SALSA DE QUESO

14 febrero 2009 0 comentarios



La salsa de queso es un acompañamiento muy socorrido, sea para unas verduras salteadas, para pasta, para acompañar carne, un pescado a la plancha o hervido.

Lo bueno que tiene la salsa de queso, es que nos permite jugar con todo tipo de quesos, y adaptarla a nuestro gusto, sea queso suave ya rallado para fundir, queso en lonchas, semicurado, azul, roquefort, gorgonzola, camembert, gruyere, etc, etc.

Sin embargo tenemos que controlar la cantidad y la frecuencia de consumo de este tipo de salsas ya que contienen un importante valor calórico.

Necesitamos (4p):

* 200 ml de nata líquida (un brik pequeño)
* 100 gr de queso al gusto
* una pizca de sal (opcional)

En caso de no disponer de nata en casa, podemos sustituirla por la misma cantidad de leche y una cucharada de mantequilla.

El procedimiento es bien sencillo:

1. En un cazo ponemos la nata a cocer, junto con el queso. En el momento que rompa a hervir, bajamos el fuego, removemos con frecuencia porque es fácil que el queso se pegue en el fondo. Dependiendo del tipo de queso, podemos añadir una pizca de sal.

En el caso de que usáramos la alternativa de leche y mantequilla, el proceso sería el mismo que en el paso anterior.



0 comentarios han dado alegría a esta entrada

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.