ESPUMA DE FRESÓN (con/sin TMX)

01 abril 2009 11 comentarios

¡Es tiempo de fresas ...! ¿O fresones? Las fruterías ya están llenas de cajas y cajas de fresones que cada vez se van poniendo a un precio más bajo. Sabemos que las primeras de la temporada son las más caras, y no por ello tienen que ser las más ricas, pero estamos tan ansiosos de comer nuevas frutas y olvidarnos de las típicas del invierno, que nos lanzamos de cabeza a las primeras fresas, como ocurre con las primeras cerezas. ¿O no?

Sobre este fruto ... y su conservación:

Pero ... ¿cómo deberíamos llamar a este fruto? ¿Fresa o fresón? Las fresas, realmente son bastante difíciles de encontrar, y crecen de forma silvestre, como las moras, los arándanos, la frambuesa, y cualquier otra baya o fruta del bosque. El fresón es de tamaño mayor, y es el que encontramos en nuestras fruterías. Dicen, que no lo sé personalmente, que el sabor de la fresa es exquisito.

Una fresa ...


Una de fresones ...


El fresón es una de las frutas más delicadas y para elegirlas hemos de fijarnos en que tengan una piel tersa y brillante. El pedúnculo (las hojitas verdes) tiene que estar igualmente terso y no debemos quitarlo hasta que no hayamos lavado los fresones, pues según dicen, pierden sabor y el pedúnculo ayuda a conservarlas más tiempo. Hemos de lavar el fresón minutos antes de consumirlo y manipularlo con cuidado. Podemos secarlo suavemente con papel absorbente.

Para conservarlos, debemos guardarlos en el refrigerador, y procurar que no estén unos encima de otros, si no que quede un mínimo espacio entre ellos. En cuanto uno se ponga malo, es fácil que el moho que se crea se extienda rápidamente a aquéllos que tiene más cerca. Por ello es mejor ponerlos en un recipiente y taparlos con film transparente que podemos perforar con la punta de un cuchillo para que se ventilen.

Sus propiedades:

El fresón está indicado de las dietas para perder peso por su alto poder diurético y depurativo. Contiene gran cantidad de fibra. Las propias semillas que podemos ver en la piel, hacen de escoba y nos limpian el intestino.

Contiene gran cantidad de vitamina C, importantísima para la prevención de catarros, y que además ayuda a absorber un mineral: el hierro, siempre que se tome en ayunas. Es también una fruta muy aconsejada a las mujeres embarazadas porque contiene ácido fólico, aunque para los bebés es la fruta más tardía en introducir en su dieta, ya que puede producir algún tipo de reacción alérgica.

La receta:

ESPUMA DE FRESÓN

Con esta receta he podido dar salida a unos fresones bastante insípidos y que no había forma de comer solos por lo ácidos que estaban. Con esta receta, nadie pensaría que los fresones estaban realmente tan sosos. La textura de la espuma es tan, tan suave. ¡Queda realmente deliciosa! ¡Probad y decirme!


..:: Ingredientes ::.. (4p)

* 250 gr de fresón y 4 fresas para decorar
* 250 gr de nata
* 250 gr de leche condensada
* el zumo de medio limón
* la ralladura de la piel de un limón
* una galleta

..:: Elaboración ::..

** Con Thermomix **

1. Verter la nata en el vaso y programar a velocidad 3 1/2 hasta que veamos que la nata está montada. Retirar y reservar en un recipiente.

2. Lavar el vaso. Incorporar la piel del limón (sólo la parte amarilla) y pulverizar a durante 30 segundos, velocidad 5-10.

3. Lavar los fresones, secarlos e incorporarlos al vaso. Triturar a velocidad 5 durante unos segundos, hasta que veamos que han quedado totalmente triturados, como zumo. Bajar los restos de las paredes con la espátula y añadir el zumo de medio limón. Mezclar unos segundos, velocidad 2 1/2. Incorporar la leche condensada y mezclar unos segundos, a la misma velocidad.

4. Incorporar las fresas a la nata montada y mezclar con movimientos envolventes.

5. Verter en cuatro copas y decorar cada una con una fresa laminada. Pulverizar una galleta (con los mismos dedos) y espolvorear la espuma con las miguitas.

6. Guardar en el refrigerador unas horitas para consumir fresquita.


** Sin Thermomix **

1. Lavar los fresones y triturarlos en la batidora hasta que quede un zumo. Añadir el zumo de medio limón y la ralladura de la piel de un limón entero. Incorporar la leche condensada y mezclar.

2. Montar la nata con la batidora. Añadir a la nata las fresas con la leche condensada y mezclar con movimientos envolventes.

3. Repartir la espuma en cuatro copas y decorarlas con una fresa laminada. Pulverizar una galleta con los mismos dedos y espolvorear la espuma.

4. Guardar en el refrigerador unas horitas para consumir fresquita.

¡Y ya está!


Te pueden interesar estas recetas:

11 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. ostras Yoli, otra que me apunto.....
    y gracias por poner la receta sin la thermomis, porque yo no la tengo y me haces un favor.

    besos wuapa

    ResponderEliminar
  2. Pues este domingo que viene familia a casa a comer lo hago, seguro que quedo estupendamente,jejeje!
    Gracias!
    Bsitos

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu receta Yolanda, sobre todo por la adaptación sin termomix, la probaré, un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Estupenda receta y presentación inmejorable Yoli.

    Ahora están en su mejor momento. Ayer los comí yo al vino , y aunque no puedo abusar demasiado de ellas porque me hacen daño, me supieron a gloria bendita jaja.......

    Tomo nota de tu receta ñam, ñam........

    Besinos.

    Bego

    ResponderEliminar
  5. Manresa, Sandy, siempre que haga una receta con la Thermomix, procuraré poner la adaptación a hacerla sin ella. Os entiendo perfectamente: antes de tener la maquinita me llevaba cierto desencanto cuando veía una receta atractiva y sin adaptación a poder hacerla sin ella. Así que podéis estar tranquilas en este sentido.

    sacri, puedes estar segura de que la receta gustará, contando con que a tus invitados les gusten las fresas. Si la haces, ya me dirás.

    Bego, como apunto en la introducción a la receta, la fresa también produce reacciones alérgicas, y como veo, tú eres una de las afectadas. ¡Y oye! ¡Ya me podías contar cómo haces las fresas al vino!

    Un saludo cariñoso a todas.

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué buena pinta! A mi con las fresas me pasa una cosa curiosa, me gustan tanto que al final siempre las tomo solas o bañadas con yogur y no me da por buscar más recetas. ¡A ver si me enmiendo!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  7. A mi me gusta comer las fresas frescas, pero si no están muy dulces, como era el caso, a veces es como masticar agua, porque no saben a nada, y otras son tan ácidas. ¡Y había que darles una salida! ¡Y ésta fue! Y queda muy rica.

    Y en cuanto a lo de enmendarte, ya llegará el momento, ¿no? Para cosas como éstas, hacemos la vista gorda, y ya está. Un besito.

    ResponderEliminar
  8. Una receta estupenda.Te la copio que tengo fresones en el frigo y mañana mismo la hago.
    Besitos

    Cavaru

    ResponderEliminar
  9. Cavaru, toda tuya. Ya verás que espuma más rica, y cuanto más fresquita esté, mejor, que además con este calorcito, ya apetece. Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Que rico .. y la presentación es excelente .. un saludiño ..

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.