso.

    Salomé, salen realmente ricas, lo que se ve no engaña, así que anímate con ellas. Un beso.

    Toñi, vaya, me alegra saber que tu visita ha sido tan productiva e interesante. Un beso.

    Carmela, puedes estar segura de que ni una miguita quedó de las magdalenas, así que no pienses que las de las fotos se salvaron :D Un beso.

    Jose Manuel, no, ahora no te atrevas a darle un mordisco a las magdalenas. Espera a hacerlas y les das lo que quieras ;D Un beso.

    Anniki, ya nos vamos conociendo y sabía yo que si venías a verme, me dirías que tú y el chocolate poco tenéis que hacer juntos. No problem! Sin sabor para ti y ya está. Je je je. Un beso.

    Maria Pilar, seguro que si haces estas magdalenas no te defraudarán. Un beso.

    Charo, tú también eres de las mías, y de los míos, porque si adapté esta receta para hacer las magdalenas de chocolate es porque de otra forma ni mi marido ni mi hija se las comerían muy complacido. Y de esta manera volaron en décimas de segundo. Un beso.

    Ángeles, si te animas, ya habrás leído que explico cómo hacerlas sin chocolate. Un beso.

    Lily, ojalá tengas todos los ingredientes para que tus peques, y vosotros dos disfrutéis mañana de un buen desayuno. Un beso.

    Marymary, me alegro de que mi historia no haya caído en saco roto y te haya parecido interesante, tanto como disfrutar de la receta. Un beso.

    Muchas gracias por vuestras palabras, vuestro tiempo, siempre tan preciado. Un beso y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  23. Laurilla, muchas gracias también a ti por venir. Un beso.

    Morguix, todo lo que dices, acertadísimo. El batido de los huevos, esencial, y con la Thermomix, no te digo cómo queda, ¿verdad? Meter temperatura hace que quede genial. Y sobre el horno, lo mismo. El primer horno que yo tenía era horrible. Me ponía a llorar cada vez que Arguiñano decía:"Lo metemos a gratinar 10 minutos", y en el mío era ¡media hora! La tecnología avanza que asusta, y menos mal para algunas cosas. Un beso para ti también.

    EnLaLuna, ya ves que en este mundo de internet se encuentra respuesta a todo, todo. Un beso.

    Isabel, me alegro mucho de haber provocado tanto entusiasmo por lo que has leído. Sobre lo de la mantequilla, aclarado :)) Un beso.

    Montse, ays, vaya dos chocoadictas. Bueno, que en casa no soy la única, ni en la familia tampoco, je je. Qué bien que me hayas comentado que la sopa de cebolla también fue inventada por la misma época que las "madeleines", porque quiero hacerla un día. La probé en París, y me encantó. Un beso.

    miren, no desistas en conseguir una magdalena perfecta. Ante la duda, pregunta. Un beso.

    SandeeA, ¿no te animas a llevarte unas cuantas para el desayuno de tus peques? Un beso.

    Silvia, siguiendo buenos consejos y buenas técnicas, tienen que salir unas buenas magdalenas. Un beso.

    Gracias, gracias por vuestros cariñosos comentarios. Un beso y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  24. Maryha, me he atrevido a emparentar los sobaos pasiegos con las magdalenas porque al fin y al cabo son pequeños bizcochos, aunque sabemos de sobra que hay diferencias, básicamente en que se emplea mantequilla para elaborar sobaos, y en cantidad importante. Otra chocoadicta más, ¿no? Je je.

    Muchas gracias por venir. Un beso y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  25. Menuda pinta tienen estas madalenas! Yo por cuestión de tiempo no pude participar en el "reto" de Su, pero la receta me queda pendiente. Sobretodo después de ver estas tuyas!

    ResponderEliminar
  26. Pues mira nena, estoy completamente de acuerdo contigo, uno de los mejores blogs de la red, si señora.
    La historia de los reyes hoy no me la he leido, tengo la cabeza algo espesa...jajajajaja no, no, de verdad, llevo dos paracetamoles y no se me quita el dolor, coñe.

    Pues ná, que esta noche entro y me la leo, que si nena, que si...

    ResponderEliminar
  27. Te han quedado espectaculares!!! y los envoltorios luneros me encantan ;)

    Por cierto, retiramos una cucharadita de harina y no la ponemos luego en ningún lado???

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  28. Tengo ya tantos dulces favoritos que no tengo tiempo de comerlos todos jaja
    Las magdalenas se unen a la lista como no y estas se ven muy muy esponjosos, qué ricas!

