Café especiado con leche y calabaza

{ 0 Comentarios }


café-especiado-con-leche-y-calabaza

Café especiado con leche y calabaza

Tomar café es un placer. Todo amante del café sabe lo bien que le hace sentir. Curiosamente, para algunas personas las primeras palabras del día son: "necesito café", pues es la primera dosis de energía con la que recargamos el cuerpo después de una noche de letargo y de descanso. No en vano, el café es un acelerador del metabolismo, y nuestro cuerpo es tan sabio, que reclama rápidamente el combustible que le dará la energía con la que afrontar las tareas del día desde bien pronto por la mañana.

El café es también un perfecto reclamo para un momento de distensión y de vida social. Invitar a alguien a tomar un café es sinónimo de "me apetece estar contigo", y aún no siendo consumidor de café, no hay impedimento que frene al invitado a no aceptar la invitación. Bueno, sí: la premura de las prisas y de la falta de tiempo.

El café especiado con leche y con calabaza que hoy te dejo en el blog no está hecho para unas prisas. Este delicioso café, calentito, aromatizado por las cálidas notas de especias como el clavo, el jengibre, la canela y la nuez moscada, con el peso y el sabor de la calabaza previamente asada, y ese toque cremoso y fresco que le da la nata montada, invita a un momento de sentarse a la mesa, de charlar tranquilamente, o, a falta de compañía, al menos tomarse el momento con reposo y calma y ganas de disfrutarlo. Aunque te aseguro que eso lo tendrás por descontado.

Las frías temperaturas otoñales e invernales invitan al recogimiento y a tomar una buena taza de este delicioso café en una tarde cualquiera. ¿Te animas?

café-especiado-con-leche-y-calabaza

Receta de café especiado con leche y calabaza

Ingredientes (4 personas)

  • 400 ml de leche
  • 100 gr de calabaza asada en puré (aproximadamente 300 gramos en fresco)
  • 1-3 cucharadas de azúcar granulado
  • 1 cda de extracto de vainilla
  • 1/2 cdta de mezcla de las siguientes especias:
    • 1 y 1/2 cda de canela en polvo
    • 2 cdtas de jengibre en polvo
    • 1/2 cdta de nuez moscada en polvo
    • Una pizca de clavo en polvo
  • 100 ml de café caliente (descafeinado)
  • 200 ml de nata para montar (mínimo 31% M.G.)
  • Una pizca de canela en polvo para espolvorear
Elaboración
  1. Empezaremos por el puré de calabaza. Corta la calabaza en discos, pélalos y córtalos en dados. Distribúyelos en una bandeja de horno forrada con papel de horno y ásala durante 30-40 minutos aproximadamente. Déjala enfriar y entonces procésala para hacer un puré.
  2. En un cazo disponemos la leche, la calabaza y el azúcar y calentamos sin que llegue a hervir. Retiramos del fuego y añadimos el extracto de vainilla, las especias y el café. Tapamos y dejamos en reposo durante unos diez minutos.
  3. Montamos la nata con la ayuda de unas varillas. Si lo deseamos podemos añadir una cucharadita de azúcar glasé para endulzar la nata. Vertemos en una manga pastelera con una boquilla lisa o rizada, según nos guste.
  4. Transcurrido este tiempo filtramos la mezcla y desechamos los restos. 
  5. Repartimos la mezcla en cuatro vasos y escudillamos la nata con la ayuda de la manga pastelera. Espolvoreamos una pizca de canela en polvo por encima y listo. Consumir caliente. 
Receta adaptada de Inspired Taste








0 comentarios han dado alegría a esta entrada:

Vuestros comentarios siempre son una alegría :D