Brioche de mascarpone al aroma de vainilla

{ 0 Comentarios }

brioche-de-mascarpone-al-aroma-de-vainilla

Brioche de mascarpone al aroma de vainilla

El brioche es un tipo de pan de origen francés elaborado con ingredientes tales como harina, mantequilla, huevos, levadura, azúcar y leche o agua. Quizás no es muy acertado denominarlo como un tipo de pan, pues hay quien también lo tilda como una especie de pastel. Sin embargo, el mismo Jeffrey Hamelman, autor de una de las grandes biblias sobre pan, El Pan, comenta que no es es ni una cosa ni la otra, sino que es una elaboración única. La masa de un brioche puede adoptar diferentes formas: alargada, cuadrada, trenzada; puede ser dulce o salado; puede ser la base de una tarta, puede emplearse para hacer torrijas, un pudín e incluso laminarlo de tal manera que adquiera una textura y apariencia cercana al hojaldre. Las opciones son ... ¡infinitas!

Consultando diversas fuentes he podido comprobar que la cantidad de harina sobre la de mantequilla ha de ser la del doble en peso, sin embargo, Jeffrey Hamelman comenta que de ser así se puede conseguir un brioche denso y pesado. No obstante, este brioche que os muestro hoy no incorpora mantequilla entre sus ingredientes, sino queso mascarpone. Y como los ingredientes en contacto funcionan por reacción química, seguro que el queso mascarpone influye de alguna manera para que obtener la textura final que se consigue.

Siempre que te decantes por la mantequilla, para evitar que el brioche no resulte siendo una masa densa y pesada, es imprescindible tener en cuenta la temperatura de los ingredientes, que han de estar siempre fríos, lo más posible, y por supuesto, el amasado. Un buen amasado de una masa para brioche requerirá unos 15 minutos de tu tiempo. Si eres afortunado de tener un amasadora o un robot de cocina, estos son unos estupendos aliados en la cocina; y si tienes la suerte de poder elegir entre uno y otro, decántate por la amasadora, porque la fricción de las cuchillas de un robot recalienta la masa, y eso, no le va bien. Yo no sé tú, pero a mi me chifla meter las manos en la masa, y tocarla, y sentirla es un placer.

brioche-de-mascarpone-al-aroma-de-vainilla


Me encanta el brioche, aunque por parte de mis otros dos comensales no goza de tanta aceptación. Sin embargo, este brioche de mascarpone al aroma de vainilla que hoy te traigo ha sido un éxito rotundo. Mira, mira unas líneas debajo y observa la miga que tiene. Es laminosa y se ve tierna y esponjosa. Además, le añadí, y porque me apetecía mogollón, un toque de extracto de vainilla que lo hace aún más sabroso, y no te digo nada del momento en el que lo estás amasando primero, y se cuece en el horno después. 

Hace mucho, mucho tiempo, allá por el 2015, que vi esta receta del brioche de mascarpone en la red, y los honores se los debo a Natalia, del blog Con harina en mis zapatos. Desde entonces he visto crecer esta receta como la espuma en las redes, y la verdad es que no va de sobra todo apelativo generoso que se le de, porque es ciertamente exquisito.

brioche-de-mascarpone-al-aroma-de-vainilla

Receta de Brioche de mascarpone al aroma de vainilla

Ingredientes

  • 50 ml de leche tibia
  • 10 gr de levadura prensada
  • 1 huevo tamaño "L"
  • 125 gr de queso mascarpone
  • 1 cdta de extracto de vainilla
  • 40 gr de azúcar blanquilla
  • 250 gr de harina de fuerza
  • Azúcar perlado para decorar

Utensilios

  • Molde desmontable redondo de 18 cm de diámetro

Elaboración

  1. Calentamos la leche durante 20 segundos en el microondas y desmenuzamos en ella la levadura prensada. Añadimos la punta de una cucharadita de azúcar, removemos, y dejamos reposar 10-15 minutos para que se active la levadura formando burbujitas en la superficie.
  2. Cascamos un huevo y lo pesamos, lo batimos y nos quedamos solo con la mitad, reservando la otra mitad para barnizar el brioche antes de hornearlo.
  3. En un recipiente ponemos el queso mascarpone, la mitad del huevo, el extracto de vainilla y el azúcar y batimos.
  4. Agregamos la leche con la levadura y mezclamos.
  5. Incorporamos la harina tamizada y mezclamos con una cuchara de madera. Notaremos que la masa se nos pega en los dedos. Vamos a dejarla reposar tapada en el recipiente durante 20 minutos.
  6. Transcurrido ese tiempo volcamos la masa en la superficie de trabajo limpia y seca y amasamos 10-15 minutos o hasta conseguir una masa suave, lisa y brillante. Engrasamos un recipiente, introducimos en su interior la masa y la tapamos para que doble su volumen, aproximadamente una hora (dependiendo de la temperatura ambiente; a más calor, más rápido subirá).
  7. Una vez que la masa ha doblado su volumen la volcamos nuevamente en la mesa de trabajo, la desgasificamos y la pesamos. Dividimos su peso en seis partes, que son las seis bolas que formaremos, y obtendréis un peso aproximado de 79-80 gramos. 
  8. Forramos la base y las paredes del molde con papel de horno. Reservamos. 
  9. Formamos las seis bolas y las distribuimos en el molde. Tapamos con un paño de algodón hasta que doblen su volumen.
  10. Precalentamos el horno a 180ºC, con calor superior e inferior. Pincelamos la superficie del brioche con la mitad del huevo batido que habíamos reservado y espolvoreamos azúcar perlado por encima. Horneamos 30-35 minutos o hasta que se haya dorado suavemente y el brioche esté cocinado en su interior.

0 comentarios han dado alegría a esta entrada:

Deja un comentario