Caracolas saladas

24 marzo 2014 45 comentarios

Caracolas saladas_1 

Hace unas semanas tuve la grandísima suerte de ser invitada a un taller de pan impartido en el Miele Centre de Madrid, un centro en el que se exponen verdaderos bellezones de electrodomésticos. Mientras estaba allí yo solo pensaba en que me desmontaran la cocina que tenía frente a mi y llevármela a mi casa. Pero los pensamientos, muchas veces, son sueños, y este era uno de esos casos desafortunadamente.

Quienes me seguís, sabéis que desde hace cerca de dos años, formo parte del reto panarra que gestionan Virginia y Clara, y que a no ser tenga un imperativo que me impida participar, ahí estoy yo todos los meses aportando mi participación. Así que como podréis imaginar, di botes de alegría cuando recibí un correo en mi bandeja de entrada que me invitaba a acudir a ese taller, y más aún sabiendo que quien iba a dirigirlo era Su, de Webos Fritos, un blog que hoy por hoy es uno de los blogs de referencia de muchos bloggers gastronómicos.

Collage_Taller_Su

Hace unos años Su comenzó a interesarse por el mundo del pan y el contacto con profesionales como Francisco Tejero y con libros especializados, ha dado tanto de sí como para publicar su propio libro de pan.

Su tiene unas dotes comunicativas impresionantes. Tiene una gran capacidad de transmitir energía y de hacerte ver que eres capaz de hacer pan. Y lo cierto es que cuando sales del taller sientes ganas de hacer no solo los cuatro tipos de panes que ella enseña a hacer, si no todos los de su libro.

Para dar rienda suelta a esos deseos, estrené sus enseñanzas con unas espigas que verán la luz más adelante. Y poco después le siguieron las caracolas saladas que os traigo hoy. Son tremendamente sencillas de hacer. Una masa aromatizada con tomates secos, orégano y queso. Una masa muy manejable que resulta en una forma curiosa y bonita. Y os la traigo para explicarosla.

  Caracolas saladas_2

Ingredientes (Para 12 caracolas)

Para la masa
  • 350 gr de harina de fuerza (o de panadero que empleé yo)
  • 190 gr de leche templada
  • 1 huevo mediano
  • 80 gr de aceite de oliva 
  • 1/2 cdta de azúcar
  • 1/2 cdta de sal
  • 1 cda de orégano seco
  • Dos cdas de queso parmesano rallado
  • 60 gr de tomates rehidratados en aceite picados muy fino
  • 8 gr de levadura fresca
Para pincelar
  • Una yema de huevo
  • Un poco de manteca de cerdo
Elaboración


  1. Mezcla los ingredientes en un cuenco con una rasqueta, vuelca la masa en la superficie de trabajo y amasa. Para amasar seguimos el método Bertinet, y que puedes visualizar más fácilmente en este vídeo hasta que quede una masa suave y de aspecto uniforme que iremos consiguiendo boleando y dando tensión a la masa con la ayuda de la rasqueta. Este proceso ayuda a que la masa coja aire y también a que se desarrolle el gluten para que la masa pueda fermentar. Forma una bola y métela dentro de un cuenco aceitado. Tapamos con un plástico transparente también pincelado en aceite y pegado a la masa. Dejamos reposar 30 minutos o hasta que doble su volumen.
  2. Desgasificamos la masa siguiendo el mismo método de amasado; llevará menos tiempo que el amasado anterior. Notaremos que la masa que en principio era un tanto pegajosa, ha ganado cuerpo y ha perdido pegajosidad. 
  3. Cortamos 12 piezas de unos 60 gramos de peso de la masa y boleamos cada una de ellas.
  4. Cogemos una de las bolas y la estiramos con un rodillo (fig. 1). No importa la perfección de la forma de la masa al estirarla; puede ser redonda o alargada. Lo importante es el grosor de la masa: unos dos milímetros.
  5. Pincelamos la masa con un poco de manteca de cerdo derretida.
  6. Con la ayuda de un rodillo cortapastas practicamos unos cortes longitudinales (fig. 2) separados como un centímetro entre sí pero sin llegar al borde de la masa en el corte.
  7. Enrollamos con cuidado en diagonal (fig. 3).
  8. Enrollamos el cilindro conseguido sobre sí mismo (fig. 4) hasta lograr una caracola (fig. 5) y escondiendo los extremos debajo de la masa. Colocamos las caracolas en una fuente de horno protegida con papel vegetal.
  9. Dejamos reposar las caracolas durante 20 minutos y tapadas con un paño de algodón.
  10. Precalentamos el horno a 200ºC, con calor superior e inferior. Pincelamos las caracolas con la yema de huevo batida y las cocemos en el horno durante cinco minutos a 200ºC. Posteriormente bajamos el calor a 180ºC y horneamos entre 15 y 18 minutos más. Sacamos a una rejilla y dejamos enfriar, aunque como más se disfrutan es en templado. 






