Ceviche de corvina

04 septiembre 2014 26 comentarios

ceviche de corvina


Hace unos añitos, allá cuando una era una niña, me horrorizaba cuando veía a mi madre hacer dos cosas que nunca me han gustado. Una, limpiar pescado; y dos, comerlo crudo.

La primera tarea, que en sí lo es, pues forma parte de la logística de nuestra compra, la he medio superado. Tengo que hacerla y la hago. Reconozco que mientras viví con mis padres nunca limpié pescado, y la primera vez que lo hice, ya emancipada, lo pasé, francamente, muy mal. Con el tiempo, al convertirse en una rutina que no tengo más remedio que hacer, la he ido superando, pero no es de mi agrado. Cuando yo era jovencita, otra de las tareas que aborrecía hacer era fregar, y hacía un pacto con mi madre: planchar a cambio de fregar. Esta otra tarea la encontraba más amena, pues me permitía escuchar música o ver la televisión mientras tanto. Para mi, ni una ni la son comparables. Si me fuera posible, pactaría con alguien el limpiar el pescado mientras me dedico a otra faena. Pero va a ser que mejor no fantaseo y planto los pies en la tierra, que es donde tienen que estar.

La otra tarea, la de comer pescado crudo, pues es un hábito que ha ido entrando en mi vida poquito a poco, y oye, si os soy franca, me gusta. No es que le haga ojitos a todos los pescados, pero me gusta. Me gusta comer salmón crudo, atún (si es rojo, mejor), langostinos, también he probado el pez mantequilla, y ahora ... corvina.

No sé si conoceréis la corvina. Para mi era un pescado totalmente desconocido hasta que una noche lo cené en un restaurante, y cocinado de la misma manera que os traigo hoy. Bueno, realmente, donde dice "cocinado" debería decir "elaborado", porque la corvina va en crudo, aunque eso sí, macerada en zumo de cítricos, lo cual hace que al final el pescado acabe de alguna manera cocinada.

El ceviche de corvina es, además, uno de los platos autóctonos de la cocina peruana, una cocina que descubrí hace ya unos meses en un restaurante en Madrid, y aunque fusionada con la cocina mediterránea, me asombró su creatividad. 

Hacer un ceviche es tan fácil ... No se necesitan ni cantidades exactas. Picas la corvina y la aderezas a tu gusto según el toque de acidez, y de picante, que tu paladar admita. Aún así, yo te explico cómo hacerlo y con qué cantidades, adaptado a mis gustos, claro. Y es que en casa solo me gusta a mi :)

Ingredientes (Para 2 personas)
  • 300 gr de corvina, en lomos limpios, sin piel ni espinas, picada en daditos de 2x2 centímetros
  • Media cebolla morada picada finamente en brunoise
  • 1 chile fresco picado en medias lunas
  • 1 diente de ajo, descorazonado, y muy finamente picado
  • Zumo de un limón
  • Zumo de una lima
  • Una cucharada de cilantro fresco lavado y picado
  • Sal
  • Un chorrito de aceite de oliva
Elaboración
  1. En un recipiente ponemos todos los ingredientes, excepto el aceite, y mezclamos. Os aconsejo no añadir todo el zumo de limón y de lima de una vez, sino añadirlo a medida que lo vayáis probando y para ajustarlo a vuestros gustos.
  2. Tapamos el recipiente con film transparente y guardamos en la nevera durante unos diez minutos.
  3. Removemos de nuevo antes de servir en los platos y rematamos con un chorrito de aceite de oliva.

26 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Me encanta el pescado crudo... bueno, menos el arenque que comen aquí en Holanda y que me da mucho repelús cuando se lo veo comer a los holandeses en el mercado.
    Tengo que probar a hacer ceviche en casa, porque es una elaboración que nunca he comido. Todo el pescado crudo que he probado ha sido estilo japonés y coreano.
    Por cierto... yo te limpio el pescado y tú me haces la plancha??? ;)
    besos!!