    ResponderEliminar
  29. Vaya pinta!!!!!
    Quedan super altas y muy esponjosas!!!!
    Una duda, esa cucharada de harina que retiramos de la receta, se usa en otro lado??? Esque no he sido capaz de encontrarla.
    Besicos

    ResponderEliminar
  30. Te han quedado preciosas!! y la historia muy buena también!! me llevo una o dos que estoy con el goloso "subido"! jajaja

    besos guapa

    ResponderEliminar
  31. Es que el blog de Su es imprescindible!
    Y tus magdalenas de chocolate son preciosas, voy a probarlas muy pronto, tengo ganas de hacer magdalenas.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  32. No solo son bonitas sino que son elegantes. Cómo me gusta leerte. Ver que indagas y te empapas de la historia remota de cada receta, me parece apasionante.
    Otra delicia tuya que tengo que repetir :D

    Besos.

    ResponderEliminar
  33. Yolanda te han quedado estupendas esas magdalenas de chocolate que ricas. y las fotos chulisimas. Bss.

    ResponderEliminar
  34. Qué ricas, con las magdalenas nos tienes a tus pies, nos encantan y te has salido perfectas.

    Su es una crack!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. Irene, pues anímate ahora a hacerlas, que nunca es tarde si la dicha es buena. Y bienvenida a mi blog. Un beso.

    Sara, hay días que mejor no levantarse, y con el tiempo tal cual está, nos tiene atolondrados. Esta noche paso lista, y el que no haya leído la entrada, tendrá su tarea de semana, ;) Un beso.

    Paula, como ya te he comentado, ya he aclarado la cuestión de la cucharada de harina, y vuelve al paquete. Un beso.

    Pamela, ¿pero la lista de pendientes llegará a finiquitarse alguna vez? Nunca. Si siempre estamos maquinando algo. Un beso.

    Mª José, tal y como también le he dicho a Paula, la cucharada de harina va de vuelta al paquete, así que tranquila, que ya está donde tiene que estar, je je. Un beso.

    asj, ¿tú crees que el subidón de dulce que necesitas, un par te van a ser suficientes? Apunta la receta y manos a la masa, venga. Je je. Un beso.

    Lolah, venga, a ver si es verdad que consigo comprometerte al reto. Un beso.

    Muchas gracias por vuestras palabras. Ya sabéis lo gratificante que es recibir vuestra visita y vuestra marca de haber pasado por aquí. Besos.

    ResponderEliminar
  36. Desde luego las fotografías hablan por sí solas, tienen una pinta deliciosa, se ven cómo tú dices, esponjosas y ricas, ricas. Hay que darle las gracias a la tal Madeleine por descubrirnos este invento.

    Besos

    ResponderEliminar
  37. Ha sido una historia muy interesante, ya sabemos un poquito más sobre este delicioso bocado. Es muy curioso como los franceses de errores en la cocina terminan sacando postres maravillosos.

    Te doy toda la razón, esas magdalenas están bien ricas solas, su aspecto lo dicen todo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  38. Felicidades tienen una pinta tremenda¡¡ Las mias con zumo de naranja. Una receta y fotos espectaculares Un fuerte abrazo, Teresa

    ResponderEliminar
  39. Me han encantado estas magdalenas y la presentacion que les has hecho.
    Desde luego el aspecto es espectacular.bss esther

    ResponderEliminar
  40. Te han quedado preciosas, espectaculares, con ese copete

    ResponderEliminar
  41. Pero buena mujer...como me haces esto a las 8 de la mañana...
    maravilloso post ymaravillosas fotos, paso tu enlace a quien me pregunte sobre magdalenas de choco

    Un besoooo

    ResponderEliminar
  42. Se ven muy esponjosas y te han quedado preciosas. Me la apunto, me encanta probar recetas de magdalenas.

    Un besito

    ResponderEliminar
  43. Te han quedado estupendas,tan apetecibles que ahora mismo me comía una.
    Yo también tengo en una receta de magdalenas que publique hace ya mucho, unos cuantos trucos para que salgan perfectas,y, la verdad es que funcionan.
    Bsitos

    ResponderEliminar
  44. Me gusta entrar en tu cocin y ver tus elaboraciones, tus fotos y leerte es todo un placer.
    Besos

    ResponderEliminar
  45. Silvia, me alegra un montón saber que el esfuerzo por indagar y plasmarlo en una entrada es tan bien agradadecido. Un beso.

    Luisa, muchas gracias a ti también por tus halagos. Besos.

    Carlos, qué bien saber que te han gustado. ¿Para cuando has dicho que las haces con la KA? Je je. Besos.

    Manderley, desde luego que sí, que cuando veamos a esa Madeleine hay que darle una palmadita en la espalda por lo bien que lo supo hacer ;D Besos.

    Lorelai, acaba de surgirme la curiosidad de saber qué platos de la gastronomía española también han surgido fruto de un error o de una improvisación. Habrá que indagar. Besos.

