HUEVO SOBRE PICADILLO Y FLOR DE PATATA

03 marzo 2009 8 comentarios

¿Un título sugerente para este plato? Pues si os lo parece, imagináos el plato, que es de esos a los que es difícil, muy difícil de renunciar: huevo bien fritito, con puntilla, con picadillo de matanza y su pimentón, y con un toque un tanto glamuroso: unas rodajas de patata cortadas finamente, hechas despacito en la sartén, y dispuestas en forma de pétalos de flor. ¿Se os hace la boca agua? ¡Lo siento! ¡Era mi intención! Ja ja ja.


El picadillo de matanza, para quien no lo sepa (que me extraña), se hace con la misma carne que se usa para hacer chorizos, de ahí lo de matanza. Hoy en día es relativamente sencillo encontrarlo en las carnicerías, e incluso en los hipers, envasada en bandejas de polistireno. Pero yo las he conocido desde bien chica, pues es muy típica en la tierra de la que son mis padres: Zamora. Allí se conoce como chichas. Para elaborar unas chichas, aparte de la carne picada de cerdo, se necesita pimentón, a ser posible con un ligero toque picante, ajos y orégano. Pero estas chichas no tienen nada que ver con las que se venden en las carnicerías, y más cuando antaño las hacía mi abuela materna, como los chorizos.

La receta no tiene más que lo que véis:

1. Una base hecha con rodajas de patata cortadas finamente. Eché un chorritín de aceite en una sartén antiadherente, y puse las rodajas alrededor formando una flor. El fuego ha de estar bajo, para que se vayan haciendo despacito y sin quemarse. El momento de darle la vuelta a la flor es lo más complicado. Si os ayudáis con dos espátulas, una por debajo de la flor y la sujetáis con otra por encima, os será más fácil. Ponéis la flor en la base del plato.

2. En otra sartén, se pone el picadillo despacio y cuando ha soltado sus jugos, se sube la temperatura hasta que han desaparecido por completo.

3. Y el huevo frito... ¿quién no sabe hacer un huevo frito? ¡Aunque sea con escudo protector para que no salpique! Je je.

¡Y a comer como está mandaó!


8 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Másmataooooo...que cosa más deliciosa, ese picadillo me encanta, yo lo compro y lo envuelvo con carne de ternera para hacer la pasta...

    Voy a por pan!!! Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  2. Joer Yolanda, estos platos son los que me matan, procuro evitarlos por lo mucho que me gustan y la bomba que son. ¡Y ahora ya me está entrando antojo, chica!!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Yolanda, a mi no se me ha hecho la boca agua, a mi se me ha hecho manantial jajajajajaaja

    en casa todavía hacemos la matanza, conozco bien esa carne

    un besito!

    ResponderEliminar
  4. maremiaaaaaaaaa que ricoooooooo!!!!!
    SACA EL PAAAAAAAAAAAAAAAAN!!!

    Xitos, se feliz ;)

    ResponderEliminar
  5. a mi siiii Yoli!! se me hace la boca agua totalmente jajaj este plato es de pecado total,que bueno por dios!!! besitos

    ResponderEliminar
  6. Sabía yo que esta receta iba a traer cola. ¿Por qué será que todo lo que no nos conviene produce tanta provocación? Es que estamos vendidos a la gula, al pecado y a tó lo malo malísimo.

    De vez en cuando hay que concederse caprichos gulosos tan malignos como éste, sopesando la cena, o la comida del día siguiente, ya sabéis, así no hay tantos remordimientos de conciencia.

    Entonces, ¿os habéis acabado la barra de pan ya, no? Je je je.

    Un saludo malévolo a todas.

    ResponderEliminar
  7. Eres mala, muy malaaaaaaaa jeje.........pero a mi no me importa pecar, asi que marchando un platito de huevo frito sobre picadillo y flor de patata........mmmmmmmmmmmmm qué delicia.

    Besines.

    ResponderEliminar
  8. ¡a-ha! Soy mala, ya lo sé, pero que muy mala, pero os gusta, eeeh. No lo negéis. Je je je. Un saludo.

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.