Alcachofas en tempura con all i oli de miel

09 diciembre 2013 46 comentarios

Alcachofas en tempura_1_Pic 

Pronunciar la palabra alcachofa provoca una sonrisa de complicidad entre alguna que otra bloguera. Dicen que tiene propiedades afrodisíacas :) Yo creo que esto es más bien cuestión de sugestión personal que de otra cosa, como tantas en esta vida. Cuántos ingredientes habrá que no provoquen nuestro deseo guloso de una manera y sin embargo de otra sí. Un ejemplo bien claro lo tengo en mi propia casa y justamente con este ingrediente: la alcachofa. De otra manera no ha entrado en el estómago de mi hija que no sea de la forma que os presento hoy. Poquito a poco ha ido entrando en ella y todo gracias a la salsa que las acompaña.

Una de las cosas que más nos retrae de comprar alcachofas frescas es lo entretenidas que son hasta dejarlas bien limpias. Pero a quienes nos gustan, sabemos que esta tediosa labor tiene una gran recompensa para nuestro estómago.

Esta receta formó parte del menú del encuentro bloguero que unos cuantos pudimos disfrutar en Zaragoza allá por abril del 2013. Desde el momento que supe que iban a formar parte de nuestro menú, me encantó. Pero mucho más cuando comí la primera alcachofa. Quedan tan, tan crujientes por su cobertura en tempura que os puedo asegurar que son un empezar y no parar, y de buena gana desearías comértelas todas, porque entran con tanta facilidad y tanto gusto :))

¡Me encantan! Independientemente de los efectos secundarios que pueda tener ... o no ;))

Os invito a elaborar esta receta como opción a uno de tantos entrantes que formarán parte de nuestras mesas de Navidad.


Alcachofas en tempura_2_Pic 
  
Ingredientes 
  • Alcachofas: entre 3 y 4 por persona
  • Harina Yolanda
  • Agua muy fría para la tempura
  • Unas hebras de azafrán
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Salsa all i oli  (por comodidad me gusta la Artesana de la marca Chovi)
  • Miel
Elaboración
  1. Comenzamos con las alcachofas. Ponemos un recipiente amplio lleno de agua y unas ramas de perejil donde iremos echando las alcachofas a medida que vayamos pelándolas para evitar que se oxiden. Hay quien las frota con limón, pero es más entretenido. 
  2. Dejamos libre unos tres centímetros del tallo y lo pelamos, y sobre una tabla de madera despuntamos la alcachofa cortando con un cuchillo los extremos más duros. Proseguimos con las hojas. Le arrancamos las hojas más verdes y duras hasta llegar a las más amarillas y tiernas y perfilamos todo lo que rodea a la base de la alcachofa para que quede limpia. La cortamos por la mitad y veremos en su corazón una pelusilla que deberemos quitar raspando con la punta de una navaja hasta dejarlo limpio. Cortamos cada mitad en cuartos y al agua con perejil.
  3. En una cazuela ponemos agua con sal a cocer, la suficiente que las cubra. Cuando comience a hervir, escurrimos las alcachofas del agua y las pasamos bajo el chorro de agua fría, pasándolas inmediatamente a la cazuela con el agua hirviendo. Cocer entre 20 y 25 minutos a partir de que el agua rompa a hervir de nuevo. Escurrir en un colador y reservar.
  4. Para preparar la tempura, en un recipiente hondo ponemos un par de cucharadas de harina Yolanda a la que iremos añadiendo agua muy, muy fría hasta formar una pasta de textura similar a unas natillas. Añadimos unas hebras de azafrán y las incorporamos a la masa.
  5. En una sartén honda y pequeña ponemos a calentar aceite de oliva. Pasamos los cuartos de alcachofa por la masa de tempura, escurrimos bien y freímos a fuego muy fuerte. Dejamos dorar por ambos lados y las sacamos a un plato protegido con papel de cocina. Y proseguimos con el resto.
  6. Para preparar el all i oli de miel, en un recipiente mezclamos la salsa all i oli con un poco de miel y vamos ajustando la cantidad de cada ingrediente según nuestros gustos.
  7. Para servir acompañamos las alcachofas con el all i oli.
Nos vemos el miércoles 11 de diciembre con la cita que Carmen, la pasta y yo tenemos mensualmente. 

