PATATAS DUQUESA

22 enero 2009 2 comentarios

La patata: ¡qué gran descubrimiento!

Los datos históricos cuentan que la patata ha sido el alimento de subsistencia de la población mundial, y que la famosa hambruna que afectó a los irlandeses allá por el siglo XIX, se produjo entre otros factores que no viene a cuento nombrar, por una enfermedad en la patata que propagó un hongo que destruyó cosechas enteras de este tubérculo. La patata es uno de los alimentos básicos en nuestra alimentación, y hay muchas formas de prepararlas, aunque las más recurrentes sean en forma cocida y las adoradas patatas fritas.




¿Conocéis la cantidad de propiedades que tiene la patata? ¡Ni os lo imagináis? Es buenísima para la piel si la cocemos y la machacamos pues ayuda a rebajar la inflamación, a curar ampollas, reducir moratones, a aliviar las quemaduras solares, a tratar la conjuntivitis y las ojeras, ¡¡uuff, cuántas cosas!!

Peeeero, si la patata está crecida, es decir, le han nacido tallos, o si tiene zonas verdes, hay que eliminarlas concienzudamente, pues estas zonas son tóxicas, aunque naturalmente, ingeridas en grandes cantidades.

Patatas hay de muchos tipos: que si para cocer, para freir, para asar. Y diréis: "¿y qué más da?" Pues puede que sí, pero mi favorita es la morada, porque al cocer queda muy enterita, y al freirla queda en su punto por fuera y por dentro.

... y ahora la receta que toca colgar hoy: Patatas duquesa.

Primero la foto: como podéis ver son unas patatas muy vistosas que realzan el plato al que acompañen, que puede ser carne o pescado.


..::Ingredientes::..

Para todas las que véis en la bandeja:

* 1/2 kg de patatas
* 1 cucharada de mantequilla
* 2 yemas de huevo
* 1 huevo entero
* sal
* pimienta
* nuez moscada

..::Elaboración::..

1. Pelamos y cocemos las patatas en agua con sal. Dependiendo de la variedad de la patata, dejaremos cocer de 20 a 30 minutos.

2. Machacamos con un tenedor las patatas hasta hacerlas puré. Añadimos la cucharada de mantequilla y mezclamos. A continuación, las yemas. Aderezamos con la pimienta y la nuez moscada.

3. Vertemos el puré en una manga pastelera. Si no tenéis manga pastelera, podéis usar una bolsa de plástico a la que cortáis una de las puntas por donde saldrá el puré. En este caso, como tengo un aparatito especial para estas cosas, le puse una boquilla estriada y de ahí la forma que podéis ver.

4. Preparamos una fuente de horno y papel antiadherente y vamos formando los montoncitos de puré de patata. Barnizamos con el huevo entero batido e introducimos en el horno, previamente calentado, en el modo de "gratinar", a 180º hasta que veáis que van cogiendo un tono dorado.
Unos 20-25 minutos.

2 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Parece fácil y es bastante original, asi sales un poco de las patatas típicas....habrá que probarlo, asi que pa' la proxima comida que hagas ya sabes...jejeje. Vaaaaaaale, yo tambien lo intentare...
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hooombre, Mónica! ¡Qué alegría verte por aquí! Te han gustado las patatas, eeehh. Bueno, bueno, tiempo al tiempo, ya veremos cuando las pruebas, je je. Besos.

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.