Hornazo de Salamanca

{ 0 Comentarios }

hornazo

Hornazo de Salamanca


Cuenta la tradición salmantina que allá por el siglo XVI el rey Felipe II, debido a la lujuriosa vida de la ciudad, dictó unas ordenanzas por las cuales las mujeres públicas debían ser trasladadas temporalmente al otro lado del río Tormes una vez llegada la Cuaresma. El lunes siguiente al lunes de Pascua, una semana después, y conocido como "Lunes de Aguas", las prostitutas regresaban a la ciudad acompañadas por el conocido como el "Padre Putas". 


Al otro lado del río se encontraban los jóvenes salmantinos para recibirlas, quienes les daban la bienvenida con baile, música y una merienda campestre. Era costumbre disfrutar de viandas como los bollos de leche y hornazo, del cual os presento hoy la receta. 


Hoy en día esta fiesta ha perdido su carácter inicial, pero sigue celebrándose con el entusiasmo propio de un gran evento, y los salmantinos se reúnen a la orilla del río o en el campo para comer el típico hornazo, que es el producto estrella de esta celebración. 


hornazo


El hornazo es una masa rellena de embutido de matanza como chorizo, lomo de cerdo adobado y jamón. Es costumbre de algunos de incluir huevo duro. Es un producto muy solicitado en comercios y pastelerías especializadas.


La elaboración del hornazo no es complicada, pues no requiere ni de grandes ingredientes, ni de largos tiempos de espera o de reposo de la masa. Para amasar no es imprescindible un robot de cocina o amasadora, aunque siempre ayuda, ya que la masa es muy manejable y agradable. Aún así, es importante seguir las indicaciones que os aconsejo unas líneas más abajo.


El hornazo es una elaboración rica y deliciosa. Hace las veces de un bocadillo bien completo y contundente, así que no está de más un paseíto como postre ;)


hornazo


Receta de Hornazo de Salamanca

Ingredientes (4-6 personas)

Masa

  • 500 gr de harina de trigo floja
  • 1/2 cdta de pimentón ahumado
  • 10 gr de sal común
  • 70 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 70 ml de vino blanco seco
  • 125 ml de agua templada
  • 15 gr de levadura fresca de panadero
  • 1 huevo + 1 huevo batido para barnizar la masa
  • 70 gr de manteca de cerdo ibérica
Relleno
  • Longaniza de chorizo 
  • 4 filetes de lomo de cerdo ibérico
  • 4 lonchas de jamón serrano de 1/2 cm de grosor
Utensilios
  • Un rodillo cortador de rejilla
Elaboración
  1. Precalentamos el horno a 210ºC, con calor superior e inferior.
  2. Pesamos los ingredientes secos (harina, pimentón y sal) y reservamos.
  3. En el vaso de un robot de cocina ponemos los ingredientes líquidos: el aceite, el vino y el agua. Desmenuzamos la levadura fresca, añadimos el huevo y la manteca en trocitos. Batimos hasta que estén medianamente integrados.
  4. Agregamos los ingredientes secos y amasamos en torno a 5 minutos o hasta que la superficie de la masa quede suave, lisa y homogénea. Tapamos con un paño de algodón y dejamos reposar 5 minutos.
  5. Enharinamos la superficie de trabajo ligeramente, volcamos la masa, la boleamos y la cortamos en dos mitades. Boleamos cada una de ellas y las reservamos sobre la mesa y cubiertas con un paño durante 5 minutos para que la masa se relaje.
  6. Preparamos una bandeja de horno y la forramos con papel vegetal. Cogemos una de las porciones de masa y la estiramos con un rodillo hasta darle un grosor de medio centímetro y la forma deseada: redonda, cuadrada o rectangular. 
  7. Cortamos un trozo de longaniza de chorizo, le quitamos la piel que lo recubre y lo cortamos en lonchitas finas. Cubrimos con el chorizo la base de la masa. Por encima pondremos los filetes de lomo, y sobre estos, las lonchas de jamón serrano.
  8. Estiramos la otra mitad de la masa y cubrimos el relleno. Con la punta de un cuchillo bordeamos el relleno y guardamos los recortes. Pincelamos todo con huevo batido.
  9. Amasamos los recortes de masa para formar la rejilla que usaremos de decoración. Dejamos reposar cinco minutos, la estiramos y pasamos el rodillo de rejilla, asegurándonos de que a su paso forma los cortes propios. Con la ayuda de una espátula despegamos la masa y la trasladamos al hornazo, extendiéndola y estirándola para ajustarla a la superficie del hornazo. Volvemos a pincelar con huevo, asegurándonos de cubrir todos y cada uno de los huecos del dibujo que ha formado la rejilla.
  10. Introducimos el hornazo en el horno a media alturna y lo horneamos durante 25-30 minutos o hasta que quede muy dorado.
Receta adaptada de la receta de hornazo de la Escuela de Hostelería de Salamanca. 


0 comentarios han dado alegría a esta entrada:

Deja un comentario