S´mores cookie { Galleta con nubes y chocolate }

01 diciembre 2014 17 comentarios

s'mores cookie


Aquellos maravillosos años ...

Suena a serie de televisión. Pero más que eso suena a nostalgia. Aunque no en vano, su protagonista, Kevin, recordaba sus años de infancia a través de acontecimientos históricos, un hilo temático que mucho tiene que ver con nuestro tan afamado "Cuéntame".

Mi infancia no fue una infancia ni infeliz ni difícil. Es más, alguna vez empecé a pensar que tenía un ángel como sombra que me protegía y evitaba que nada malo me pasara. Imaginaciones o no lo cierto es que mi infancia fue feliz. 

Fui una niña extremadamente tímida, y en vista de esto, mi madre decidió apuntarme a la asociación Y.M.C.A. por eso de espabilarme un poco. Recuerdo que todos los viernes por la tarde nos juntábamos en un local situado en unos bajos cuyo acceso no era nada cómodo, pues se entraba por una puertecilla, casi ventanuco, de la que salían unas escaleras que nos permitían bajar al local. Allí participábamos en puestas en común, nos daban charlas (en el buen sentido de la palabra), organizaban juegos y excursiones. De esas teníamos una al mes y nos juntábamos con otras delegaciones de Y.M.C.A. en Madrid. 

Creo que no hay nadie a quien no le haya entusiasmado salir de excursión con los amigos. Y hoy en día, reconozcámoslo, es un señor plan ... al menos para mi. Es el día del bocata por antonomasia, el día en el que no duele comerte media barra de pan con jamón, y que te quiten lo bailao :) No hay remordimientos porque el disfrute es grande, y nos queda el consuelo de que al fin y al cabo, con la caminata, el bocata está más que quemado.

De aquellas excursiones lo que no recuerdo son reuniones en torno a una fogata. Suena bucólico, ¿verdad? Y justo es en torno a una fogata donde se disfruta del dulce que os traigo hoy. 

Seguro que muchos de vosotros habréis visto series de televisión y películas en las que grupos de muchach@s tuestan nubes dulces pinchadas en un palo a modo de brocheta. Se doran y deshacen con el calor, y resultan muy ricas. Lo digo porque las he probado a golpe de mechero, que no de fogata; algo es algo. Estas nubes, calentitas, entre dos galletas Graham y una onza de chocolate Hershey's es lo que se conoce en Estados Unidos de forma popular como "s'mores", que es la forma abreviada de "some more" lo que viene a decir algo así como "algo más", justo lo que cualquier niño o niña más podría repetir para pedir más y más de esta golosina. Y es justamente en las reuniones de Scouts en las que se encuentran los orígenes de esta receta.

La mía es una versión que se ha inspirado en varias versiones que se encuentran por la red. Como base: una galleta muy resultona que hago en casa, y junto a eso no se necesita más que galletas saladas tipo Graham, chocolate y nubes. Y la perdición y el camino al infierno vienen de la mano :)

¿Y vosotros, quereis perderos en el infierno de la mano de esta mega galleta?

Tranquilos ... yo os abro la puerta ...


s'mores cookie



Ingredientes

Para la galleta (con algunos cambios de la publicada aquí)
  • 120 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 gr de azúcar blanquilla
  • 100 gr de azúcar moreno
  • 1 huevo tamaño "L"
  • 1 cdta de extracto de vainilla
  • 300 gr de harina de trigo
  • 1 cdta rasa de levadura química Royal
  • 1/2 cdta de canela
  • Una pizca de sal
Además
Elaboración
  1. En un robot ponemos la mantequilla y los dos tipos de azúcar y batimos hasta que queda una mezcla espumosa y blanquecina. Esto nos llevará entre 4 y 5 minutos.
  2. Añadimos el huevo y la cucharadita de extracto de vainilla. Batimos durante un minuto.
  3. Incorporamos la harina, la levadura, la pizca de sal y la canela, y amasamos.
  4. Cubrimos la base de la cazuela con algo más de la mitad de la masa de galleta. Envolvemos el resto de la masa en film transparente y refrigeramos las dos partes durante una hora.
  5. Sacamos la cazuela y la masa de galleta envuelta de la nevera. 
  6. Precalentamos el horno a 180ºC.
  7. Partimos las galletas saladas en trozos irregulares y los repartimos por encima de la base de galleta de la cazuela. Espolvoreamos con la mitad de las pepitas de chocolate. 
  8. Repartimos las nubes por encima.
  9. Desmenuzamos la parte de masa de galleta que teníamos envuelta y la repartimos por encima de las nubes.
  10. Espolvoreamos las pepitas de chocolate restantes.
  11. Horneamos la galleta durante unos 35 minutos, o hasta que las nubes comiencen a dorarse, señal de que la galleta ya estará hecha. 
Y con esta receta cierro el #desafíoBRA con el que me comprometía a elaborar un primer plato, un segundo plato, y ahora un postre. Ya veis todo el juego que se le puede sacar a la estupenda y versátil cazuela baja Efficient de BRA.




17 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Uysss madre, esto es pecaminoso, ese chocolate fundido con la galleta y la nube tiene que ser una delicia. Aysss las excursiones, cuanta razón tienes, momentos muy felices! Buen lunes!

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, menuda casualidad!!! Hoy he publicado unos vasitos s'more. La primera vez que probé un s'more fue cuando mi prima regresó de hacer COU en Estados Unidos (recuerdo calentar las nubes sobre el fogón de la cocina) y desde entonces soy fan de esta delicia, chocolate, nubes y galletas ¿quién se puede resistir? Esta versión gigante me gusta más así que me llevo la receta.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  3. Desde luego Yolanda para pecar es la mega galleta, yo acabo de pecar solo con verla.