¡Que tengáis una feliz semana!


46 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. All i oli de miel, muy interesante... una muy buena combinación con la siempre bien recibida alcachofa, aunque te podrás imaginar que con la edad de tu hija, no entraba ni para atrás... Eso lo consideramos lo normal, ya es un logro entonces que le haya gustado. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Yolanda doy fe de lo ricas las alcachofas que nos comimos en el encuentro de Zaragoza, ami también me llamaron la atención y aunque por aquella época mi estomago toleraba más bien pocos alimentos, me di el lujo de catar cada uno de los platos que nos sirvieron y las alcachofas junto al tartar fueron mis favoritos.
    Menos mal que hay alguien que no usa limón para evitar la oxidación de las verduras, el perejil es una opción mucho mejor, ya que no le aporta a la verdura el ácido del limón, o al menos eso pienso yo.
    No sabes cuanto te agradezco que me des el trabajo hecho, tan bien explicado y por descontado elaborado. Me encantan las alcachofas por lo que te haré caso y las incluiré en mis aperitivos navideños.
    Como seguramente no podré aguantar hasta las fiestas, seguro que un día de estos caen por mi mesa.
    Gracias guapa y feliz semana.
    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me olvidaba una detalle. A mi me apareces como noreply.

      Eliminar
  3. De esta forma las alcachofas deben estar buenísimas, curioso el alioli de miel, lo pruebo seguro, y tu aperitivo navideño también. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Las verdad es que de pequeña no soportaba la alcachofa y realmente me aficioné a ella por solidaridad con mi madre, jajaja. Después de su segundo cáncer de colon el médico le recomendó que comiera alcachofas y ella, con lo buena paciente que es, las comía un par de veces por semana. Quería animarla así que me puse a investigar recetas con alcachofas y se las preparé en un almuerzo, nos gustaron tanto que a partir de ahí suelo usarlas bastante en mi cocina, no sabes la de veces que mi madre me recuerda la cantidad de exquisiteces que me perdí cuando era pequeña, jajaja.
    Suelo hacer berenjena en tempura con miel de palma pero ¿alcachofas? Nunca, así que tomo buena nota para sorprender a mi madre.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  5. Hola preciosa!!
    Uff, con esa descripción, para qué quiero más, las alcachofas me fascinan y cuando creía que no podían ser más ricas, apareces tú y tu receta!
    De verdad... Qué delicia!! Antes no me gustaban las alcachofas, son de esas cosas que decimos que o nos gustan sin antes probarlas y cuando me animé, me dije, nooooo, he vivido engañada, cuántos años desperdiciados!! Mi madre, sólo dice, ya ves?? Te lo dije jajaja
    Tu receta me parece exquisita, ese contraste de sabores es deliciosa!
    Un besito enorme y feliz lunes!

    ResponderEliminar
  6. Te han quedado uy bonitas y se ven muy ricas y crujientes.
    Me encanta este plato alguna vez lo he preparado junto con las berenjenas, y con miel están de muerte.
    Tendré que probar con sal all i oli.
    Un beso y feliz día

    ResponderEliminar
  7. Ese encuentro...me suena, algo recuerdo de ese encuentro en Zaragoza...jajajaj
    Que bien que comimos y tienes razón que ricas estaban las alcachofas y seguro que las tuyas también lo están y ese all i oli con el toque de miel esta riquisimo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Yolanda, no te imaginas lo que me gustan las alcachofas! sólo te diré que cuando me quedo en casa sola, en plan festín, me hago un plato hasta arriba de alcachofas fritas, mi marido está un poco hartito el pobre de ellas jeje
    Esta receta aumentará las opciones de mi ingrediente preferido, por lo que la pondré pronto en práctica.
    Muchas gracias por la receta
    Noelia
    La Cucharina Mágica

    ResponderEliminar
  9. Comi alcachofa apenas uma vez e gostei.
    Achei a sua sugestão uma delicia
    Boa semana
    bj

    ResponderEliminar
  10. Madre mía, yo con las alcachofas no puedo, pero si traslado la receta a otra verdurita seguro que sale perfecta porque me gusta un montón la forma en la que está cocinada.

