Polvorones de almendra

{ 1 Comentarios }

polvorones-de-almendra

Polvorones de almendra

Si eres de aquellas personas a quienes les vuelve locos los dulces navideños es muy posible que los polvorones tengan un lugar reservado única y exclusivamente para ellos. 

Si echo la vista atrás en el tiempo, a mis años de infancia, recuerdo que llegadas estas fechas, había una caja de polvorones de sabores variados. Mi favorito siempre eran los de chocolate, los de coco y los de limón. Sin embargo, el polvorón original, ese que nos lleva acompañado siglos y siglos, no se ha convertido en mi favorito hasta hace unos años. 

Cuando te digo que el polvorón lleva con nosotros siglos no es una exageración. Los primeros se sitúan en Estepa, Sevilla, en el Convento de Santa Clara, y datan del siglo XVI. El hecho de que hoy en día el polvorón de Estepa tenga el reconocimiento que tiene a nivel nacional no es más que fruto del saber conservar una receta autóctona que ha perdurado tal cual con el paso del tiempo. En esto tiene mucho que ver Micaela Ruiz Téllez, apodada La Colchona, que era la encargada de hacer las matanzas a las grandes familias estepeñas. Sus tortas de manteca eran tan populares en el pueblo que un día decidió darlas a conocer por otras zonas de España. Su marido tuvo un papel primordial, pues era transportista y se dedicó a comercializarlos. 

Doña Micaela mejoró su receta para que sus polvorones y mantecados pudieran aguantar las vicisitudes del viaje. Con ello logró crear un producto de gran aceptación en las fiestas navideñas, y así comenzaron a surgir fábricas que se dedicaban a la elaboración de los mismos. Hoy en día son muchas las empresas que se siguen dedicando a esta labor, y en muchos casos se trata de empresas milenarias que han sabido transmitir el cariño hacia un producto andaluz que hoy goza de la calificación de Indicación Geográfica Protegida "Mantecados de Estepa".

polvorones-de-almendra


Elaborar polvorones es un proceso delicado pero muy satisfactorio si se respetan ciertos tiempos de reposo de la masa, para que todos se integren bien y se pueda conseguir una masa bien amalgamada. Requieren sumo cuidado, y no es necesario hacerte recordar que uno de los gestos más típicos antes de comer un polvorón es presionarlo suavemente con el puño de la mano para compactarlo y que no se nos deshaga al comerlo.

En mi versión de polvorones he preferido hacerlos pequeños, tamaño bocado, pues considero que dadas las fechas que son y la abundante comida en la mesa, con una porción pequeña tenemos suficiente, ¿no crees?

polvorones-de-almendra

Receta de Polvorones de almendra

Ingredientes (16-17 uds. aprox.)
  • 250 gr de harina de repostería
  • 100 gr de manteca de cerdo
  • 90 gr de azúcar glacé
  • 50 gr de almendras crudas y peladas
  • 1/4 cdta de canela en polvo
  • 1 gr de ralladura de limón (1 limón pequeño)
  • Azúcar glacé para espolvorear
Utensilios
Elaboración
  1. Tostamos las almendras en una sartén a fuego medio, removiendo con frecuencia para evitar que se quemen, pues si ocurriera amargarán. Retiramos y dejamos enfriar.
  2. En la misma sartén, que ha de ser amplia, ponemos la harina y la tostamos, removiendo con frecuencia hasta que notemos que la harina va cogiendo un tono más oscuro. También podemos hacerlo en el horno, a 180ºC, durante 15 minutos. Retiramos del fuego a una fuente amplia, donde la repartiremos bien para que se enfríe. 
  3. En un robot de cocina ponemos las almendras ya frías y las pulverizamos. Si utilizamos el Thermomix 31, lo programamos 7 segundos, velocidad 5-9. Bajamos los restos de las paredes. 
  4. Añadimos la harina, que habremos de tamizar, la manteca, el azúcar, la canela y la ralladura de limón. Removemos bien. En Thermomix 31 mezclamos durante 20 segundos a velocidad 5.
  5. Volcamos la masa en una superficie limpia y hacemos presión sobre los ingredientes para ligarlos y hacer una bola bien compacta. Envolvemos en film transparente y refrigeramos toda una noche. 
  6. Al día siguiente preparamos una bandeja de horno y la forramos con papel vegetal y precalentamos el horno a 190ºC, con calor superior e inferior.
  7. Extendemos la masa con la ayuda de un rodillo hasta adquirir un grosor de 1.5-2 centímetros.
  8. Cortamos círculos con el cortapastas y los vamos colocando con sumo cuidado (yo me ayudé de una espátula) los transportamos a la bandeja de horno, dejando una separación de 3 centímetros entre cada polvorón. 
  9. Introducimos la bandeja en el horno y los cocemos 12-15 minutos. Transcurrido este tiempo los sacamos del horno y los dejamos enfriar por completo en la bandeja. Una vez fríos los espolvoreamos con azúcar glacé.
Receta vista en Blogosfera Thermomix





1 comentario:

  1. Adoro doces com amêndoa e canela.
    Ficaram uns polvrones perfeitos.
    Boa semana

    ResponderEliminar

Deja un comentario