Pastel de moras con cobertura de queso

26 septiembre 2013 46 comentarios

Pastel de moras y cobertura de queso_1 

 Coger moras es un gran plan, al menos para mi. En alguna entrada anterior a esta ya lo he contado: disfruto cogiendo moras; me trae recuerdos de un verano de mi adolescencia que pasé en tierras catalanas, donde salía al monte con mi familia a recogerlas. Aquella experiencia forma parte del recuerdo y hoy en día, siempre que salgo al monte con mi marido e hija, me veo sola y abandonada entre las zarzas mientras los míos me reclaman con tono desesperado de aburrimiento. ¡Menuda estampa! :(

Un día, alguien escuchó de mi viva voz cuánto me gusta dedicarme a este pasatiempo, y ella, a quien no se le escapa nada,  me invitó a ir juntas a coger moras. ¡Menudo plan! ¡Qué digo plan! ¡Pla-na-zo! Cual Caperuzitas Rojas,  pero sin capa ni cestita, nos fuimos juntas a asaltar zarzamoras :) Y así llegaron a mi casa casi un kilo de moras.

Las moras silvestres guardan diferencias con las que da el árbol de la morera o incluso las que se pueden adquirir en los supermercados, que son más grandes, dulces, carnosas y jugosas. No ocurre lo mismo con las moras silvestres, y así, por ejemplo, si queremos hacer mermelada, necesitan un extra de agua que la propia fruta no puede aportar. 

Para elaborar este pastel he utilizado azúcar invertido por sugerencia de Carmen, y a su receta os remito para que leáis no solo cómo se elabora sino también los consejos de utilización que ella nos da, entre otros que toda repostería que elaboremos con él se mantiene jugoso durante bastante más tiempo que si empleáramos azúcar granulada.

El pastel es una absoluta delicia. Creedme. El bizcocho destaca por ser jugosísimo, tanto, que da la impresión de que queda húmedo y poco hecho, pero sin embargo llegó a su punto de cocción óptimo. Y la capa de queso coronándolo ha sido un acierto pleno. Os animo a hacerlo porque no os arrepentiréis.

Pastel de moras_collage


Elaboración
  • 175 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200 gramos de azúcar moreno, o 175 gramos de azúcar invertido  + 1 cdta a temperatura ambiente
  • 4 huevos
  • 150 gramos de harina de trigo común
  • 50 gramos de almendra molida
  • 1 cdta de levadura química
  • 250 gramos de queso crema
  • 200 gramos de moras
  • 1 cdta de extracto de vainilla
Elaboración
  1. Precalentamos el horno a 180ºC.
  2. Lavamos las moras en  un escurridor y las secamos con papel de cocina con delicadeza.
  3. Batimos la mantequilla hasta que quede cremosa, añadimos el azúcar moreno (o los 175 gramos de azúcar invertido), batimos de nuevo, incorporamos tres huevos, uno a uno, el extracto de vainilla, y a continuación la harina de trigo y la almendra molida. Seguimos batiendo hasta que los ingredientes estén bien incorporados. Quedará una masa espesa.
  4. Forramos una fuente cuadrada de 20 x 20 centímetros con papel vegetal, adaptándolo en las esquinas.
  5. Vertemos la masa en la fuente y extendemos bien con la ayuda de una espátula.
  6. Batimos el queso crema hasta que quede con una textura cremosa y agregamos el huevo restante y una cucharada de azúcar moreno o una cucharadita de azúcar invertido. Mezclamos bien y lo extendemos sobre la masa que teníamos en la fuente.
  7. Distribuimos las moras por la superficie y horneamos entre 40 y 50 minutos a media altura con calor superior e inferior. La cocción dependerá de nuestro horno, así que para saber si el pastel está cocido, pinchamos en su interior con un palillo y si la parte que ha tocado la masa sale limpio, ya está listo.
Receta adaptada de la edición impresa del mes de septiembre de 2013 de la revista Olive.


46 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Yolanda cada vez descubro que compartimos muchas aficiones, si al año pasado fue un año nefasto en la cosecha de mora silvestre, este año estarás contenta hay moras para dar y tomar, gordas y jugosas. Las zarzas están que se caen de tanto fruto como tienen.
    Yo mi cosecha de moras la he usado para hacer mermelada, tengo que darme un paseo por el campo haber si queda alguna, este pastel se ve delicioso, la cobertura le da un punto diferente y espectacular.
    Ya sabes en la próxima excursión para recoger moras me avisas y llevo la cesta de pic-nic.
    Bss.

    ResponderEliminar
  2. Yolanda, te cogemos esta receta porque tiene un corte este pastel impresionante y todo el que lleve queso nos rechifla!!

