Eggnog o Ponche de huevo

{ 0 Comentarios }

Eggnog

Receta de Eggnog o Ponche de Huevo


El eggnog, traducido al castellano como "ponche de huevo", es una bebida típica de los días de Navidad en  Estados Unidos. 


El eggnog se elabora con ingredientes como yemas de huevo, azúcar, leche, nata líquida, canela, clavo y nuez moscada. En la versión que hoy te dejo en el blog, las yemas se han cocinado, por lo que no deberías temer por tu salud ni por la de tus comensales. Y digo esto porque tradicionalmente las yemas se mezclan en crudo con los demás ingredientes sin pasar previamente por el fuego. El eggnog también puede llevar un toque de licor, bien sea ron, whiskey o coñac. Pero puesto que soy abstemia, prescindo de añadir cualquier tipo de alcohol y me encanta disfrutarlo sin él. Es una bebida deliciosa de la que me bebería litros y litros. Es como beber natillas muy líquidas. ¡Qué ricas!

Eggnog

Aunque es Estados Unidos, junto con Canadá, el país donde mayormente se disfruta de esta bebida, se dice que sus orígenes la sitúan en Inglaterra. De hecho, nog es un término que procede del inglés antiguo y que en sus tiempos se utilizaba para referirse a la cerveza. Se sabe que en la época medieval los monjes tomaban una bebida conocida como posset y que consistía en leche caliente aromatizada con especias y a la que se añadía cerveza.


La llegada de los colonos ingleses a tierras norteamericanas supuso la continuidad de las tradiciones de su país de origen, aunque fue necesario adaptarlas al nuevo mundo. Se sabe que el mismo presidente George Washington tenía su propia receta de eggnog, y para elaborarlo empleaba ron, whiskey y brandy, aparte de una buena cantidad de azúcar y los consabidos huevos.

Eggnog

En España no es tradición tomarlo, pero es de esas recetas que no me importaría en absoluto adoptar e incorporar a mi recetario navideño. De hecho, ya forma parte de él con figurar en esta entrada, je je je. 


Espero que te animes a hacerla. No es nada difícil y es una delicia. 


Ingredientes

  • 460 gr de leche
  • 4 palos de canela
  • 1/8 cdta de clavo molido o 2 clavos enteros
  • 1/2 cdta de extracto de vainilla
  • 6 yemas de huevo
  • 125 gr de azúcar blanquilla
  • 460 gr de nata líquida
  • 2 cdtas de extracto de vainilla
  • 1/8 cdta de nuez moscada

Elaboración

  1. En un cazo pequeño ponemos a calentar la leche, los palos de canela, el clavo y el extracto de vainilla. Cuando comience a humear, lo retiramos del fuego y tapamos. Lo dejamos en reposo infusionando durante unos 30 minutos. 
  2. En un recipiente batimos las yemas y el azúcar hasta que el azúcar se haya disuelto.
  3. Retiramos los palos de canela, sin desecharlos, y los clavos enteros (si elegiste esta opción), y añadimos un poco de la leche a las yemas, removiendo rápidamente. A continuación lo vertemos sobre el resto de la leche y lo calentamos de nuevo a fuego medio sin dejar de remover durante unos 3 minutos, sin dejar que llegue a hervir.
  4. Filtramos la leche (verás que en el colador se quedan restos de huevo y trocitos de los palos de canela) y la vertemos en un recipiente grande. Lo reservamos hasta que se atempere.
  5. Una vez que la leche se haya enfriado, añadimos la nata, las dos cucharaditas de extracto de vainilla y la nuez moscada. Removemos para que se mezcle todo bien, y lo guardamos en la nevera.
  6. Servimos en unas bonitas copas o vasos y espolvoreamos con canela en polvo al gusto si se desea. 

Notas

  •  Te recomiendo tomar esta bebida a temperatura ambiente, por lo que es conveniente sacarla de la nevera unas cuantas horas de consumirla. También puedes calentarla a fuego muy suave y sin parar de remover sin dejar que llegue a hervir. 

Receta de Eggnog vista en Stay At Home Chef



0 comentarios han dado alegría a esta entrada:

Deja un comentario