45 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. que molona eres.... y si aún encima vas a un curso con Su, pues chica, ya eres la repanocha!!!
    qué pintaza las caracolas... yo soy super pro masas caseras, es más, a veces, cuando tengo un mal día, el cuepo me pide Bertinet..jajajjaja
    un besote wapa!!!

    ResponderEliminar
  2. Un taller fantastico y este pan asi es muy atractivo visualmente.
    Me lo guardo
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Qué ricas tienen que estar esas caracolas!!!! Su es fantástica, tan eficiente, tan limpia, tan buena comunicadora... yo la verdad siempre la he considerado una guía.
    Esta fiebre panarra que tenemos todo supongo que es porque hemos podido ver que es accesible y no hay color entre un pan casero o un pan de esos rápidos.
    Estas caracolas deben ser un vicio, deben ir cayendo una detrás de otra.
    Besos y feliz semana mi Yoli!!!!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué manera más sencilla de darle una forma espectacular a estas caracolas!
    Y qué guapos todos en la foto, ¡qué envidia de momento!
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  5. No conozco a nadie que tras hacer pan no le pique el gusanillo de seguir haciéndolo en algún momento. Qué suerte el curso y qué ricas tus caracolas Yolanda. Un beso

    ResponderEliminar
  6. Ficaram tão lindos,ver as fotos torna tudo mais simples
    Boa semana
    bjs

    ResponderEliminar
  7. sin palabras... babeando estoy
    http://senoritamandarina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. Pero que cosa más mona nos has traído!!!

    Y yo que ando con casa nueva, cocina nueva, horno nuevo, pan ligeramente quemado después de galletas completamente carbonizadas... uf!

    Que envidia me estás dando!

    Y de soñar nada, otro día volvemos por la noche y nos hacemos con esa cocina :D

    ResponderEliminar
  9. Jooo que envidia de taller!!!! yo quiero hacer uno con Su, me gusta todo lo que hace y todo lo que enseña, se ve en tu fantástica receta. Te entiendo cuando dices que te gustaria llevarte la cocina a tu casa, me pasa lo mismo, de momento me he llevado de Miele un horno, que es una maravilla y que aun estoy conociendo. Me voy a llevar tu receta si o si, te han quedado perfectas y seguro que requete ñam como me acabas de decir. Bss

    ResponderEliminar
  10. Qué suerte poder disfrutar del taller e igualmente disfrutar de estas caracolas. Me encantan los bocados salados de este tipo. Son una tentación irresistible. Besiños.

    ResponderEliminar
  11. Que genial experiencia Yolanda, maravillosas las formas de los panes que se ven en las fotos y estas caracolas me han encantado.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  12. Que chula la experiencia y que pasada tus caracolas, me parecen geniales con el orégano y los tomates secos pero me ha dejado alucinada la manera de darles forma, me ha encantado! Besitos!
    Glo de COCINAR CON AMIGOS

    ResponderEliminar
  13. Menudo taller chulo al que fuiste Yolanda! Creo que a muchos de los que te leemos nos hubiera encantado poder asistir y disfrutar de todo lo que Su sabe. Por aquí en Barcelona también hay un Miele Center, creo que si voy me pasaría como a tí, y desearía que montaran una cocina como las que deben tener allí, en mi casa, jeje!
    Estas caracolas son una buena manera de empezar a enseñarnos todo lo que dio de sí el taller, me parecen como has dicho con una forma muy bonita, y seguro que están la mar de ricas!

    Besos!

    ResponderEliminar
  14. A simple vista te ha quedado un pan fantástico y el taller... pues ya se os ven las caras!

    Muas

    ResponderEliminar
  15. La verdad es que se aprende un montón viendo a los demás, seguro que disfrutaste muchísimo. Estas caracolas se ven deliciosas, no tardarán en salir de mi horno, ja, ja. Bss.

