Pasta casera con huevo

{ 3 Comentarios }

pasta casera con huevo

Pasta casera con huevo

Hacer pasta casera en casa es una de las elaboraciones gastronómicas más simples que puede haber. Créeme. Jamás pude imaginarme que fuera tan sencillo; es, sin duda, todo un arte. Y si además quien te guía de la mano es toda una experta en la materia, tu interés se acrecienta aún más. 


Teresa, conocida en las redes sociales como @Tesimpasta, fue mi maestra. La conocí accidentalmente en Instagram,  y cuando anunció uno de sus cursos en Madrid, no me lo pensé dos veces. Además, coincidía con mi cumpleaños, de manera que no pude pensar en mejor autoregalo. 


Disfruté muchísimo de aquel curso, y no solo por el hecho de estar dedicando mi tiempo a hacer algo relacionado con la cocina, sino porque Teresa siente tanta pasión por lo que hace, lo transmite y contagia ese amor por el mundo de la pasta y de todo lo que tiene que ver con Italia. 


Personalmente, aquella experiencia fue muy enriquecedora, y desde entonces siempre que he podido (porque aunque sencillo, se necesita tiempo) hago pasta casera en casa. Es infinitamente más rica que la pasta comprada, sea seca o fresca. Tengo técnicas pendientes de poner en práctica, como por ejemplo la pasta rellena. Pero a fecha de hoy puedo decir que me manejo perfectamente con las técnicas más básicas y que disfruto muchísimo desde el mismo instante en el que me planteo hacer pasta hasta el momento en el que ya estamos sentados y hemos podido disfrutar de un rico plato de pasta casera.

¿Qué herramientas necesitas para hacer pasta casera?

Como herramienta, me ayudo con una máquina para darle forma, bien como láminas para lasaña o como espaguetis o tagliatelle. Y no me arrepiento de tenerla, más bien lo contrario, porque no te imaginas cómo agiliza el trabajo. Si tú no dispones de máquina, puedes ayudarte de un rodillo y estirar la pasta muy, muy fina, para luego enrollarla y cortarla del grosor que desees. ¿Sabes que hay diferentes denominaciones para la pasta larga dependiendo de su anchura? ¡Sí! Hay un mundo más allá de los archiconocidos espaguetis y de los tallarines, pues tenemos bucatini, fetucce, fetuccine, parpadelle, tagliatelle, linguine, ... Por no mencionar la grandísima variedad de pasta corta y de pasta rellena que existe.


Para secar la pasta, tengo una especie de tenderete de madera en el que cuelgo la pasta larga y que así se pueda secar. Si la pasta es corta, preparo unas bandejas, las forro con un paño de algodón limpio, espolvoreo harina por encima y voy colocando la pasta a la vez que espolvoreo más harina para que absorba la humedad de la pasta.

pasta casera con huevo


¿Cuántos ingredientes se emplean en mi receta?

La receta de pasta casera que sigo emplea necesita dos ingredientes: harina y huevos. Y nada más. La harina que se emplea es la tipo "00", que es una harina floja. Pero la que más me gusta es la rimancinata. Por cada comensal, se necesitan 100 gramos de harina y un huevo tamaño "XL". Normalmente no compro huevos de este tamaño, pues los prefiero "M" en verano, y "L" en invierno, y adapto ligeramente la cantidad de harina según el tamaño del huevo.

¿Cómo se trabaja la masa?

El procedimiento para elaborar la pasta es bien sencillo: formar un volcán con la harina, cascar los huevos, depositarlos dentro del volcán y mezclar ambos batiendo los huevos como para hacer una tortilla. Al mismo tiempo vas introduciendo poco a poco pequeñas cantidades de harina. Una vez que los ingredientes están unidos, usamos las manos para terminar de mezclarlos. Para amasar, estiramos la bola que hayamos formado con la ayuda de la parte interior de la muñeca y la doblamos hacia nosotros, todo ello con movimientos suaves. Una vez formada una bola de aspecto suave y homogéneo, la envolvemos en film transparente y la dejamos reposar como mínimo 30 minutos.

pasta casera con huevo


¿Por qué ha de reposar la masa?