    Seguro que deliciosa es poco, ahora que hay que comerla solo por puro placer sin pensar en nada más.

    Bss.

    ResponderEliminar
  4. Yo fui como tú, mis recuerdos de infancia son felices y puedo decir que me lo pasé bien y que guardo muy buenos recuerdos de entonces. No era una niña tímida como tú, tampoco el alma de la fiesta... vamos, era una niña normal, con sus amiguitos, sus excursiones... pero en éstas nunca hicimos los famosos smore´s, de hecho es algo que descubrí hace relativamente poco... y me estaba perdiendo algo de pecado total, si lo llego a haber descubierto en mi infancia estaría ahora rodando como una pelota porque me encanta. Como me dices en tu contestación, a ver si en alguna quedada puedo ir, me encantaría, pero la distancia y tres churumbeles es lo que tiene. Bs

    ResponderEliminar
  5. Sólo al ver el título de la receta enseguida me imaginé los fire camps de mis primitos americanos cuand osalen y es cierto que huele a buenos momentos compartidos lejos de las reglas establecidas!
    No me puedo imaginar el sabor pero buena pinta si que tiene!!!
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  6. Vengo a pecar, a dejarme querer y a pasar de aquí directa al infierno por esa puerta que dejas abierta :)

    Yo también tuve mis años de excursiones y campamentos pero los míos fueron con los scouts. Tengo recuerdos maravillosos de aquellos años y, como bien sabes, me siguen acompañando en forma de amigas de toda la vida. Pero de entre mis recuerdos no puedo decir que los s'mores tengan un lugar. A lo máximo que llegábamos con las hogueras era a asar choricillos, al más puro estilo español. Pero eso no se parece ni remotamente jajaja.

    Tu cookie, con o sin marshmallows, con o sin crackers, con o sin chocolate, me tiene ganada desde la base. Que me quiten la pantalla de delante, por fvorrrr, que quiero pegarle un buen bocado. Ya sabes que mi vena de cookie monster está muy arraigada y esto que acabo de escribir me sale de lo más profundo, verdad?

    Espero contar con tiempo para poder hacerla pronto en casa. Los míos lo agradecerán, te lo agradecerán. Y yo....uf...no te cuento.

    Bss

    ResponderEliminar
  7. Cachis!!! Esta vez no me tientas, no... es que las nubes esas nunca me han gustado...y a golpe de mechero menos :P jajajajaja
    La galleta se ve de lujo... yo le dejaría todo menos las nubes, pero tengo que reconocer que la pinta es genial!!!
    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  8. La versión, es de ir derechita al infierno por pecadora irreducta. Pero vamos que yo me apunto, que seguro que se está calentito y hasta ponen copas.

    Las excursiones... madre mía. Yo también creo firmemente que tras una pequeña caminata se queman el bocata de jamón, la caña de comienzo de ruta, la caña de avituallamiento con su pincho de morcilla y hasta los pastelitos que llevas para el camino. ¿Será verdad? Mi trasero últimamente lo desmiente.

    ResponderEliminar
  9. Woooowwww tremendo!!!! metia la cuchara hasta el fondo, jajajaj
    Llevate un trozo y veras como las vistas...cambian!!
    Bss

    ResponderEliminar
  10. Pues es curioso, porque siempre he visto y leído lo de los "s'mores" en blogs y páginas de Estados Unidos, pero nunca los he hecho. Quizá porque soy más "de salado", y en las excursiones era más de bocata de jamón y paquete de patatas fritas, jajajaja.
    Sin embargo, creo que esta "mega-galleta" tuya me encantaría, ¡qué buena pinta tiene!.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  11. Yo también la misma receta pero sin nubes, de pequeña nunca las comí, pero la galleta con el choco si que quiero eh!!! Besotes pecadora

    ResponderEliminar
  12. Con esta mega galleta a lo americana, vamos directamente al infierno, es un pecado mortal. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  13. ¡Yo sí me perdería! Y el peludo dice que el primero! jajaja. Riquísima, es un pecado delicioso =)
    Un besote gordo!

    ResponderEliminar
  14. Suena mucho más bucólico y bonito explicado por tí, eso de sentarse al fuego y 'quemar' unas nubes, aunque si es con esta señora galleta, no es que te acompañe al infierno, es que pongo alfombra roja en la entrada para hacerte los honores!

    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Acepto perderme en el infierno!!! Vaya vicio que tiene esa galleta!!! Lo de la fogata y las nubes es muy americanada... Aquí somos mas de fiambrera con lomo rebozado o bocata pringoso, o no? Besitos!!!!

    ResponderEliminar
  16. madre mia qué pasada!!! en el infierno también se queman los remordimientos???jajajajjajaj
    nena, mis hijas estarían haciéndote la ola durante semanas!!! impresionante!!!
    un besote

    ResponderEliminar
  17. Esto es un galletón en toda regla, que buena puede estar! La he visto en varios blogs americanos y las hacen de todo tipo, jeje.
    Yo de pequeña también era bastante tímida y mi madre no me apuntó a nada... :( yo salía a jugar con mis amigas a la calle, dónde antes se jugaba y ahí aprendí a todos los juegos habidos y por haber: escondite, pañuelito, etc. Me hubiese hecho feliz saber bailar desde pequeña, pero sólo conseguí bailar salsa de mayor y en la disco de adolescente, jajaja.
    No puedo decir que mi infancia haya sido infeliz ni mucho menos, supongo que mi madre no se dio cuenta de mis dotes bailarinas. Si es que en el fondo me siento muy artista, jajaja.

    Besos guapa.

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.