GRATÉN DE BERENJENAS CON SALSA DE TOMATE

16 febrero 2009 2 comentarios

Receta de una de las hortalizas que más gusta en casa: la berenjena, que en mi opinión es una de las más versátiles, porque puedes prepararla a la plancha, frita, asada, estofada ... Frita, bien rebozada o bien enharinada, absorbe mucho aceite, por lo que se convierte en una hortaliza con un alto valor energético.

Su piel contiene una sustancia tóxica llamada solanina, por lo que no es nada recomendable comerla en crudo, pero sin embargo, esa sustancia desaparece con la acción del calor al cocinarla. Esa misma piel contiene gran cantidad de antioxidantes.

Para elegir una buena berenjena debemos fijarnos en la piel, que ha de ser brillante, tensa y firme. Y para saber si la berenjena está madura, basta con presionar con la yema de los dedos sobre la piel, y si ésta se hunde, ya está pasada.

Cuando abrimos una berenjena, nos huele a verde, y su sabor es más bien amargo. Hay muchos métodos para hacer que la berenjena suelte ese jugo amargo: cortándola en rodajas o tiras y salándolas abundantemente, las ponemos en un escurridor para que escurra ese amargor en forma de jugo. También se pueden sumergir en un bol con agua o leche. En cualquiera de los casos, antes de cocinarlas, hay que secarlas con papel absorbente.

GRATÉN DE BERENJENAS CON SALSA DE TOMATE


..:: Ingredientes ::.. (4p)

* 1 kg de berenjenas
* 1 bote de salsa de tomate
* queso para gratinar
* aceite de oliva
* sal

..:: Elaboración ::..

1. Cortar las berenjenas en rodajas, salarlas y disponerlas en un escurridor durante al menos media hora. Transcurrido ese tiempo, se secan con papel absorbente y se van friendo en una sartén por tandas, bien a la plancha o enharinadas, según gustos, y se reservan.

2. Encender el horno a 180º. En una fuente de horno, disponer una cama de salsa de tomate, y encima una tanda de las berenjenas ya fritas. Se van alternando capas de salsa de tomate y de berenjenas, para terminar con una de tomate. Rematamos con el queso para gratinar, que elegís a vuestro gusto. Introducimos en el horno hasta que veamos que el queso se ha gratinado.

Nota: podéis poner queso para gratinar o unas lonchas de queso en trozos entre capa y capa.
Sobre la salsa de tomate, desde que descubrí la hecha en casa, suelo hacerla yo. Pero hoy en día existe una gran variedad de salsas de tomate, así que podéis elegir la que más os guste si os gusta hacerla o no tenéis tiempo.

2 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Tiene una pinta buenisim, me apunto la receta por que es rapida y facil de hacer.
    un besito

    ResponderEliminar
  2. ¿Fácil y rápida, Rosa? No lo sabes bien hasta que no la hagas. Ya verás. Un saludo.

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.