    Tere, bienvenida a mi blog. ¿Quieres decir que tú también las has hecho, y con zumo de naranja? La próxima vez pruebo de esta forma, porque nos encanta la combinación. Un beso.

    Esther, encantada de que te haya gustado la receta. Espero verte de nuevo. Un beso.

    Carmen, un gran reto conseguir magdalenas con copete. Es que si no, parece que una se está comiendo una galleta esponjada, ¿verdad? Un beso.

    Su, ¡qué bien verte! Encantada de que me hayas enlazado como referencia en tu entrada. Y no te quejes por ver estas delicias a las 8 de la mañana, que mejor que un desayuno casero no hay nada, y de éso sabes tú mucho, ¿a que sí? Je je. Besos.

    Alice, sí señor, en la variedad está el gusto, y en ti veo que no falta, je je. Espero verte de nuevo por aquí. Un beso.

    Sacri, entonces tú eres de las peleonas, eh, de las que insisten e insisten por lograr la magdalena perfecta. En cuanto pueda, voy a buscar las tuyas. Besos.

    Curra, ays, que me pongo nostálgica. Muchas gracias por tus palabras. Todo un placer leer cosas tan bonitas :D Besos

    Muchas gracias a tod@s por venir a desayunar una rica y jugosa ración de magdalenas de chocolate. Un beso.

    ResponderEliminar
  46. Nena, hay que ver la que organizó Madeleine ehhh!!
    Son una verdadera maravilla tus magdalenas, te felicito porque realmente se ven tan esponjosas como para hacerle honor a su nombre. Y encima de chocolate, se puede pedir más??
    Feliz semana, guapa, y besitos.

    ResponderEliminar
  47. Te han quedado maravillosas Yolanda, a mí me gustan las magdalenas muchísimo, han sido mi desayuno durante años, y aunque ahora sea una infiel, jejeje, me siguen gustando muchísimo....tu propuesta fantástica, a mis niños les gustan más de chocolate, aunque yo sigo siendo más tradicional y las prefiero de limón....pero las de chocolate también eh....

    Un besito!!!

    ResponderEliminar
  48. ¡Que bonita la historia! no la conocía.
    Te han quedado muy apetecibles, y se ven esponjosas esponjosas!! ay que ricas!!! ojala pudiera coger una o dos pa la merienda!!
    un besote

    ResponderEliminar
  49. Pues vaya delicia también las tuyas, Yolanda! Me llevo una. Feliz semana, guapa.

    ResponderEliminar
  50. Guauuu... cómo me hubiese gustado oler eso aroma a chocolate que desprendieron cuando se horneaban.
    Excelentes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  51. Qué deliciosas te han quedado, Yolanda y qué bonitas, me encantan.

    Me llevo unaaaaaaaaaa.

    besotess

    ResponderEliminar
  52. Yolanda me encanta leerte nos pones en antecedentes y nos das una información muy precisa, ya me gustaría saber expresarme así.
    De las madalenas te digo que te han quedado espectaculares y buenas ni lo dudo.
    Besos

    ResponderEliminar
  53. Bueno, bueno,bueno......
    Te han quedado tan Divinas,que yo creo que no las voy a hacer....
    ¡¡¡Por que me voy en un plis a tu casa y las pruebo !!!
    Me muero de la emoción,con lo que me gusta el chocolate.
    Prepara el café con leche, que ya voyyyyyyyyy.

    Besitos
    Chelo.

    ResponderEliminar
  54. Su tiene uno de los blogs para mi imprescindibles, pero tu vas detrás con un ritmo frenético, me encantaron las magdalenas y esas fotos son fantásticas, felicidades.
    Besitos

    ResponderEliminar
  55. La receta es de por sí buena, pero son de agradecer mucho los consejos...
    Tienen una pinta espectacular!
    Besotes

    ResponderEliminar
  56. Ummmmmmmmmmm Yolanda que ricas, estas van a subir en la lista, pues las voy ha hacer mañana mismo jajaja, que me pide dulce el cuerpo que no veas, y con la pinta que tienen me es imposible decir no.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  57. estupenda la receta, bueno, deliciosa,estupenda, preciosa, rica..y más.
    pero si aparte de todo eso nos explicas su origen ya... solo lo mejorarías enviándome unas cuantas.
    :D muack

    ResponderEliminar
  58. Que super interesante la historia que nos has dado a conocer...a mi tambien me gusta eso de conocer el origen y la etimología de los platos!...la receta muy buena, a la vista de las fotos queda, desde luego el blog que mencionas es de los mejores pero tu has sabido seguir a la perfección sus consejos...un besito

    ResponderEliminar
  59. Mónica, vaya que si la lió la tal Madeleine, y movió el mundo entero con sus magdalenas, ja ja. Encantada de que te gusten las mías. Un beso.

