Croquetas de coliflor

01 febrero 2016 8 comentarios

croquetas-de-coliflor


Croquetas de coliflor


Estoy segura de que no me equivoco si digo que entre todas las verduras habidas y por haber, la coliflor es de las que menos seguidores tiene. Y es que no sé qué tiene esta verdura, tan blanca, redonda y bonita, que cobijan unas hojas verdes que la arropan y protegen como que una verdura delicada fuera. Y en cierta forma, esas hojas que envuelven esta flor de color blanco hacen su papel y siempre que compréis una coliflor, lo que no deberíais hacer nunca es despojarlas de esas hojas, pues ayudarán a mantener más fresca vuestra coliflor. 

Cuando digo que no sé qué es lo que tiene esta verdura que tan poco gusta, lo que estoy diciendo es una mentira bárbara, porque lo que le ocurre es lo que todos sabéis: que tiene un olor tan fuerte y característico que a muchos echa para atrás y produce rechazo inmediato. 

Pero yo tengo un truco para evitar que la nariz más fina intuya que en tu cocina se ha cocido coliflor: separa los ramilletes, lávalos, disponlos en un recipiente apto para cocción al vapor con un culín de agua y sal al gusto, tápalo con film transparente, perfóralo pinchándolo con la punta de un cuchillo y cuécela a 800w de potencia durante diez minutos al menos (todo dependerá de lo grandes que sean las flores). Cero olores a coliflor. ¡Garantizado! 

Y si no te lo crees, ¿por qué no haces la prueba?


croquetas-de-coliflor



Ingredientes (Para 3-4 personas)
  • 600 gramos de ramilletes de coliflor limpios
  • 60 gramos de queso azul
  • 2 huevos tamaño "L"
  • Una rebanada de pan de molde
  • Un chorrito de leche
  • 4 cdas de pan rallado grueso
  • 2 cdas de pan rallado fino (para engordar la farsa)
  • 2 cdas de queso parmesano
  • 1 cda de cebollino fresco picado finamente
  • Sal
  • Aceite de oliva
Elaboración
  1. Empezamos por la coliflor, separando los ramilletes del tallo y lavándolos. Los coceremos al vapor en el microondas según la explicación de más arriba. Escurrimos en un colador y reservamos.
  2. Aplastamos la coliflor con un aplasta patatas. Batimos los dos huevos, añadimos la rebanada de pan, el chorrito de leche y desmigamos el queso azul, aplastándolo con un tenedor para que se incorpore mejor en la mezcla. Añadimos todo el compuesto a la coliflor, junto con el pan rallado fino. Tapamos con film transparente y reservamos en la nevera durante al menos media hora.
  3. Precalentamos el horno a 180ºC con ventilador, o a 200ºC sin ventilador.
  4. Transcurrido este tiempo, preparamos el pan para el empanado: mezclamos el pan rallado grueso, el queso parmesano y el cebollino. Con una cuchara, cogemos porciones de coliflor, formamos una bola con las manos humedecidas, y las empanamos por la mezcla. Distribuímos las albóndigas en una bandeja protegida con papel vegetal.
  5. Pincelamos las albóndigas con un poco de aceite de oliva.
  6. Introducimos la bandeja en el horno para que se doren las albóndigas en una altura por encima de la mitad durante diez minutos con ventilador, y durante más tiempo sin ventilador. No es necesario darles la vuelta porque se dorarán por su base.
  7. Para disfrutar en la mesa, podemos acompañar las albóndigas de salsa ketchup o salsa de tomate casera, como más os guste.
Notas y consejos
  • Si optas por cocer la coliflor en agua, la tendrás lista en 15 minutos en una olla a presión express. Pero ten en cuenta que absorberá más agua que cociéndola al vapor, por lo que tendrás que añadir una mayor cantidad de pan rallado para que la masa adquiera una consistencia manejable.
Visto en Rebañando.




8 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Y yo son microondas... cachis!!!.... En serio, soy antimicroondas. De hecho tenía uno que utilicé mientras le daba biberón a mi hija para esterilizar los biberones. Acabado este sistema de alimentación ahí se quedó muerto de risa (menos mal que era de segunda mano y regalado) y al final le dije a mi marido que por favor lo donara a la casa de segunda mano... Si llego a saber lo de la coliflor!!! jaajajaja
    Pues en casa tampoco son muy fans de esta verdura, el brócoli pasa, pero la coliflor no les apasiona y mira, estas croquetas son una buena forma de dárselas a comer.
    Me llevo la receta para la próxima vez que tenga una coliflor... ya te contaré ;)
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto guapa, el botón de compartir tu post en Pinterest no funciona :(

      Eliminar
  2. Me encanta la receta que has elaborado, estas croquetas tienen una pinta fabulosa, además si es cierto que cocer la coliflor deja un aroma nada rico, pero está tan buena, que bien merece la pena, sobre todo para hacer estas ricas croquetas. Además con ese fantástico truco del microondas.... ;) bss

    ResponderEliminar
  3. Que ricas, por favor, Yolanda. Me puede la coliflor. ¡Me encantan! ¡Te copio la receta!
    Un besito

    ResponderEliminar
  4. En casa no pasa ni la puerta pero con tu truco igual lo dejan entrar y a ver si lleva queso azul y parmesano quién se va a resistir. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Me parece una idea estupenda preparar así la coliflor que muchas veces es un alimento que tira para atrás sobre todo, a los peques.

    Me quedo echando un vistazo por tu blog.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. La semana pasada hice algo casi igual pero con brócoli y alguna especia más... iban a ser croquetas pero mi incapacidad para freír y la pereza de poner el horno las convirtió en hamburguesas, pero básicamente la idea iba por ahí... La siguiente vez aprovecharé cuando meta un pan al horno y serán croquetas de verdad, creo que molan más.

    ResponderEliminar
  7. Yo no la hago al microondas, pero la hago al vapor en la thermomix y cero olores, tienes razón.

    En casa arrugan la nariz y tuercen la boca cuando oyen la palabra coliflor ja ja ja

    Yolanda me encanta la foto, es fantástica, sencilla pero preciosa.

    Un beso guapi

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.