Köttbullar o albóndigas suecas

{ 6 Comentarios }

köttbullar-o-albóndigas-suecas-de-Ikea

Köttbullar o albóndigas suecas

Aparte de las albóndigas que hace tu madre y las que hacía la mía, solo hay una receta que las iguala en fama: las albóndigas suecas, conocidas en Suecia como köttbullar, y en España como las albóndigas de Ikea.

La verdad es que el famoso fundador de este gran imperio conocido como Ikea, Ingvar Kamprad, ya desaparecido, tuvo grandes ideas que han llegado a cientos de rincones de todo el mundo, y por añadido idear una comida que pudiera convertirse en el reconstituyente energético que todo comprador podría necesitar tras darse un paseíto por su enorme tienda. (Importante: interpretar el término "paseíto" en tono irónico). 

Nunca jamás les he comprado las archiconocidas albóndigas suecas con su salsita y con su mermelada de grosellas. Nunca. ¿Tanto puede costar (en tiempo) elaborarlas? Si eres ducho en artes albondiguiles, el esfuerzo en hacer estas bolitas de carne tenía que ser poco, un "esfuerzo", que confieso, me resulta relajante.

Sabía que Bea, del blog Bea Recetas y más, tenía en su poder la receta, y en ella he basado la elaboración de la mía, aunque con algún cambio (con permiso de mi fuente inspiradora).

Una vez que pruebes estas albóndigas con su salsita de carne, la mermelada y ese puré de patata que sirve para rebañar la salsa restante en el plato, entenderás por qué esta receta ha tenido una aceptación tan grande entre el público. El sabor del conjunto es inigualable. ¡Buenísimas!

Pues nada, aquí te dejo la receta. Eso sí, no soy quien para impedirte darte un paseo por la afamada tienda, un paseíto del que seguro, seguro, saldrás con algo en la bolsa de la compra, ja ja ja.

Receta de köttbullar o albóndigas suecas


Ingredientes (Para 4 personas - aprox. 36 albóndigas)

Para las albóndigas
  • 500 gr de carne picada de ternera (o mixta)
  • 70 gr de cebolla
  • 40 gr de miga de pan tierno
  • 120 ml de nata liquida o leche
  • 1/2 cdta de pimienta blanca
  • 1/4 cdta de nuez moscada
  • Sal
Para la salsa
  • 35 gr de mantequilla
  • 35 gr de harina de trigo
  • 300 gr de caldo de carne
  • 50 gr de nata líquida
  • 1 cdta de salsa Worcester
  • Sal
Acompañamiento
  • 800 gr de patatas
  • 1 cda de sal
  • 50 gr de mantequilla sin sal
  • 8 cucharadas de leche
  • 1/4 cdta de nuez moscada
  • Agua de la cocción de las patatas si fuera necesario
  • Además: mermelada de grosellas, de arándanos negros o de frambuesa 
Elaboración

Del puré de patata
  1. Ponemos abundante agua a cocer y llevamos a ebullición; sazonamos con la sal y añadimos las patatas peladas y cortadas en trozos. Las cocinamos durante 15 minutos o hasta que estén tiernas. Escurrimos y las pasamos a una fuente amplia.
  2. Añadimos la mantequilla cortada en daditos y aplastamos la patata con un prensa patatas. 
  3. Agregamos la leche y la nuez moscada, y ajustamos el punto de espesor a nuestro gusto añadiendo agua de la cocción a poquitos si fuera necesario. Comprobamos el punto de sal. Reservamos.
De las albóndigas
  1. Desmigar el pan y mezclarlo con la nata para humedecerlo bien. Reservar 10 minutos aproximadamente.
  2. Rallar la cebolla, incorporarla a la carne, junto con la miga de pan, la pimienta, la nuez moscada y la sal. Mezclar todo, tapar con film transparente y reservar en la nevera una hora. 
  3. Transcurrido este tiempo, formar bolas del tamaño de una nuez y freírlas en una sartén amplia en la que habremos puesto aceite que cubra la base. Retiramos a una fuente protegida con papel de cocina.
De la salsa
  1. En la misma sartén en la que hemos dorado las albóndigas ponemos la mantequilla a derretir, agregamos la harina, removemos hasta dorarla un par de minutos e incorporamos el caldo de carne y la cucharadita de salsa Worcester. Llevamos a ebullición y cocinamos a fuego suave unos dos minutos.
  2. Agregamos la nata líquida, removemos y rectificamos de sal si fuera necesario antes de distribuir las albóndigas en el interior de la salsa. Tapamos y las cocinamos a fuego suave durante cinco minutos más para que espese la salsa ligeramente.
Montaje
  • Servimos las albóndigas junto con el puré de patata y mermelada.
Notas y consejos
  • A la hora de dar forma a las albóndigas, es conveniente no presionarlas mucho para que no queden muy duras al cocinarlas. 
  • Si no tienes caldo de carne, puedes sustituirlo por agua con media cucharadita de concentrado de carne Bovril. 





6 comentarios:

  1. Gosto muito de almondegas , assim nunca fiz.
    Estão com um aspecto maravilhoso.
    Boa semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sao. Me alegra saber que te han gustado estas albóndigas. Y estoy segura de que aún te gustará más comerlas, je je je.

      Un saludo

      Eliminar
  2. No sé si has leído una noticia reciente en la que el gobierno sueco reconocía que las albóndigas de Ikea eran una receta turca traída por Carlos XII. Los turcos han dicho que los suecos dejen de decir que esas albóndigas son suecas.
    Pero aparte de la discusión, que a mí me resulta bastante divertida, lo cierto es que la receta original ha sufrido variaciones y ya no se puede decir que son turcas.
    Aquí os dejo el enlace para que disfruteis un rato:
    https://www.directoalpaladar.com/cultura-gastronomica/el-gobierno-sueco-confiesa-las-famosas-albondigas-de-ikea-son-en-realidad-un-plato-turco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javier.

      No había oído ese conflicto entre "suecos y turcos", ja ja ja. Si se disputan su propiedad, será que son buenas, ¿no? A mi al menos las caseras me lo parecen; están super ricas.

      Muchas gracias por tus tintes humorísticos ;)

      Eliminar
  3. Que ilusion me hizo leerte por Instagram guapa y ahora que tengo un ratito quería pasarme por tu rincon para dare las gracias por la mencion. La verdad que son una maravilla, nada que envidiar a las de Ikea y seguro que con tu toque personal ya te saliste!!!
    Voy a seguir paseandome por tu blog que me queda mucho para ponerme al dia!
    Besos preciosa y gracias por estar pendiente de mi estos meses, eres un resol!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bea, ¡qué alegría leerte por aquí! Aunque sinceramente la mayor alegría es saber el porqué ya andas por aquí.
      Estas albóndigas son una delicia. Hacía mucho tiempo que les tenía echado el ojo, y las había hecho un par de veces, pero una vez por una cosa y otra vez por otra que no le llegaba el feliz momento de salir a la luz por aquí.

      ¡Ah! Y se te da muy bien sacar los colores :D

      Besos

      Eliminar

Vuestros comentarios siempre son una alegría :D