    ResponderEliminar
  16. Todo un lujo poder asistir a una clase impartida por Su, de pan o aunque sea de física cuántica, con el arte que tiene y la energia que transmite, si duda, sales queriendo ser la mejor en lo que te ha enseñado. No sabes qué envidia me das. Aunque esta receta me la llevo, pese a la pereza que me da el tema del amasado, el resultado lo veo tan rico que me tengo que animar ;)

    Mil besos y feliz semana guapa

    ResponderEliminar
  17. Bravo!!! bravo y bravo!!! que bonitas...y lo mejor es que con esos ingredientes estarán riquísimas...que lástima vivir tan lejos...ya me gustaría a mí hacer uno de esos cursos, jejej

    Un besito!

    ResponderEliminar
  18. Esta es una ventaja ahora que puedo usar harina de fuerza, me encanta hacer pan, de hecho lo hago semanalmente y disfruto como una enana, experimentando cuando puedo y cuando no pues el clásico que está delicioso también. Así que entiendo tu energía después del taller, y las ganas de llevarte los electrodomésticos, también, jajaja, yo lo hubiera pensado.
    Me gusta ver que el pan de espiga se te dio genial y ahora las caracolas, chica, tú si qué vales!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  19. Yolanda qué envidia (de la sana jaja) nos has dado con la asistencia a este evento!!

    Además nos traes unas caracolas que son preciosas y tienen que estar de lujo, anotamos la receta porque no nos perdemos probar estas maravillas,

    un abrazo guapa!!

    ResponderEliminar
  20. Hola Yolanda, me vuelves a ganar con estas caracolas!! Me ha encantado además tus fotos del paso a paso, realmente necesarias para ver que algo tan bonito y requete perfecto que te ha quedado, es o parece asequible. Pero si te digo la verdad aunque me quedaran un churro de aspecto, sólo la combinación de sabores me paree que merece la pean.
    Por cierto, qué envidia de curso!!!

    Besos grandes!

    ResponderEliminar
  21. Menuda pinta rica tienen estas caracolas, y además perfectas, tomo buena nota de la receta, por cierto una foto preciosa.....pero preciosa, con una claridad y nitidez que te caes pa tras.
    Besos
    Ettore

    ResponderEliminar
  22. Qué suerte, Yolanda! Qué envidia haber podido acudir a ese taller... Me muero de ganas Las caracolas parecen fáciles, pero me da que tienen su aquél... A que sí?
    Besitos

    ResponderEliminar
  23. Que preciosidad de caracolas!!!! Y no tengo duda de que estan buenísimas!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  24. Un pan aromatizado con tomate, orégano y queso!!.....pero chica, quieres acabar conmigo!!....
    Y estoy totalmente de acuerdo, templadito tiene que estar de escándalo! :)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  25. Holaaaa, menudo pedazo de taller de pan, debió de ser muy enriquecedor aparte del buen filing entre amigos blogueros.
    Me han ecantado estas caracolas saladas, aparte de estar buenísimas tienen una forma muy original y bonita. Debistéis aprender de lo lindo.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  26. Me han entrado unas ganas terribles de hacerlas, que arte!!!
    Bss

    ResponderEliminar
  27. Querida Yolanda!! espectacular, es Mièle quien tiene que quererte a ti y no al revés. Excelente explicación y paso a paso, como a tí me apasiona hacer pan, yo estoy en la era pre-panarra, tú eres chef, bssss

    ResponderEliminar
  28. Yolanda, ¡qué delicia! bollitos salados caracoleados y briocheados, mmmmMM! De vicio, no necesito ni salsa para mojar ;-)
    Buenísimos!

    ResponderEliminar
  29. Ay Yolanda, me lo estoy imaginando calentito y se me hace la boca agua, por no hablar de lo rebonito que es este pan. Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  30. Ole, ole y ole por ti, porque has bordao estas caracolas y porque eres estupenda.
    Yo todavía le tengo respeto a amasar y al pan todavía más, será que lo he probado poco, un paso a paso estupendo, si hasta a mí me apetece ponerme a amasar.

    ResponderEliminar
  31. Tienen una pinta espectacular, qué belleza de caracolas!!! Una suerte poder asistir a un taller tan interesante, qué bien aprovechado!!!

