ALBONDIGAS

20 diciembre 2008 1 comentarios

Ya sé que este plato no tiene nada de especial, pues quien más y quien menos tiene idea de cómo hacer unas albóndigas, y sobre todo si hay niños en casa, porque no conozco a ninguno a quien le disguste estas pequeñas bolitas de carne picada. Primero le echamos un vistazo a la foto:


Ahora tomamos nota de los ingredientes:

Para 4 personas:

* 1/2 kg de carne picada, que puede ser de ternera, mixta o de pollo, según gustos
* 2 huevos
* 1 rebanada de pan de molde sin corteza, o miga de pan
* 1 diente de ajo gordito
* perejil
* 1 dedo de leche
* cebolla, laurel y granos de pimienta negra enteros
* sal
* 1/2 cucharada de harina
* 1/2 cucharadita de pimentón
* un chorrito de vino
* agua o caldo de ave
* aceite de oliva

Elaboración:

Empezamos preparando la carne. Personalmente, me gusta prepararla unas cuantas horas antes, para que los sabores se mezclen bien.

1. En un bol echamos los huevos y los batimos.

2. Preparamos un majado con el diente de ajo y el perejil y una pizquita de sal, para que el ajo no salte, y no salta, je je. Añadimos el dedo de leche, mezclamos, y entonces desmenuzamos la rebanada de pan, o la miga en su caso para que se impregne de leche y del majado. Una vez mezclados los ingredientes, los añadimos a los huevos batidos. Echamos entonces la carne picada, salamos al gusto, y mezclamos bien de nuevo.

3. En una sartén disponemos suficiente aceite para freir las albóndigas. Comenzamos a hacerlas , y ayudándonos de una cuchara, vamos cogiendo pequeñas porciones a las que vamos dando su peculiar forma redonda. Las pasamos por harina, las freimos y las retiramos a una fuente. Es recomendable ponerlas sobre papel de cocina para que absorban el exceso de grasa.

4. Pelamos una cebolla y la cortamos en juliana. En una cazuela, ponemos un poco de aceite, para dorar la cebolla despacito. Una vez dorada, echamos la 1/2 cucharadita de pimentón, removemos rápido para que no se queme, y a continuación la 1/2 cucharada de harina, y doramos. Seguimos con el vino, removemos, dejamos que se evapore el alcohol y echamos un poco de agua o caldo al que iremos incorporando las albóndigas. Completaremos añadiendo suficiente agua o caldo para que cubra las albóndigas. Nos queda la hoja de laurel y los granos de pimienta, que incorporaremos en último lugar. Y dejamos cocer despacito, entre 20 y 30 minutos.

Opciones:

- Antes de echar las albóndigas a la cazuela, paso por la batidora la cebolla y el poquito caldo, para que así quede una salsa finita, teniendo en cuenta que hay una niña en casa, y que ya sabemos cómo son los niños con la cebolla.

- A la picada podemos añadirle unos piñones, unas uvas pasas previamente puestas en remojo en un licor, o en caldo...

1 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Una receta de las de toda la vida y bien rica. Gracias por compartirla. Un beso, guapa.

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.