Polos cremosos de limón y albahaca { sin heladera }

{ 4 Comentarios }

polos-cremosos-de-limón-y-albahaca

Polos cremosos de limón y albahaca { sin heladera ]

Me han faltado días para llevarme a la cocina estos polos cremosos de limón y albahaca. Fue uno de mis descubrimientos heladeros en mi reciente viaje por parte de Francia, y fue allí precisamente donde me acordé de estos otros polos cremosos de lima para basarme en ellos sustituyendo la lima por limón y añadiendo albahaca y así poder hacerlos en casa. 

Puede sonar un poco atrevido y sobre todo, extraño, emplear una hierba aromática como la albahaca para elaborar una receta dulce. A mi también me lo pareció cuando vi el letrerito con el nombre del helado frente a mi en el mostrador. Pero no creáis que tardé mucho en decidir que ese iba a ser el helado del que disfrutaría esa calurosa tarde del mes de agosto en una ciudad como Burdeos. 

De entre todas las hierbas aromáticas frescas que más, más me gustan está la albahaca. Me encanta ese aroma tan embriagador y agradable que se despierta y se expande con solo regarla en las primeras horas de la mañana. Sin embargo, no me gusta tanto seca. Dadas estas pistas, creo que resulta bastante sencillo entender que la combinación limón-albahaca en este helado es una combinación ganadora. Y no lo digo yo, que tengo detrás de mi a dos comensales que lo pueden corroborar. 

polos-cremosos-de-limón-y-albahaca


Hacer en casa un helado no es nada complicado, pero sí que requiere una cierta atención si lo que queremos es evitar que se formen cristales con su congelación. Pues bien, la técnica de elaboración de estos polos cremosos de limón y albahaca es tan, tan sencilla, que una vez que has mezclado los ingredientes, guardas la mezcla en el congelador y lo primero que tienes que hacer es olvidarte de que están ahí hasta pasadas 24 horas, que es cuando estarás deseando probarlos. 

Hay algo asombroso sobre esta receta, y es que al combinar los lácteos (nata y leche condensada) con el cítrico (limón) ocurre que la mezcla espesa hasta alcanzar una textura super cremosa. He intentado encontrar la explicación a este fenómeno, pero ha sido una batalla perdida, e imagino que la química es la única ciencia que puede explicar por qué ocurre. Intuyo que el ácido cítrico, por su poder coagulante, es el que provoca ese cambio de textura al unirse con las enzimas presentes en un lácteo.  Esa mezcla por sí sola es una absoluta delicia. 

Si has llegado hasta aquí será porque te interesa saber cómo elaborar estos deliciosos y cremosos polos donde el cítrico se ve rebasado muy sutilmente por el delicado sabor de la albahaca fresca. 

polos-cremosos-de-limón-y-albahaca

Receta de polos cremosos de limón y albahaca sin heladera

Ingredientes (Para 8 polos pequeños)

  • 250 ml de nata líquida
  • 20 gr de albahaca fresca
  • 375 gr de leche condensada
  • 3 cdas de ralladura de limón
  • 100 ml de zumo de limón
Utensilios
Elaboración
  1. Escoge las hojas del albahaca, lávalas y sécalas. Pon la nata en un cazo pequeño y agrega las hojas de albahaca. Calienta la nata hasta justo que rompa a hervir. Tapa el cazo y deja infusionar la nata con la albahaca durante media hora. Transcurrido ese tiempo destapa el cazo y deja que se atempere antes de triturar la albahaca lo más fina posible; si quieres, también la puedes filtrar para no añadir los trocitos de la albahaca, pero yo no te lo aconsejo. Reserva hasta que se haya enfriado por completo.
  2. Mientras tanto, ralla los limones y exprime su jugo, y reserva.
  3. En un recipiente dispón la nata infusionada y triturada, la leche condensada, la ralladura de limón y el zumo, y mezcla con unas varillas metálicas homogéneamente. 
  4. Reparte la crema en los moldes para polos, dale unos golpes secos para deshacer posibles burbujas de aire y guardadlos en el congelador durante al menos 24 horas. También puedes verterla en un recipiente apto para congelador. ¡Y listo!
Notas y consejos
  • Para poder desmoldar los polos fácilmente, es recomendable sacarlos del congelador al menos diez minutos antes de consumirlos. Ten en cuenta la misma cantidad de tiempo si lo que has decidido es congelarlo en un recipiente y quieres formar bolas.



4 comentarios:

  1. Ficaram lindos e nota-se que estão cremosos
    Boa semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sao,

      Están muy cremosos y demasiado buenos para comer solo uno, ja ja ja.

      Un saludo

      Eliminar
  2. Yolanda, mi niña! Tengo todos los ingredientes en casa... crees que podré resistirme a hacerlos?? NOOOO!!! Ya te contaré ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosi!

      Me da a mi que no, que no te vas a resistir. Seguro que te encantan. Ya me dirás :D

      Besotes!

      Eliminar

Vuestros comentarios siempre son una alegría :D