Bundt cake de leche merengada

{ 1 Comentarios }

bundt-cake-de-leche-merengada

Bundt cake de leche merengada


A estas alturas del año, y bien entrados en el otoño, hablar sobre el verano nos puede producir o bien un cierto incómodo escalofrío o bien una sensación cálida y reconfortante. El comentarlo viene a cuento de que mencionar la leche merengada me teletransporta a los veranos de mi infancia, a aquellos días de piscina cuando me tomaba un delicioso granizado de leche merengada.

Descubrir el bizcocho que Esther Clemente publicó meses atrás fue un flechazo inmediato con solo imaginarme aquellos sabores tan deliciosos a canela y a limón. Lo siguiente sería darle forma en uno de mis bonitos moldes para bundt cake y así tener mi Bundt cake de leche merengada. Y créeme si te digo que no defrauda ni en el sabor, ni en la textura. El paladar percibe sutilmente esos sabores tan presentes en muchas de las recetas dulces de  nuestra gastronomía: el limón y la canela. En casa nos gusta mucho esta especia, y me atreví a potenciar aún más su sabor añadiendo un poco de canela en polvo. El bizcocho resulta tierno, suave, blandito, con una miga de alveolos muy finos y delicados. ¡Es una delicia!

Y es con este delicioso bundt cake de leche merengada con el que he decidido sumarme al National Bundt Day que reposteros y amantes de estos preciosos moldes celebran el 15 de noviembre en Estados Unidos y desde otras muchas partes del mundo. Me pilla muy lejos unirme a la fiesta de manera presencial, pero este mundo virtual me permite transportarme virtualmente y celebrarlo con las mismas ganas y, sobre todo, sin gastarme ni un euro en el billete de avión, ja ja ja. 

bundt-cake-de-leche-merengada

Receta de Bundt cake de leche merengada

Ingredientes (Para 9 tazas)

  • 4 huevos tamaño "L"
  • 280 gr de azúcar blanco
  • 300 ml de leche
  • 150 gr de mantequilla
  • 300 gr de harina de trigo normal
  • 16 gr de impulsor químico
  • 2 ramas de canela
  • Ralladura de 1 limón
  • 1 cdta rasa de canela en polvo
Elaboración
  1. En un cazo ponemos a calentar la leche, la mantequilla y las dos ramas de canela. Una vez caliente, la tapamos y la dejamos infusionar durante 20-30 minutos. 
  2. Precalentamos el horno a 170ºC y engrasamos el molde que vayamos a utilizar. Reservamos.
  3. En un recipiente ponemos el azúcar y la ralladura y mezclamos unos segundos. Añadimos los huevos y batimos hasta que blanqueen y queden muy espumosos (unos 5 minutos aproximadamente).
  4. Filtramos la leche y se la añadimos a los huevos batidos. Mezclamos.
  5. Tamizamos la harina junto con el impulsor y la canela en polvo y lo añadimos a la mezcla en dos o tres veces, removiendo tras cada nueva adición. 
  6. Vertemos la masa en el molde. Si se trata de un molde tipo bundt, es conveniente apoyarlo en un paño de algodón y golpearlo suavemente contra la mesa de trabajo para evitar que queden burbujas y que la masa se reparta bien entre todos los surcos.
  7. Introducimos el molde en el horno y lo cocinamos unos 50 minutos o hasta que al pinchar el bizcocho con un palillo, este salga totalmente limpio.
  8. Dejamos reposar el bizcocho unos 15 minutos antes de desmoldarlo. Para ello, apoyamos el molde en un paño de algodón, de nuevo lo golpeamos suavemente contra una mesa, hacemos una leve presión con las yemas de los dedos en cada uno de los surcos del molde, lo volteamos sobre una rejilla y listo.

Receta vista en Directo al Paladar





1 comentario:

  1. Yo ahora mismo pienso en verano e imagino una camisa de tirantes.....y me da escalofríos, a 8ºc que estamos ni te cuento. Pero este bizcocho con un chocolate caliente si me quitaría el frío. besinos

    ResponderEliminar

Deja un comentario