    ResponderEliminar
  2. A mí me encanta el pescado, cuando era pequeña, muy pequeña, pues mi madre nos llevaba a hacer la compra por no dejarnos sólos en casa a mi hermano y a mí, pues de todos los puestos el que más me gustaba era la pescadería, me gustaba hasta el olor a pescado fresco claro, y animaba a mi madre a que cogiera diferentes pescados, nunca me hacía caso, pero la pescadera recuerdo que limpiaba algún pescadito y siempre me lo daba a probar, y estaba crudo. Me acuerdo que mi hermano me llamaba carnívora porque decía que me comía el pescado vivo, para nosotros el no estar cocinado era estar vivo, que inocentes..... El limpiar pescado me pasa como a ti, me aburre, pero no hay más remedio. Tú receta me encanta y como lo has hecho para dos y dices que en tu casa sólo te gusta a ti, pues si te sobra, ya sabes, llámame :)
    Besos!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Recuerdo la primera vez que comí ceviche, fue en un restaurante peruano cerca de Chueca allá por finales de los 90, recuerdo que a todos nos encandiló, pescado jugoso, muy cítrico y la famosa leche de tigre. Desde entonces hemos pedido ceviche en varios sitios, y no recuerdo sensaciones tan buenas como aquella. Quizás debería de repetir en este sitio que curiosamente sigue abierto. Como no hay tampoco mucha enjundia detrás de este delicioso plato, supongo que aquella vez el pescado no estaba congelado y como ahora sí están obligados a hacerlo, noté sensaciones muy diferentes. A ver serán más cosas, pero en este tipo de platos la calidad del pescado y su tratamiento, marcan la diferencia :).
    Muy buena pinta Yolanda!

    ResponderEliminar
  4. Yolanda, yo también odio limpiar pescado, últimamente uso guantes de latex porque sino el olor me persigue. El pescado crudo uffffff no me gusta demasiado (excepto el salmón marinado o los boquerones) más que nada por el rollo del anisakis. La corvina me rechifla, la probé por primera vez en Uruguay. Tu receta es buenísima, me animaré a prepararla, n

    ResponderEliminar
  5. Uhmmmmm, ceviche....me encanta el pescado crudo. Lo malo es que solo me gusta a mi, así que en casa no puedo catarlo demasiado. No se si he probado la corvina, no lo recuerdo.A mi tampoco me gusta limpiar pescado, yo soy como el Antonio Recio de La que se Avecina, jajajajjaa.
    Por cierto, la foto preciosa.
    Besos
    Ettore

    ResponderEliminar
  6. A mi antes tampoco me gustaba nada ver como mi padre (ya que mi madre tampoco lo soporta) limpiaba el pescado y lo de comerlo crudo, como no lo solíamos hacer, pues no empezó a ser algo habitual hasta hace poquito tiempo. Y des de que ya no estoy con mis padres, que lo de limpiar el pescado, pues también se ha acabado convirtiendo en algo más o menos habitual, aunque si puedo siempre que puedo ya pido que me lo limpien todo bien en la pescadería, hahaha La verdad es que los ceviches están buenísimos, son frescos, fáciles de hacer y con unos aromas y sabores muy especiales, me encanta! Este de corvina te ha quedado súper rico, dan ganas de comerlo ahora mismo!

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Ja,ja. Pues yo debo ser rara, porque no me importa limpiar pescado, ni manipularlo, siempre con una limpieza eh! Odió fregar, eso si. Y el ceviche me encanta, con mucho limón y Lima, de rechupete. Genial Yolanda. Un beso
    Monie

    ResponderEliminar
  8. Yo si tengo que limpiar pescado lo limpio, no pasa nada, no es tampoco de mi agrado aunque peor lo llevo con los calamares o jibias pues el olor a veces me echa para atrás y eso que están en buen estado, lógicamente. De preferir no sé qué haría, porque la plancha tampoco me gusta y menos en verano jajaja. Así que tendríamos que buscarnos a alguien para ambas tareas, de todos modos como te decía antes, lo hago y punto y eso es lo que hay! jeje.
    Tengo verdadera curiosidad por probar el ceviche así que me apunto la idea. En cuanto al pescado crudo me encanta al estilo japonés: un buen atún rojo, salmón, pez mantequilla (lo adoro) etc...