    Un besazo, espero que todo vaya bien :)

    ResponderEliminar
  11. Yo me las pedí el comérmelas allí, pero con lo bien que los explicas ahora no hay excusa.
    Muas

    ResponderEliminar
  12. Qué curioso, se me hace complicado imaginarme los sabores, porque como la alcachofa es tan particular... pero probaré un día, que me ha intrigado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Pues a mí me encantan las alcachofas y así no las he comido nunca, en casa las hago guisadas, o se las hecho al arroz, o en menestra, pero ... jamás me dio por prepararlas así, y de verdad que fíjate las horas que son y estoy salivando pensando en estas deliciosas alcachofas.

    No hay más que hablar, el próximo día que tenga que ir a comprar verdura, las alcachofas se vienen conmigo.

    También me ha llamado mucho la atención la all i oli de miel, que cosa más curiosa, original y seguro que rica.

    Yolanda ... COMO ME TIENTAS

    Besotes y feliz semana ♥♥

    ResponderEliminar
  14. All i oli de miel... esto no puede dejar de probarse, me llama un montón la atención, y como me encantan las alcachofas, pues para mi es una fantástica combinación, besoss!!

    ResponderEliminar
  15. Pues mira que no soy yo muy de alcachofas, pero eso del allioli de miel me ha llamado mucho la atención, y mi mente ya está carburando en qué plato lo podría utilizar, jeje!
    Aunque si dices que tienen efectos afrodisíacos, a lo mejor me lo pienso y me empiezan a gustar, jajaja!

    Besos!

    ResponderEliminar
  16. Oh, qué gran idea esta receta, Yolanda!
    No dudo de que esté rico y que no puedas parar de comerlas, si es que ahora con las fotos apetece picar... :-)
    Pues me acordaré! Cuando la vea por ahí, las compraré para probar...
    Un besito y hasta el Día de la pasta!!
    Aurélie

    ResponderEliminar
  17. que buenas que eran las que comimos en Zaragoza,y estoy seguro que estas tuyas con este toque personal de all i oli de miel triunfaras en tu mesa en Navidad
    bss

    ResponderEliminar
  18. Tienen que estar de rechupete, Yolanda, las alcachofas nos gustan mucho pero así preparadas no hemos probado.
    Tomamos nota de la receta que tiene que estar de lujo!

    un abrazo

    ResponderEliminar
  19. A mi me encantan las alcachofas de siempre, la verdad es que en mi casa se comía mucha verdura y recuerdo comerlas desde pequeña, claro que no tienen comparación a hacerlas con tempura, súper ricas y la salsa me ha enamorado para cualquier pescado también, qué rico por favor!! Un besazo guapa y feliz semana.
    Monie

    ResponderEliminar
  20. Soy una de esas personas que les das una barra de pan y un mortero lleno de all-i-oli y termina con la barra y enferma... Es una de las cosas que me vuelve más loca... así que, suavizarlo con miel y servilo con unas maravillosas alcachofas en tempura, me parece una idea sublime.
    Yolanda.... que bien alimentas a tu hija!

