Galette de manzana y frangipane

{ 0 Comentarios }

galette-de-manzana-y-frangipane

Galette de manzana y frangipane

Si hay algo que me gusta de una galette es su aspecto rústico. La cuestión es que no es ese el único aspecto que me gusta de una galette, pues un pastel que te puede dar mucho juego en el relleno, que es fácil en la elaboración y que sabes que va a gustar, es muy difícil, a la par que injusto, valorar únicamente su resultado visual.

Una galette es una preparación de origen francés, del estilo de una torta, de aspecto plano, sin una forma ni tamaño definida, que rodea y abraza un relleno perfectamente visible, y que no se hornea dentro de un molde. Todos estos elementos son los que le dan ese aspecto rústico, imperfecto y artesano que tanto nos gusta. Quizás sería necesario también puntualizar que esta galette no tiene nada que ver con otra preparación francesa, típica de la región de Bretaña, y que se trata de un crêpe elaborado con trigo sarraceno.

Esta galette de manzana y frangipane es absolutamente deliciosa. Empezando por su base: una masa quebrada de la que percibes una textura crujiente que se aproxima, aunque solo sea un poquito, a una masa hojaldrada. Otro punto que tiene a su favor es que con el paso de los días, ni se humedece ni se reblandece por efecto de la humedad de la fruta y del paso del tiempo. Vamos ... ¡es una masa de matrícula de honor!

galette-de-manzana-y-frangipane


Unas líneas más arriba te contaba que la versatilidad es uno de los aspectos que caracterizan a una galette. La puedes rellenar de cualquier fruta, la que más te guste, incluso de verduras si optas por una versión salada. La manzana reineta ha sido mi elegida, y primordialmente porque está de temporada, porque funciona estupendamente bien en las elaboraciones dulces y porque nos gusta. Y no hay más que decir al respecto.

Esta manzana reineta descansa sobre una crema de almendras, azúcar y huevo conocida por el nombre de frangipane. El papel que juega esta deliciosa capa es esencial para mantener la masa horneada perfectamente seca, pues absorbe los jugos que desprende la manzana durante la cocción, de ahí que su textura permanezca inalterable y se mantenga tan crujiente.

Y el conjunto, salta a la vista. Ahora, el siguiente punto es que te animes a hacerla y que compruebes que merece la pena emplear un ratito en la cocina para después disfrutar con la familia de esta delicia.

galette-de-manzana-y-frangipane

Receta de Galette de manzana y frangipane

Ingredientes (Para 8 personas)

Masa
  • 210 gr de harina de trigo normal
  • 1 y 1/2 cda de azúcar granulado o panela
  • 1/4 cdta de sal común
  • 150 gr de mantequilla sin sal muy fría
  • 3-6 cdas de agua helada
Frangipane
  • 75 gr de almendra molida
  • 75 gr de mantequilla ablandada
  • 3 cdas de azúcar granulado o panela
  • 1 huevo tamaño "M"
  • 1 cda de harina de trigo normal
Relleno
  • 500 gr de manzanas reineta
  • Ralladura de un limón o naranja
  • 2 cdas de zumo de limón o naranja
  • Una pizca de sal
  • 1/2 cdta de canela en polvo
  • 1/2 cdta de nuez moscada molida
  • 1/4 cdta de clavo molido
  • 1 cda de azúcar granulado o panela
  • 1 cda de harina de trigo
  • 1 huevo batido para barnizar la galette
  • 2 cdas de azúcar muscovado o panela

Elaboración

De la masa
  1. En un recipiente mezclamos la harina, el azúcar y la sal. Añadimos la mantequilla muy fría y cortada en dados. Ayudándonos de las manos, mezclamos los ingredientes hasta formar una textura que se asemeja a migas de pan.
  2. Agregamos el agua a cucharadas y según vayamos necesitando. La masa no ha de quedar seca, pues se resquebrará. No hemos de amasar, sino de compactar los ingredientes hasta formar una bola que envolveremos en film transparente y guardaremos en la nevera durante al menos 1 hora. 
Frangipane
  1. En un recipiente batimos la mantequilla y el azúcar durante 1 minuto.
  2. Añadimos el huevo y mezclamos.
  3. Agregamos las almendras molidas y la harina; integramos los ingredientes, tapamos y reservamos en la nevera.
Relleno
  1. Pelamos las manzanas y las cortamos en láminas muy finas (2-3 milímetros). Las ponemos en un recipiente junto con la ralladura, el zumo, la sal, las especias, el azúcar y la cucharada de harina. Mezclamos con sumo cuidado para evitar romper la manzana. Reservamos.
Montaje
  1. Forramos una bandeja de horno con papel de hornear. Reservamos.
  2. Enharinamos ligeramente la mesa de trabajo y con la ayuda de un rodillo extendemos la masa hasta darle un grosor de aproximadamente 3-5 milímetros. Usamos el rodillo para enrollar la masa y transferirla a la bandeja de horno.
  3. Desenrollamos la masa y con la ayuda de un cuchillo cortamos los bordes irregulares para darle una forma más perfecta.
  4. Extendemos el frangipane con una espátula, dejando libre aproximadamente 3 centímetros desde los bordes.
  5. Distribuímos por encima de la frangipane las láminas de manzana formando una espiral. 
  6. Doblamos los bordes de la masa hacia las láminas de manzana como abrazándola, presionamos suavemente para sellar bien la masa, a la vez que nos aseguramos de que no hay grietas alrededor de la masa. De ser así, intenta sellarla con ligeros toques o pellizquemos de masa. 
  7. Refrigera la tarta en la nevera durante al menos 30 minutos.
  8. Precalentamos el horno a 200ºC, con calor superior e inferior.
  9. Transcurrido este tiempo, pincela la masa con el huevo batido y espolvorea la manzana con las dos cucharadas de azúcar. También puedes espolvorear frutos secos si te apetece. 
  10. Tiempo de horneado: 30-40 minutos.

Notas

Puedes acompañar esta galette con un poco de nata montada, helado de vainilla o una crema inglesa como la que te explico a continuación:

Ingredientes
  • 150 ml de leche
  • 150 ml de nata líquida
  • 1/2 vaina de vainilla
  • 3 yemas de huevo
  • 3 cdas de azúcar granulado
Elaboración
  1. En un cazo calienta la nata, la leche y la media vaina de vainilla y lleva a ebullición.
  2. Retira la vaina, hazle un corte longitudinal y extrae las semillas de vainilla con la punta de un cuchillo. Agrégalas a la leche, tapa y deja reposar 15 minutos.
  3. Bate las yemas junto con el azúcar hasta obtener una mezcla cremosa. Incorpora la mitad de la leche y mezcla, y a continuación agrega toda esta mezcla a la mitad de la leche restante. Mezcla bien y filtra para que quede una crema suave.
  4. Devuelve la mezcla al cazo y calienta a fuego muy suave sin parar de remover hasta que comience a espesar (aproximadamente 5 minutos).
Receta de Call me cupcake


0 comentarios han dado alegría a esta entrada:

Deja un comentario