    Besos

    ResponderEliminar
  9. El ceviche lo probe por primera vez hace unos 5 años y me pregunte como pude estar tanto tiempo sin probarlo¡¡ Son deliciosos y me encantan y ahora soy un consumidor habitual.El de corbina tambien lo probe en una clase este ultimo año y me encanto la version del profesor, aun lo tengo pendiente de publicarlo.
    Asi que este tuyo Yolanda exquisito¡¡
    Bss

    ResponderEliminar
  10. Lo de limpiar pescado me parecía algo imposible de conseguir. Yo siempre decía que nunca haría eso, bueno pues lo que son los años jajaja, ahora lo hago. Lo del pescado crudo lo llevo peor, aunque lo intento. Aunque se que estos platos son los mas fresquitos.
    Besinos

    ResponderEliminar
  11. Gosto muito de peixe mas limpar despenso , quando compro peço sempre para me arranjar.
    Assim nunca comi , achei o aspecto delicioso
    bjs

    ResponderEliminar
  12. ¿te puedes creer que todavía no he hecho ceviche?, y sí lo he comido, me parece delicioso y refrescante. Venga, a ver si encuentro un pescadito adecuado y me marco un plato tan rico como el tuyo. Besos

    ResponderEliminar
  13. En casa no hay problema con el pescado casi crudo o macerado, pero de corvina lo tenemos que probar. No tardaré, es un plato sano y ligero y estamos en casa de platos ligeros :)))) besote

    ResponderEliminar
  14. Adoro el ceviche y tu receta me ha puesto los dientes laaaaargos.
    Me has hecho recordar lo mal que lo pasaba cuando me casé y tenía que limpiar el pollo, al contrario que a tí, no me importa nada manipular pescado de ningún tipo...pero los interiores del pollo...no puedooooo.
    Besos guapa
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  15. Hola Yolanda!
    al sector del mito que nos mola el pescado crudo nos ha encantado la idea de la corvina. A lo mejor así convencemos al sector reticente y entran al trapo...bueno al ceviche!
    Saludos
    Marisa

    ResponderEliminar
  16. Yo solo me comía el salmón y los boquerones en vinagre..ahora casi todos los que me den. Apuntado queda.
    Bss

    ResponderEliminar
  17. Yolanda, aún recuerdo a mi madre limpiando boquerones y de vez en cuando bien lavados llevándose uno crudo a la boca, chica que asquito me daba, anda que si me viera ahora, ni se imagina lo que como y como lo como.

    Llevo tiempo queriendo hacer ceviche, pero me pasa como a ti solo me lo como yo, pero chica hay que darse un gustazo de vez en cuando, me anoto tu receta personalizada y lo probaré a ver que tal me sale.
    Quizá con dorada o lubina, que pescados de poco tamaño y muy aptos para el ceviche.

    Bss.

    ResponderEliminar
  18. Upss creo que no se ha enviado bien el mensaje, bueno te vuelvo a escribir.

    Como te decía, en primer lugar es una alegría verte de nuevo por aquí ya a la carga jeje. Y respecto al pescado crudo o marinado, a mi el salmón y los boquerones en vinagre me pirran, al igual que el tartar de atún (todavía recuerdo el que probamos en ZGZ...mmm) Pero el ceviche todavía no lo he probado, tomo buena nota de tu receta. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  19. A nosotros este verano nos ha dado por los ceviches... los hemos preparado de diferentes pescados y los hemos probado en algunos restaurantes. Me encantan. La corvina no la he probado así que me apunto este como pendiente!! Besos