    ResponderEliminar
  21. aaaaah, ahora ya sé por qué en Holanda las alcachofas son más caras que los diamantes... es por el efecto afrodisíaco, tan necesario aquí con el frío :P jajajaja... no, de veras, son carísimas... para decirte que muchas feces en los mercados las venden a unidad y en los puestos de las flores para hacer centros decorativos de invierno!
    Al final voy a hacer un recopilatorio con las carencias gastronómicas del país donde vivo... jajajajaj
    Esas alcachofitas se ven riquísimas... supongo que ya me habrás preparado un tupper, no? :)
    besos y feliz inico de semana

    ResponderEliminar
  22. De verdad que son afrodisíacas? vaya! habrá muchos alimentos que desconozco que lo sean, seguro pero si me hubieran preguntando (Así como el 1, 2, 3) alimentos con determinado "poder para animarse" y yo no hubiera dicho la alcachofa, y si lo hubiera dicho habría sido de pura casualidad por si cuela pero pensando que las tacañonas me harían de la palabra un verso. Ahora que lo sé quizás el verso me lo haga otra persona, jajaja
    All i oli de miel? no sé como calificarlo tendré que probarlo este punto dulce a esta salsa me ha dejado sin palabras, pero si acompaña a la alcachofa afrodisíaca ya me gusta ya.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  23. He provado el alioli con miel y me parece muy rico, ya combinado con la alcachofa ha de estar sublime. El alioli chovi esta muy rico y el de hacendado tambien.

    ResponderEliminar
  24. Me encantaaaan las alcachofas pero en esta casa las odian profundamente así que me contento con admirarlas en la pantalla y pensar en ese ali oli que debe estar de escándalo. Besos.

    ResponderEliminar
  25. Pues que quieres que te diga, si las de Zaragoza estaban buenas estas rebuenas!!!! una combi que me encanta con ese toque dulce y el azafran, vamos todo el conjunto.. Besotes

    ResponderEliminar
  26. Qué gracia! Y yo pensando si habías patentado una harina!!!! No conocía esa marca, chiquilla. Es local? Por aquí no se vende.
    Me chiflan las alcachofas y me he quedado pensando en esa combinación con el all i oli de miel. Uyyyyyyyyyy, qué bueno!
    Las quiero hacer!!!!!!
    Besitossssssssss

    ResponderEliminar
  27. Alioli de miel! uno de los mejores acompañamientos para cualquier cosa! jejeje si por mi fuera hasta para el café con leche.

    ResponderEliminar
  28. Lo que tu dices, a mi también me da pereza arreglarlas, lo de que son afrodisiacas, no tenía ni idea!, bueno que yo ya me las comía antes, eh?, no te vayas a pensar que .....
    Que me gusta la receta!
    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  29. Ohhh que buenos recuerdos Yolanda!!! que deliciosas estaban y encima comiéndolas con tan buena compañía. Seguro que las tuyas las has bordado, con tu propia harina "Yolanda!! jajaj
    bss

    ResponderEliminar
  30. Hoola!

    que combinación mas buena!...y con unas propiedades muy interesantessss
    Bss
    Marisa

    ResponderEliminar
  31. Yolanda,estas alcachofinas me apasionan. El ali oli con miel me parece el punto definitivo, no sé si son afrodisíacas, habrá que probar por si acaso, jeje, excelente presentación!!! y fotos, bss

    ResponderEliminar
  32. Ainsss Yolanda! qué pereza limpiarlas miarma!! pero bueno, es lo que tú dices, pensemos en la recompensa...Por cierto, esos efectos secundarios de los que hablas tambien son consecuencia de algo bueno, la alcachofa es muy rica en polisacáridos no digeribles, como la inulina, que va a ser fermentada por algunas bacterias "buenas" de nuestro intestito, las bifidobacterias, dando como resultado unos ácidos grasos muy beneficiosos para nuestro cuerpo, a pesar de que también se producen otros compuestos que salen disparados! jajajajjaja

    Bueno, ahora que ya he hecho he revertido el cambio de Google+ a Blogger, espero no volver a ser un no-reply!!!jajajajaj
    Mil gracias

    ResponderEliminar
  33. Me encanta, me encanta y me encanta. Todavía recuerdo esas alcachofas crujientes por fuera y tiernas por dentro. Con lo humilde que es y parece un manjar de dioses. Ese allioli no puede ser mejor acompañamiento. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  34. A mí las alcachofas me encantan y si son fritas me chiflan, me recuerdan a mi niñez cuando mi madre nos las ponía para cenar hecha laminitas y bien crujientes.
    Con alioli a la miel no lo había visto antes, y me parece de lo más gourmet, jaja. Se ve muy rico.