    Nos encantan tus aventuras, es un placer entrar en tu blog, de verdad.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. me rechiflan las moras! vaya corte ! te ha quedado esponjoso y buenisimo!

    ResponderEliminar
  4. Si pasear por el campo recogiendo moras es una actividad que me encanta, no lo es menos el pensar como las vamos a preparar para llevarlas a la mesa de la forma más atractiva. Tu lo has hecho con éxito, nosotras al menos lo intentamos.....
    Besos
    Blanca de
    JUEGO DE SABORES


    ResponderEliminar
  5. Yo comparto esa afición contigo, me relaja, pero este año se me ha pasado por completo. El bizcocho tiene una pinta espectacular, sobre todo la cobertura de queso-mora. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  6. Hola Yolanda.
    Me encantaría ir a coger moras también, pasear por el campo, oyendo sólo a los pájaros...¡que relajante!
    Y el pastel es una maravilla. Tiene que estar buenísimo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Yo este año solo había cogido unas pocas y me las zampé, pero un tío de mi marido me escuchó decir que me gustaban y apareció con cerca de 4 kilos de moras!! Las he congelado en bolsitas de 250 gr e iré haciendo recetas con ellas. Por eso me viene de perlas esta receta, para ir haciendo algo con ellas. Recetón. Un beso guapa.
    Monie >_<

    ResponderEliminar
  8. Delicioso Yolanda!!! Me parece todo un acierto la tarta de queso para darle al bizcocho ese contraste de texturas...y además esas moras no podían tener mejor final.
    Probaré la sugerencia de Carmen en el próximo bizcocho.
    Besos.
    Raquel

    ResponderEliminar
  9. uff en mi congelador aguardan 3 kg de moras para darles salida ... pero ... me cuesta usarlas, jajaja, no quiero que se acaben, ya he prepardo mermelada de mora, yogures de mora y helado de moras ....
    Este pastel tuyo se ve delicioso Yolanda.

    Me encanta coger moras a pesar de que luego llegues a casa arañada como si hubieras dormido con un gato y a pesar de que luego te pique todo el cuerpo por los bichitos molestos que te caen cuando las coges.

    Este verano cuando fui a Candeleda mientras mi hija se quedaba en la piscina con sus amigas, mi marido y yo nos fuimos a coger moras y vinimos cargados, casi 5 kg, y más feliz que una perdiz.

    Besotes

    ResponderEliminar
  10. Wow! Qué bueno! Veo que este año se llevan las moras ^o^ Te ha quedado estupendo :D

    Bss
    Con Especias

    ResponderEliminar
  11. A todos en casa nos encanta salir al campo a recolectar moras, higos, almendras, setas , níscalos.....así que puedo disfrutar a tope de esas salidas sin miedo a que me estén dando la lata todo el día.
    Pero ir en compañía de una amiga tiene que ser también un plan divino. Ya os imagino recogiendo moras y comentando las delicatessen que haréis después.
    Y he aquí el resultado, un maravilloso bizcocho húmedo de los que me gustan y encima con queso!!!!!!! ya me has ganado para siempre jamás!!!!

    Mil besitos


    ResponderEliminar
  12. Algunas hemos cogido este verano con mis peques, que les hace mucha gracia cogerlas pero luego eso de comerlas ya no tanto :-(. Este pastel tiene una pinta increíble que habrá que probar además lleva queso que me encanta. Un beso

    ResponderEliminar
  13. Pero qué rico! Pues yo te confieso que este es el primer año que he ido a coger moras, y ha sido un éxito. Solo ha sido exitosa la recogida porque luego intenté inventarme una receta con ellas y fue un fiasco, jajaja. Así que el año que viene tendré que salir de nuevo. besos!

    ResponderEliminar
  14. Madre mía la de cosas que nos prepararás con un quilo de moras! Yo que no tengo donde ir a buscarlas, demasiado asfalto por donde vivo...
    Qué pinta más rica tiene este pastel Yolanda, si cada componente del pastel me gusta por separado, me lo das todo juntito y lo devoro!

    Te ha quedado exquisito, ahora mismo estoy tomando un té de media mañana (si, voy un poco tarde...), y no me importaría acompañarlo de un pedazito de este hermoso pastel.

    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Que pinta mas jugosa! y la combinación del queso me gusta.

    Muas!

    ResponderEliminar
  16. ¡Qué suerte que podáis tener moras! Por aquí es imposible, pero el pastel tiene una pinta deliciosa, así que será cuestión de probarlo con otra fruta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. No eres la única a la que ir a coger mroas le resulta un planazo!!! yo que soy de tierras catalanas, recuerdo como siempre ibamos a parar los fines de semana a la casita en la montaña que tenía mi família y me perdía con mis padres recogiendo moras y níscalos!! Qué recuerdos.... desde luego aunque no sea con moras este rico pastel lo tengo que hacer, porque lo de la capa de queso me ha llegado al alma ;)

    Mil besos guapa

    ResponderEliminar
  18. Que bueno por favor, y con cogertura de queso, el no va mas con lo que me gustan los postre queseros. En cuanto a las moras te diré que está carísimas las que son gordas y llenas de jugo y por eso no las compro :( ya que no tengo zarzamoras por mi entorno, cachis....