    ResponderEliminar
  32. Hola Yolanda.
    No entiendo porque me llegan tan tarde las notificaciones de tus publicaciones.
    Ya era conocedora de tu participación en el curso de pan con Su, tengo yo ganas de meter la manos en la masa guiada por expertos.
    La foto del pan de espiga la tengo grabada en la retina, en espera de ver la receta publicada, pero como adelanto estas csracolasd me parecen perfectas, que bonitas nena y me imagino que ricas también, con los ingredientes que llevan no pueden estar malas.
    Dan ganas de ir corriendo a la cocina y ponerse manos a la obra.
    Bss.

    ResponderEliminar
  33. Qué envidia que me das con ese curso que te has marcado, no te perdono que no me hayas avisado!! mira que me voy desde Logroño a hacer empanadas con Marga (que no le quito mérito) y no me avisas de esto!! ay ay ay!!! Trataré de apuntarme al próximo que haga como sea!!

    ResponderEliminar
  34. Aunque sea me hubiera colado como manager de la bloguera panera invitada... ;(

    ResponderEliminar
  35. Fantásticas estas caracolas!! Un lujo haber participado en el taller, pues venga ahora enseñanos jeje
    Besos

    ResponderEliminar
  36. El blog de Su fue uno de los primeros que conocí y que seguía antes de tener yo el mio propio. No tengo su libro de pan, pero todo el mundo habla muy bien de él y a tí te he oído hablar ya de su curso maravillas. Si viniesen por aquí no lo dudaría, pero por aquí no viene nadie a otra cosa que no sea estar de vacaciones... Estas caracolas tienen muy buena pinta, aunque suene a lo que siempre decimos, pero es que a mí no sólo me gusta hacer pan, es que me encanta comerlo y estas caracolas tan bonitas dicen "cómeme ya". Bs

    ResponderEliminar
  37. Unas caracolas fantasticas Yolanda. Como has avanzado en estos años en las masas levadas, verdad? Todo es perderle el miedo y experimentar... Es una experiencia fantastica amasar y preparar masas levadas. En el trascurso de estos casi dos años te has hecho una experta panarra, si señor. Si además has tenido al lado a Su, que mas se puede pedir. Bueno si, que hubiese estado yo allí para seguir experimentando, que me hubiera encantado compartirlo¡¡¡

    Nos vemos mañana con otro de nuestros retos ehhh.

    Bss preciosa.

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  38. Qué suerte poder asistir a ese curso con Su, que por lo que se ve fue fantástico. Y la verdad es que tu debes ser muy buena alumna, porque tanto estas caracolas como las espigas te han quedado inmejorables. Por cierto, no creo que tarde mucho en probar las caracolas, tienen pinta de estar de muerte.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  39. Unas caracolas preciosas, pero lo mejor no es que sean preciosas, lo mejor es que tienen que ser deliciosas, porque los ingredientes que llevan son estupendos !!!

    Te imagino soñando con esos electrodomésticos jajaja, y Su diciendo Yolandaaaa estás a lo que estamos o que ?? jajajaja

    Tuviste que pasarlo genial en el curso, e imagino como tenía que oler allí a masas, me encanta el olor cuando está levando y mucho más cuando está horneándose, jajajaja.

    Besotes Yolanda y FELICIDADES por esta maravilla

    ResponderEliminar
  40. Yolanda, que envidia me distéis cuando vi la publicación en Facebook, y ahora al ver tus caracolas, me han encantado, me parecen muy dificiles ¿no? Será cuestión de hacerlas un montón de veces.
    besos,

    ResponderEliminar
  41. Le sacasteis provecho al taller ehhh. Que caracolas más bonitas, viéndolas a primera vista parece complicado de sacarles esa forma pero con el paso a paso queda clarísimo. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  42. Que envidia de taller, que maravilla y que provecho le has sacado. Yolanda me gusta muchisimo cómo te han quedado y el paso a paso se agradece muchisimo.

    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  43. Qué delicia. Es una receta que voy a probar seguro. Ahora mismo me la guardo para hacerla sin falta. Menuda pintaza tienen =)
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  44. Pero que gusto poder participar en un evento así. Estoy segura de que disfrutarías mucho del encuentro. La receta es una maravilla. El libro de su me gusta mucho y como bien dices es un blog de los referentes para muchos.
    Ya me gustaría estar en alguno de estos encuentros y participar de la compañía de tantas personas conocidas!!!

    Un besazo,

    ResponderEliminar
  45. Te dije que las haría ;-)
    http://lacajitadenieveselena.blogspot.com.es/2014/05/caracolas-de-cardamomo-y-semillas-de.html
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.