    Ana, para gustos, los colores, o en este caso los sabores. Para los peques y para los míos de chocolate, y para ti de limón. Si todos los problemas fueran como éste ... qué fácil sería la vida, je je. Un beso.

    Pungui, ¿y quién ha dicho que no puedes llevarte un par de estas magdalenas? Si además no engordan ... lo mejor. Un beso.

    Angie, esta semana hemos estado surtidas de buenas magdalenas, eh, Angie, je je. Un beso.

    Irmina, ufff, terrible, Irmina, ya sabes lo que es cocinar en el horno y disfrutar de los olores, que por sí solos alimentan. Un beso.

    Isabel, llévate un, un par o una docena, y disfrútalas. Un beso.

    Maria Dolores, es todo un gustazo leer tus halagos hacia mi persona y hacia esta receta. Un beso.

    Consuelo, tú sí que sabes. Cuando tú quieras, invitada estás a unas magdalenas y a un café, y merienda resuelta, je je. Un beso.

    Carmen, muchas gracias por tu reconocimiento. Un beso.

    Calohe, pues sí que es verdad que no hay que menospreciar los consejos, que siempre se hacen con buena voluntad. Un beso.

    Rosa, es verdad que nos dejamos llevar por la tentación y hay veces que vemos una receta y nos pondríamos a hacerla en el momento. Es inevitable rendirse, je je. Un beso.

    Ana, ja ja, tú sí que sabes. Lo mejor es que te regalen delicias, muy bueno. Un beso.

    Maria José, me alegra que te haya gustado la historia que nos cuenta el origen de las magdalenas, y por supuesto, que la receta y las fotos, también. Un beso.

    Muchas gracias por vuestros comentarios. Besos para tod@s!!

    ResponderEliminar
  60. Yolanda, guapísima... eres una experta en magdalenas, tanto en su historia como en su realización.
    Yo, hace tiempo que no compro magdalenas en el super, bueo, ni en la panadería ni en ningun sitio.
    las hago caseras, con los ingredientes que encuentro por casa, si tengo un bote de nata abierto, pues eso, lo uso. Que me ha sobrado algo de chocolate de cobertura, pues le añado leche y las hago de choco.
    La verdad es que me quedan muy buenas, ya ví las de Su... toda esa técnica viene fenomenal para la gente que quiera iniciarse.
    Las tuyas, de choco... ¡¡inmejorables!!
    besos

    ResponderEliminar
  61. Hola preciosa, pero que buena energía se respira por aquí...andaba yo en busca de la magdalena perfecta... hija! y voy a probar con las tuyas que desde luego te han salido estupendas y la historia!!! preciosa y las fotos!!! bellisimas.
    Un abrazo y besikos.

    Nota. las laminas de pasta de rollo primavera son de trigo y yo las compro en los super orientales en paquetes de 20 y estan congeladas.

    ResponderEliminar
  62. qué arte... qué bien lo explicas todo, qué delicadeza de fotos y que esponjosidad de magdalenas... y además de chocolate!!!!
    ya sabes que me encantas... penita que no pueda pasarme más a menudo!!!!
    mil besos..

    ResponderEliminar
  63. Yolanda, qué buena pinta esas magdalenas de chocolate!!
    Cuántas recetas mundialmente conocidas nacieron de un error!
    Besos!

    ResponderEliminar
  64. Unas magdalenas exquisitas.
    Y unas fotos preciosas.
    Besos guapisima

    ResponderEliminar
  65. En forma de concha o con copete, no importa, tienen que estar buenisimas (me compartes una?)...
    Besinos

    ResponderEliminar
  66. que ricas se ven !!! y sobre todo que esponjosas !!!
    Cris

    ResponderEliminar
  67. Que magdalenas por Dios!!!!!!!!!!!!!!!!!!! yo quiero una docena!!!!!!!!!!!
    (te tenía perdida, y gracias a un comentario que has hecho en el blog de soloyo, ya te he vuelto a encontrarrrrrrrr, ahora te añado a los favoritos del blog que esos no se me borran, no como los favoritos del Mozilla... )

    ResponderEliminar
  68. SOy una forofa de las magdalenas y los bizcochos, y todos los que veo tengo que hacerlos, así que estas magdalenas las pienso hacer hoy mismo, las haré sin el chocolate primero y las siguientes con el.
    Ala me voy a por la libreta para copiar el bacalao y las magdalenas.
    Un besazo wapisima

    ResponderEliminar
  69. por favor que peaso magdalenas o madalenas que máS da si tienen esta pintaza,gracias por tus cosas tan bien hechas.

    ResponderEliminar
  70. Buenos días preciosa. El otro día hice estas deliciosas magdalenas y volaron !!!!! Hoy te he dedicado la entrada ;-) Feliz semana guapa
    Besos

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.