Pulled pork en olla a presión rápida

{ 9 Comentarios }

pulled-pork-en-olla-a-presión-rapida

Pulled pork en olla a presión rápida

Esta receta de pulled pork en olla a presión rápida ha venido para quedarse. Es sencilla de preparar, fácil de hacer y rápida de comer. ¿Se puede pedir más? ¡Ah, sí! ¡Que está buenísima! 

La receta es de mi queridísima Paula, quien gestiona el blog conocido como Con las zarpas en la masa, un blog en el que puedes encontrar todo tipo de recetas, y todas super sencillas y la mar de vistosas. 

Pulled pork es el nombre que recibe una elaboración típica en algunos de los estados sureños de Norteamérica. Se trata de un asado de carne, normalmente la paleta, que se ahuma lentamente en la barbacoa, una técnica que permanece como costumbre heredada con el paso de los españoles que vivieron como colonos siglos atrás. Una vez que la carne ya está asada, con los condimentos correspondientes, se deshilacha en hebras y se toma en forma de sandwich, de hamburguesa e incluso de taco.

Sin embargo, el sistema de elaboración que yo te presento en mi receta no conlleva el uso de la barbacoa, sino que emplearemos una olla rápida, lo cual acelerará el proceso de elaboración. Indudablemente, ese toque churruscadito que solo se consigue asando una carne en el fuego no lo vamos a tener, pero una cosa es bien cierta, y es que el marinado que lo envuelve hará que devores este pulled pork con los ojos, si eres carnívoro, claro.

El corte de carne de cerdo que he elegido es un buen trozo de chuletas de aguja sin hueso y en una sola pieza. Esa parte del cerdo se caracteriza por ser muy, muy jugosa, además de ser bastante económica de precio. Eso sí, con el cocinado reduce bastante en tamaño. Para que te hagas a la idea, aunque yo te pongo los ingredientes que necesitarás para un kilo de carne, yo hice tan solo medio kilo y con esa cantidad lo cenamos tres personas en una hamburguesa. 

Vamos con la receta.

pulled-pork-en-olla-a-presión-rapida

Receta de pulled pork en olla a presión rápida

Ingredientes
  • 1 kilo de carne de cerdo (chuletero de aguja sin hueso)
Para el marinado
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cdta de sal común
  • 2 dientes de ajo machacados
  • 2 cdtas de comino molido
  • 3 cdas de tomate concentrado
  • 2 cdas de mostaza a la antigua
  • 3 cdas de panela (o azúcar)
  • 3 cdtas de salsa Worcestershire 
  • 1 cdta de pimienta negra molida
  • 4 cdtas de pimentón agridulce
  • 1 cda de orégano seco
  • 1 litro de agua
Para la cebolla morada encurtida
  • 2 cebollas moradas cortadas en rodajas
  • 100 ml de AOVE
  • 2 cdas de vinagre tinto
  • 1 cdta de orégano seco
Elaboración
  1. Unas 8 horas antes preparamos la cebolla morada encurtida. Para ello ponemos todos los ingredientes en un tarro de cristal, agitamos bien para que se mezclen bien los ingredientes, y listo. Dejamos reposar hasta su uso. Puede durar en la nevera entre 3 y 5 días. 
  2. En un bol mezclamos todos los ingredientes de la marinada, excepto el laurel, con solo 250 mililitros de agua.
  3. En una olla rápida ponemos a calentar dos cucharadas de aceite y marcamos la carne por todos los lados. Con ello queremos sellar la carne formando una costra alrededor.
  4. Una vez la carne esté sellada vertemos la mezcla de especias del marinado, la hoja de laurel y el resto del agua. Cerramos la olla, seleccionamos el programa para cocinar carne (si lo tenemos disponible en nuestra olla a presión rápida), subimos la potencia del fuego y esperamos a que comience a silbar. A partir de ese punto bajamos la potencia del fuego a la mitad (en mi caso, de nueve potencias lo bajé a la 3) y lo cocinamos unos 50 minutos. 
  5. Transcurrido este tiempo, despresurizamos la olla, sacamos la carne a una fuente para que se enfríe y poder deshilacharla. Dejamos la salsa en la olla y la reducimos a fuego medio-fuerte durante 10 minutos.
  6. Una vez la temperatura de la carne haya reducido de tal forma que podamos manipularla, la devolvemos a la olla, removemos bien con la salsa para que se empape bien de esta. 
  7. Servimos la carne en pan de sandwich, preferiblemente tostado con antelación, en pan de hamburguesa, e incluso en tacos, y acompañado de la cebolla morada encurtida que teníamos reservada, unas hojas de cilantro, aguacate en rodajitas, guacamole, nachos, patatas fritas ... lo que más te guste.

9 comentarios:

  1. Qué buena debe de estar esta carne !
    Incluso servida en tortitas de trigo también quedará resultona
    Tomo nota

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ángeles,

      Por supuesto. No lo dudes. Yo también lo he hecho en ese formato y es muy resultón.

      ¡Buen finde!

      Eliminar
  2. Tiene una pinta increíble👌👌 se ve riquísima, tendré que darme el gustazo 🤤🤤besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, señora. Debe darse usted el gustazo. Porque la receta lo vale y tú también, je je je.

      Saludos

      Eliminar
  3. Gracias por los piropos amiga! Te han quedado unas fotografías la mar de bonitas y apetitosas :D

    Besos. Paula

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombreeeee ... había que hacer a esta receta los honores que merece, porque es im-presionante, ja ja ja.

      Un besazo

      Eliminar
  4. Tiene una pinta fantástica, dan ganas de hincar el diente.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo que tú no tardaba en hacerla y me daba el gustazo. Y además, matas el gusanillo hincándole el diente, je je je.

      Saludos

      Eliminar

Deja un comentario