Panellets { Dulce típico de la Castañada }

{ 2 Comentarios }

panellets


Panellets { Dulce típico de la Castañada }


De un tiempo a esta parte, llegados finales de octubre, la blogosfera y las redes sociales se plagan de recetas y motivos relacionados con Halloween. Cada cultura, tiene sus raíces y sus tradiciones, y como suele pasar, la comida juega un papel extraordinario en cada una de sus celebraciones, tal y como es el caso de Halloween y del Día de Todos los Santos en España.

En España, el 1 de noviembre, Día de Todos los Santos, es una ocasión para recordar a nuestros seres más queridos. Suele ser habitual visitar los cementerios, dejar un ramo de flores en sus lápidas, y muy especialmente dedicar tiempo a recordar los momentos que compartimos con ellos y que tan feliz nos hicieron.

La celebración varía dependiendo de la comunidad autónoma en la que te encuentres, y precisamente España es lo suficientemente ancha en dimensiones y rica en cultura como para imaginar que son muchas y variadas las formas de celebrarlo.

La receta de hoy nos lleva directamente a tierras catalanas. Allí los panellets son los dulces más típicos en lo que se conoce como la "Castanyada". Parece ser que los orígenes de esta tradición están enraizados con antiguos rituales funerarios. Hay quien dice que la necesidad de permanecer en vela durante toda la noche propició el consumir alimentos energéticos, siendo los panellets uno de ellos. Los fuegos permanecían encendidos toda la noche y se preparaban alimentos para que los antepasados pudieran disponer de ellos cuando llegaran de visita por la noche. Otras fuentes apuntan a que los panellets eran una ofrenda que se consumía tras haber sido bendecidos por la iglesia. 

panellets



Los panellets son muy parecidos a los mazapanes, tanto por su forma como por los ingredientes que se emplean para elaborarlos; es por ello que se relacionan con la cocina árabe. Tradicionalmente son de forma redondeada, de tamaño que pueden degustarse en un único bocado, elaborados a partir de una base con almendra, huevo y azúcar y cubiertos de piñones. Hay recetas, como la que hoy te dejo unas líneas más abajo, que llevan patata o boniato en lugar de almendra, un ingrediente más asequible para las familias, y no por ello con un resultado menos delicioso. 

Los panellets adquieren diferentes formas para distinguirlos según su sabor. Los de piñones suelen ser redondos, mientras que los de almendra son más ovalados. Entre las variedades que se pueden encontrar están los de limón, los de coco, los de chocolate, de café, una carta que se ha ido ampliando con el paso del tiempo.

Es costumbre tomarlos como postre tras la comida, tras la cena, o en cualquier momento del día, con castañas o boniatos asados, acompañados de un vasito de vino Moscatel o Malvasía.

panellets

Receta de Panellets { Dulce típico de la Castañada }


Ingredientes (Para 28 unidades)
  • 200 gr de patata o boniato cocido
  • 265 gr de azúcar blanquilla
  • 330 gr de almendra molida
  • Ralladura de 1/4 limón grande
  • Para el rebozado: 100 gramos de piñones y/o 100 gramos de almendra en granillo
  • Para el pintado: 1 huevo
Elaboración
  1. Ponemos a calentar abundante agua en una cazuela. Lavamos la piel de las patatas y las metemos en el agua ya hirviendo. La coceremos hasta que esté tierna, lo cual dependerá del tamaño y del tipo de patata. Para comprobar que está cocida, introducimos la punta de un cuchillo en ella y si no ofrece resistencia, ya está lista. 
  2. Retiramos la patata a un escurridor y dejamos atemperar unos minutos. Es conveniente manipularla cuando aún está caliente. Retiramos la piel y la chafamos con un tenedor y dejamos enfriar. 
  3. Una vez que la patata ya está fría añadimos el azúcar, la almendra y la ralladura. Mezclamos muy bien hasta que quede una masa fina y sin grumos. Envolvemos la masa en film transparente y la reservamos en la nevera durante 24 horas. 
  4. Sacamos la masa de la nevera y preparamos una fuente para horno con papel vegetal.
  5. Formamos 28 bolitas de 28 gramos de peso y las reservamos. 
  6. En una taza, vaso o similar, ponemos una porción de piñones (o de almendra en granillo). Introducimos una bola de masa y movemos la taza con movimientos circulares con la intención de que ese gesto ayude a los piñones a adherirse a la masa. Sacamos la bola y nos aseguramos de que ha quedado perfectamente cubierta; de no ser así, podemos cubrir los posibles huequecitos que queden nosotros mismos con más piñones (o almendra). Depositamos los panellets en la bandeja de horno a medida que los vamos formando.
  7. Precalentamos el horno a 225ª, con calor inferior y superior.
  8. Batimos un huevo y barnizamos con él los panellets. Colocamos la bandeja a media altura dentro del horno y los cocemos unos 10 minutos o hasta que hayan adquirido un bonito tono dorado. Los dejamos reposar en la bandeja un par de minutos más y después los trasladamos a una rejilla, donde terminarán de enfriar por completo.



2 comentarios:

  1. Fiz uma vez para entrar num desafio de um blog e devo dizer que gostei muito.
    Os seus ficaram lindo e imagino que uma delicia.
    Boa semana

    ResponderEliminar
  2. Por aquí no es habitual pero si que se comen y a mi me encanta comerlos cuando son de confianza 😉 si pudiera pasarme por tu cocina seguro que unos cuantos caerían👍 besinos preciosa

    ResponderEliminar

Deja un comentario