    Besotes guapa.

    ResponderEliminar
  35. Pues yo creo que algo de afrodisíacas si son, pues nada mas ver las fotos me han entrado unos deseos irresistibles de meterme una en la boca, jajaja! me llevo la receta, el all i oli de miel me ha parecido curioso, pero eso se lo dejare para los demás, que a mi el ajo me sienta mal. Besos

    ResponderEliminar
  36. Me parece una forma de preparalas fantástica. Yo las preparo a menudo porque en casa nos rechiflan a todos, pero como bien dices son tareosillas de preparar. El invierno pasado compré unas frescas en el mercado de Pamplona excepcionales, además te las pelaban y envasaban al vacío allí mismo, no te puedes imaginar que maravilla. Lo único que cuando le dije al tendero que me pusiese más que quería congelar un paquete...bueno, casi me echa del pueblo, jajajaj Así que me ahorré el trabajo, pero sólo por una vez ;))

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  37. Curiosa forma de tomar alcachofas, en tempura. Aunque mi forma favorita es cruda, aunque los dedos y los labios se pongan negros ( nada más lejos para despertar el glamour y la lívido), jejeje.
    No tuve la suerte de estar en Zaragoza, pero desde luego con esta iniciativa me llegará el menú y podré disfrutarlo.
    Gracias.
    Besos.

    ResponderEliminar
  38. Esas combinaciones son las mejores uhm, dulce salado, riquísimo. Ya me imagino el toque crujiente y el saborcito a ajo y el dulce en la boca. Un acierto total, este tipo de platos los adoro , estas se las tengo que hacer a mi marido que es aragonés y pa mi que pega y mucho. bssss

    ResponderEliminar
  39. En casa estoy en minoria con las alcachofas... aun así me las preparo de vez en cuando. La idea de la tempura y del alioli son de lo mas seductoras (no tenía ni idea de que las alcachofas fueran afrodisiacas!!!). Besos!

    ResponderEliminar
  40. Uauuuu que combinación tan deliciosa!!
    Me las anoto ya!!
    Gracias por compartirlas, un saludo y buena semana.

    ResponderEliminar
  41. Que buena combinación las alcachofas me gustan hasta crudas, la combinación de all i oli con miel es riquísima.
    Saludos

    ResponderEliminar
  42. Qué bien suena todo Yolanda! Ali-oli de miel... alcachofas... mmmmm... Me derrito ante unas alcachofas, de pequeña mi madre las hacía frititas y me ponía las botas :) Me gustan de cualquier manera asique esta versión tuya no me la pierdo!
    Besitos!

    ResponderEliminar
  43. Las alcachofas me encantan. Qué pena que no tengan una temporada más larga. Y tu ali oli suena estupendo. Buena combinación. Besitos.

    ResponderEliminar
  44. Mmmmm ¡como me gustan las alcachofas!. Hoy he comido en un guiso de carne que me hace mi madre los fines de semana. Tal como las presentas un lujo de los de darse de vez en cuando. Esas alcachofas que comimos en al quedada me chiflan, la tempura les da una textura diferente y deliciosa. Yo tambien tengo pendiente copietearle la receta a Sergio, el cocinero. A ver cuan!! ;)

    Un beso

    ResponderEliminar
  45. Oye, pues lo mismo va a tener una explicación científica y todo eso del efecto afrodisíaco de las alcachofas porque...por lo que nos cuenta Tomás (El saber culinario) tiene su explicación. Jajajaja.

    Bss

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.