    Besos

    ResponderEliminar
  19. Queso y moras... un vicio!! Te ha quedado para comérselo. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  20. Un pastel maravilloso ii que bien te quedo y aunque no soy mucho de moras un buen trozo no lo perdonaria....Besss

    ResponderEliminar
  21. Como a ti me pierden las moras . Este año no he ido a coger por falta de tiempo pero mi madre aparecio el otro dia con tres kilos. Hice mermelada y una tarta y congele dos bolsitas. Esta receta es una buena opcion para gastarlas. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  22. Yolanda, de este pastel que hace poco más de cinco horas aterrizó en mi cocina y del que ya no queda nada puedo decir y certificar que está delicioso. Jugoso en su punto justo y sin pasarse de dulce. Con un contraste de texturas y sabores que ha sido una fiesta para el paladar. Y no sólo para el mío sino para el del resto de mi familia que muy gustosos lo han comido como postre. Un éxito!

    Pero lo mejor no ha sido su sabor, ni su textura, ni su jugosidad. No. Lo mejor ha sido esa mañana que pasamos juntas cogiendo el fruto que te ha servido de excusa para elaborarlo. Cuales caperucitas, jajaja. Para repetir sin duda alguna porque todavía hay...no nos las llevamos todas!

    ¿Para cuándo la próxima excursión?

    ResponderEliminar
  23. ¡Qué bueno!
    Me encanta ir de recolecta, este año de momento, poquitas, muy poquitas hemos podido coger. Está el año raro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Ya te imagino con capa y cestita... jijijijijiji El pastel tiene una pinta de escándalo, Yolanda!!!!! Tengo que hacerlo!!!!!
    Besitosssss

    ResponderEliminar
  25. !!!No te lo vas a creer!!! Tengo una receta a medias que tiene tus mismos ingredientes. Claro que, conociéndome, sabrás que no se parece en nada. Yo también he hecho de caperucita hace 10 días. Bueno, un poco Bridget (en mi línea, que no te vayas a creer que me abandona mucho).
    Nada más ver la foto me he acordado de aquellos pastelitos de frambuesa que llevaste a casa de Kuki, que estaban para morirse.
    Tendré que probar éstos nuevos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  26. Cuántos recuerdos recogiendo moras de niña y después en nuestra primera cita con el que hoy es mi marido jejeje
    Esta tarta tiene que quedar super jugosa y sabrosa con estos ingredientes, aunque por aquí todavía no tengo identificados los lugares para ir a por ellas !!!
    BEsos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  27. A mí también me encanta salir a buscar moras. El pasado martes salí durante una hora y aparecí con un montón...jajaja, vaya afición tan divertida. Hice mermelada y unos muffins que espero no tardar mucho en publicar.
    Me comería ahora mismo uno de esos pedacitos que veo en tus fotos!
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Qué pena que por mi zona no haya zarzamoras, cuando he ido de viaje por sitios que sí tenían, me desquitaba. Este pastel es una pasada, me encanta el corte que tiene y me parece que lo haré encuentre o no encuentre moras. Un besazo

    ResponderEliminar
  29. Y yo que este año no he hecho mi particular expedición a coger moras!! y creo que me niego a comprar una cajita por 3 ó 4 euros, aunque a lo mejor probar esta receta tuya bien los merezca. Es la hora de merendar y me has puesto los dientes largos.
    un besito
    Angi

    ResponderEliminar
  30. Hola!! :)
    Tengo un mega tupper en el congelador de moras silvestres, gentileza de la mujer de mi padre!!jejejeje. Me encantan...
    Parece super espojosito, y si tiene un toque húmedo a m´no me importa nada eh!!! :)
    Besitos

    ResponderEliminar
  31. Coger moras ya lo creo que sus un gran plan pero probar este delicioso pastel es un planazo!! Me encanta Yolanda!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  32. Vaya por Dios!!! tengo que venir a verte cuando estoy haciendo una dieta de batidos... sabes que si no lo consigo tú serás la culpable??? :P Me lo llevo!!!

