Gyozas de cerdo y verduras

{ 0 Comentarios }


gyozas-de-cerdo-y-verduras

Gyozas de cerdo y verduras

Las gyozas son uno de los platos japoneses más populares en todo el mundo. Sin embargo, sus orígenes no se encuentran en la cocina japonesa tradicional, sino que hemos de viajar hasta China para encontrar los antepasados de este tipo de empanadillas. Los ancestros de los que hablamos son conocidos como jiaozi, y que al igual que las gyozas, son un tipo de elaboración en la que se presenta carne y verduras picadas envueltas en una masa fina que se sella con los dedos, dando lugar a lo que para nosotros, españoles, sería algo parecido a una empanadilla. Aunque hay quien asegura que las gyozas llevan siendo comidas en Japón desde tiempos inmemoriales, su renacimiento en la gastronomía japonesa se debe al contacto que ambos países mantuvieron durante el primer tercio del siglo XX a raíz del conflicto sino-japonés que los enfrentó en plena Segunda Guerra Mundial.

En contraposición a los jiaozi, la masa con la que se elaboran las gyozas es más fina y ligera. Si hemos de establecer más diferencias, el ajo no es un condimento que se emplee en la elaboración china. La típica gyoza tiene forma de media luna y entre los ingredientes que sirven de relleno, solemos encontrar carne de cerdo, repollo, cebolleta, ajo y jengibre, que son los ingredientes que he utilizado para hacer la receta que hoy te presento, junto con setas. Sin embargo, hoy en día se pueden encontrar diferentes tipos de marisco como relleno en muchos restaurantes especializados, y otras opciones puramente vegetarianas o veganas para poder satisfacer casi todos los paladares y necesidades.


gyozas-de-cerdo-y-verduras

Las gyozas se pueden comer cocidas, en sopa, fritas en aceite o tostadas en su base, y quizás te interese saber que dependiendo del tipo de elaboración, reciben un nombre distintivo. Pero tranquilo, que no, no voy a aburrirte con una clase de gyoza-japonés ;) Para comerlos, se acompañan de una salsa en la que sumergirlos y que se elabora con ingredientes como vinagre de arroz, salsa de soja, cebolleta, ajo, ponzu ...

La receta de gyozas que hoy te dejo en mi blog no es nada complicada, aunque te engañaría si te dijera que es diligente de hacer. Formar el relleno es de lo más fácil y rápido: mezclas los ingredientes y listo. Obviamente, la parte más entretenida es la de rellenar y dar forma a las gyozas, pero francamente, es una tarea tan relajante que es terminar con una y querer seguir con más, ja ja ja.

Existen varios tipos de sellados de la masa. En cualquiera de los casos es conveniente humedecer con agua los bordes de la oblea, plegarla e inicialmente sellarla justo en el medio del pliegue. A continuación vamos haciendo pequeñas dobleces empezando en un extremo y yendo hacia otro extremo opuesto. O bien, partimos desde el centro y formamos los pliegues hacia un lado y posteriormente desde el centro hacia el otro extremo. Con los deditos presionamos suavemente todos los pliegues de la gyoza para sellarla muy bien y evitar que se abran al cocinarlos. En ambos casos queda una bonita forma de media luna con pequeños pliegues de un lado al otro. Desafortunadamente no puedo ilustrarte estos pasos tan entretenidos, pero te animo a que eches un vistazo al vídeo en el que me he inspirado para elaborar mi receta.

Un punto importante: no debéis dudar en rellenar las gyozas con los ingredientes crudos, ya que se cocinarán perfectamente.

¿El resultado? ¡Delicioso! Es una elaboración ideal para un picoteo, para un entrante, para lo que te apetezca. Si te gusta la cocina oriental, es una experiencia que deberías vivir en casa y con tus propias manitas, al menos una vez ... al mes, ja ja ja.


gyozas-de-cerdo-y-verduras

Receta de gyozas de cerdo y verduras

Ingredientes (Para 26 unidades)

Para el relleno
  • 1 paquete de gyozas (50 placas)
  • 400 gr de carne de cerdo picada
  • Sal
  • 4 hojas de col china, de repollo o un pak choi
  • El tallo verde de una cebolleta picada finamente
  • 2 dientes de ajo machacados
  • 1 cdta de jengibre fresco rallado
  • 2 setas Portobello picadas muy finamente
  • 2 cdas de salsa de soja
  • 1 cda de aceite de sésamo
  • 1 cda de vinagre de arroz
  • 1/2 cdta de azúcar
  • 1 cdta de maizena
  • Cebollino picado y semillas de sésamo para decorar (opcional)
  • Para formar la costra: 100 gr de agua y 1/2 cdta de maizena
Para la salsa de acompañamiento
  • 3 cdas de salsa de soja
  • 2 cdas de vinagre de arroz
  • 1 cda de aceite de sésamo
Elaboración

1. En un recipiente amplio ponemos la carne, la sazonamos con sal y removemos bien. Cortamos la parte más fibrosa del tallo de las hojas de col practicando un corte en forma de triángulo y a continuación las picamos en tiras muy finas y estas a su vez en trocitos más pequeños. Las añadimos a la carne junto con los dientes de ajo, el jengibre y las setas.

2. En un recipiente pequeño mezclamos los ingredientes que servirán para aliñar el relleno: la salsa de soja, el aceite de sésamo, el vinagre de arroz, el azúcar y la maizena. Removemos todos los ingredientes y los agregamos al recipiente con la carne, mezclando todo el conjunto. Tapamos con film transparente y reservamos en la nevera durante media hora.

3. Transcurrido ese tiempo, sacamos la carne de la nevera y formamos 26 porciones (aproximadamente) con una cucharita de postre, les damos forma ovalada y las reservamos en un plato, de esta manera nos será más limpio y rápido rellenar las obleas sin necesidad de tener que lavarnos las manos a cada momento.

4. Preparamos un recipiente pequeño con agua, que va a ayudarnos a sellar la masa de las gyozas, y también una fuente amplia forrada con papel film para depositar en ella las gyozas y evitar que se peguen en la base.

5. Cogemos una oblea de gyoza, colocamos una porción del relleno en el centro, pincelamos todo el borde de la gyoza y a continuación la sellamos siguiendo cualquiera de las técnicas que te he explicado en la introducción. A medida que las vamos formando, las reservamos en la fuente destinada para tal cometido y las cubrimos con un paño de algodón ligeramente humedecido, así evitaremos que se sequen. Y vamos formando nuestras gyozas hasta terminar con el relleno.


6. Para cocinarlas, ponemos un chorrito de aceite a calentar en una sartén antiadherente, distribuimos las gyozas dentro de la sartén impregnando bien su base con el aceite y las cocinamos hasta que se forme una ligera costra en su base. En ese momento, vertemos un chorrito de aceite de sésamo por encima y a continuación media cucharadita de maizena que habremos diluido en 100 gramos de agua fría. Esto ayudará a que se forme una costra muy crujiente en la base de nuestras gyozas. Tapamos la sartén y las cocinamos a fuego medio durante unos cinco minutos o hasta que se haya evaporado todo el agua. 
7. El resultado serán una gyozas blanditas por arriba y tostadas y crujientes en su base. Las servimos con unas semillas de sésamo y de cebollino picado por encima, y con la salsa que sirve como acompañamiento y que prepararemos con tan solo mezclar todos los ingredientes en un cuenco. 


Receta de gyozas, con alguna variación, vista en Kwan Homsai


0 comentarios han dado alegría a esta entrada:

Deja un comentario