El que repose la masa tiene su importancia. Y mucha. Con el reposo, las partículas secas de la harina se hidratan y también se favorece el desarrollo del gluten, lo cual permite que la masa sea más elástica y que podamos trabajarla sin que ofrezca resistencia a la hora de estirarla.


Una prueba infalible que te dirá si los ingredientes de la masa están bien combinados y si la masa ha sido bien trabajada es cuando al cortarla por la mitad se pueden observar pequeñas burbujitas, tal y como puedes observar en la fotografía de arriba.

¿Cómo se conserva la pasta fresca?

Una vez formada la pasta, puesto que lleva huevo es necesario guardarla en la nevera, pero no por mucho tiempo, ya que la humedad no hará mucho por mantenerla en la mejor de las condiciones. Lo ideal es dejarla secar por completo y una vez seca, guardarla en bolsas y congelarla. El día que decidas utilizarla para cocinarla, no es necesario que la descongeles. Una vez que el agua está hirviendo, viertes la pasta y la cueces unos 5 minutos, aproximadamente.


pasta casera con huevo


Receta de pasta casera con huevo

Ingredientes (4p)

  • 400 gr de harina tipo 00 o harina rimancinata
  • 4 huevos tamaño "XL"

Elaboración

  1. En la mesa de trabajo, forma un volcán con la harina, reservando un puñado en un cuenco para añadirla más tarde si fuera necesario. Casca los huevos y disponlos en el interior. Con la ayuda de un tenedor, comienza a batir los huevos al tiempo que vas incorporando poco a poco la harina. Una vez que esté toda integrada, utiliza las manos para mezclarlo todo bien y amasarlos siguiendo los consejos que te he indicado más arriba.
  2. Forma una bola y envuélvela en film transparente. Resérvala al menos 30 minutos para que repose. Si tienes que dejarla más tiempo, como lleva huevo, guárdala en la nevera.
  3. Transcurrido el tiempo de reposo, corta la masa por la mitad y cada mitad en cuatro o seis porciones.
  4. Si tienes una máquina para hacer pasta, regula el grosor con el que vas a empezar a estirarla, empezando por un grosor más ancho y terminando con uno más fino. Avanza gradualmente ajustando los diferentes grosores en disminución. Es necesario que reboces cada porción en harina antes de pasarla por el rodillo y estirarla, así evitarás que se pegue. Este proceso tendrás que hacerlo repetidas veces; en cuanto observes que la masa se puede quedar pegada.
  5. Una vez estirada, pasa cada tira de pasta por el cortador que más te guste. Después, ve disponiendo la pasta en un secador o en una bandeja, como te he indicado unas líneas más arriba.
  6. Para cocer la pasta, pon abundante agua en una olla grande a calentar. Sazónala cuando rompa a cocer y entonces añade la pasta. Cocínala entre 2-3 minutos desde el momento en el que rompa a hervir de nuevo, o hasta que esté tierna, pero controlando que no quede blanda, pues quedará gomosa, y no nos interesa en absoluto. Escúrrela en un colador, o directamente al plato o a la cazuela donde tengas la salsa con la que vas a servirla. 
Notas

Te recomiendo guardar medio vaso del agua de la cocción de la pasta para añadírsela a la salsa con la que la acompañes y reducirla bien, pues la textura de tu salsa será un poquito más gordita y quedará mucho más resultona.


3 comentarios:

  1. Adoro massa caseira , tenho a maquina mas á muito que não uso.
    Essa ficou perfeita.
    Boa semana

    ResponderEliminar
  2. Pero que bien te ha quedado esa pasta casera¡¡¡¡, y estoy segura que aun mejor sabra, nunca he echo pasta en casa, haber si me atrevo, besos

    ResponderEliminar
  3. Nunca hice pasta casera me da mucho respeto por eso admiro el trabajo de las o los valientes que os atrevéis👏un ole por ti👍besinos

    ResponderEliminar

Deja un comentario