    ResponderEliminar
  20. A mí me encanta el pescado crudo. Cada vez me gusta más que el cocinado, me lo como más a gusto. Te ha quedado genial! Y no soporto planchar, jejeje
    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Yo te limpio el pescado, a mi..me gusta!!! jhajaja, eso de ver como brilla y como bajo el agua desaparece rápidamente todos los restos, me flipa. No sucede igual cuando estás vaciando un pollo...no queda tan bonito. El pescado brilla y tiene esos colores tan bonitos... Ahora bien, como todas, el olor es lo peor.
    La corvina aún no la he probado. Tengo que.... Pero el ceviche, ya sabes, loquita por él como tú! Me encanta.
    Así que este tuyo, lo pruebo en breve.
    BESOS

    ResponderEliminar
  22. Pues yo sigo en modo infantil: ni me gusta limpiarlo, ni comerlo crudo..., pero siempre hay que dejar la puerta abierta a nuevas experiencias, que de eso depende la evolución, ja, ja
    La presentación, eso sí, es tentadora!
    Besotes y bienvenida!

    ResponderEliminar
  23. Como me gusta el ceviche madre mía!! Qué rico.
    Besos!

    ResponderEliminar
  24. Hola Guapa!, que bien que ya vamos volviendo al redil!.vamos que este año hasta me hacía falta empezar a veros!

    Pues a mí me pasa al contrario, no me cuesta ningún trabajo limpiar el pescado, es más creo que me gusta y hasta me cunde!, limpio boquerones a la velocidad del rayo y los chipirones en un santiamén te dejo preparados para el guiso un par de kilos, Esa parte muy bien, pero lo de comerlo crudo! ay! que estoy hecha una buena zopenca y no hay manera de que en mi boca entre crudo pescado alguno, si lo sé que pava soy, solo los boquerones en vinagre y pensandolo bien esta corvina al fin y al cabo ya está "cocicida" en el marinado..... bueno, vale, lo intentaré.

    ResponderEliminar
  25. Hola Yolanda, ya esto de vuelta, me ha costado, y si no hubiera sido por el reto, creo que no hubiera vuelto aún, jejeje, pero .... es lo que toca.

    A mí limpiar el pescado también me desagrada, la verdad, pero ... tengo la suerte de cuando voy a la pescadería me lo dejan impoluto, vamos yo le doy un agua y pispas, no le tengo que hacer nada.

    Pero ... ¿la plancha? ¿Te gusta más planchar que fregar? jajajaja, por allí si que no paso, ODIO planchar, siempre tengo una silla repleta de ropa y ya cuando veo que se ladea, es cuando me pongo a planchar, no puedo con ella, es algo que me supera, sin embargo fregar, me gusta.

    En cuánto al pescado crudo, bueno yo sigo siendo algo reacia, hace poco preparé un ceviche de gambas y me gustó, pero ... porque me conciencié de que no pasaba nada, que los boquerones en vinagre también son pescado crudo y me los como, jejeje, paranoias mías.

    Hace ya unos años me tocó en Canal Cocina una cena en La Gabinoteca, y uno de los platos que nos pusieron fue tartar de corvina, agradecí que no me dijeran lo que era hasta no haberlo comido ya que de saberlo con anterioridad no lo hubiera probado y de este modo lo comí, lo degusté, me relamí y luego cuando supe lo que era, aluciné porque me encantó.

    Bueno y ya no me enrollo más, sólo decirte que seguro que este ceviche está muy pero que muy rico, y que quizás algún día me envalentone y lo pruebe.

    Besotes

    ResponderEliminar
  26. Jajajaja, pues a mi no me gusta limpiarlo, ni comerlo,. Bueno como te decía el otro día algo si que como, pero te imaginas ver venir cada tarde a tu abuelo con su atillo y saber que en él llegaba el pescado. Mi abuelo desde que se jubilo iba al mercado central y ayudaba a descargar cajas, y le daban un pequeño sueldo y pescado y él tan contento lo traía a mi casa ...y encima me regañaba cuando le decía yayo otra vez pescado noooo. Y mi madre lo hacía para cenar. Así que cuando me independice dije se acabo el pescado.
    Pero alguna vez he comido ceviche en pequeñas cantidades y si soy sincera reconozco que no esta nada mal.

    Un beso guapa

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.