    ResponderEliminar
  33. Tengo que empezar a organizar mi tiempo de una vez. ¿Cómo narices me he perdido esto? No lo has puesto en Facebook????? Me paso el día por allí, mujer esto se avisa por dios, que cosa más rica, tiene una pinta increible y a mi me encantan las moras, me recuerda cuando de jovencita mi tía me hacía coger frambuesas con las que después hacía unas ricas e icomparables mermeladas. Si el resultado de ir a coger moras es este, por favor, por favor la próxima vez cuenta conmigo, ayyyy en serio, que me encanta.

    Un besazo preciosa. un gran besazo

    Eli

    ResponderEliminar
  34. Esta receta me ha encantado sus ingredientes son mmm, deliciosos, imagino combinados lo que seran bssssss

    ResponderEliminar
  35. Yolanda, lo de comentar que el bizcocho te ha quedado jugoso, es por si a alguien no se le descargan bine las fotos, no? Jajajaj, es broma, es que me han parecido unos primeros planos de esos en los que las texturas sobrepasan la pantalla, madre mía!!.
    A mi recoger moras me evoca también recuerdos de la infancia, solía ir con mi padre y luego con ellas hacíamos mermelada, que sigue siendo su favorita.
    Una receta de apuntarse, por fácil y rica!! (y las ganas que me han entrado de ir a por moras...)

    Besos y gracias!

    ResponderEliminar
  36. ir a buscar moras con la compañia de Carmen es doblemente satisfatorio una buena amiga y un ademas volveis con el cesto lleno.
    Una combinacion con el queso arriba y el toque de las moras que debe ser celestial¡¡ y Carmen lo dice tambien asi que tremendo te ha salido.
    Buen finde
    bss

    ResponderEliminar
  37. Yolanda, cuánto me has emocionado con éste pastel, tengo que hacerlo si o si, de verdad que lo haré, te ha quedado fantástico y las moras, me fascinan, además, con esa descripción, la boca se me ha hecho agua!
    Una maravilla!! Y buscar moras en compañía de una amiga, debe ser de lo mejor!
    Un besito enorme y feliz finde!

    ResponderEliminar
  38. Buf, qué delicia!!! Ojalá tuviese moras silvestres por aquí por Murcia!!! En Galicia es muy normal encontrarlas al borde de casi cualquier camino rural y nadie, casi nadie las coge, pasan totalmente desapercibidas...Unos tanto y otros tan poco, ya ves...
    Te quedó magnífico, super apetecible!!! Enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
  39. A mí me encanta coger moras. Recuerdos de mi niñez cuando íbamos con mi tía a cogerlas, así como madroños, piñones, etc... pero eran otros tiempo en los que podías ir al campo y encontrar de todo :)
    Ese pastel tiene una pinta increíble, aunque las moras que puedo coger en Holanda son súper ácidas, por falta de sol. Será cuestión de comprar las del súper jajajaja
    besos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  40. Jugoso sin duda, no hay nada más que ver esas fotos y delicioso también seguro. Ya no tengo tiempo de ir a recogerlas, pero como pueda lo intento.

    Bss

    Elena

    http://lacajitadenieveselena.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  41. Yolanda, perdona el retraso, esque llevo una semanita que voy de p....culo, uyyyy que mal hablado.
    Unas fotos preciosas hablan por si solas, En frente de mi casa, donde voy a pasear al perro, hay un descampado enorme, que da unas moras gigantes preciosas, pero claro ya sabemos como es la gente, tienes que madrugar, si no no te dejan ni una jajajaja, pero cuando pueda cojer algunas, ahi voy con tu paste.
    Besostes y buen finde!!
    Ettorel

    ResponderEliminar
  42. Sencillamente delicioso!
    Además has juntado unos ingredientes que me parecen de locura, ahora solo me faltan las moras y a ponerme a hacer de todo.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  43. Que rica tarta Yolanda esa cobertura muy original ...me encanta con moras .besos

    ResponderEliminar
  44. Un delcioso bizcocho? pastel? qué más da como lo llamemos, el caso es lo que digamos cuando lo comamos y estoy segura que será algo parecido a uuuummmm!!! . Comparto tu opinión sobre ir a recoger moras es un autentico placer y... toda una arriesgada aventura. Un abrazo y gracias por compartir esta maravilla.:)

    ResponderEliminar
  45. Holaaaa! siempre las acabo en mermelada, ah no!! y en muffins, pero tu receta será la próxima ya que la semana que viene quiero ir a buscar otra vez. Me ha encantado. Besotes

    ResponderEliminar
  46. Yolanda, ya me pusisteis los dientes largos, ya. Vamos, ya sabes que si viviera en Madrid ahí que me hubiera acoplado, jajaja. A mi coger moras me trae muy buenos recuerdos de mi infancia.

    Y en cuanto a este pastel, qué delicia!!! Se me hace la boca agua!!!. Como este año no tengo moras, creo que lo haré con arándanos??? Quedará bien, no???

    Besos. Paula

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.