Pastel de manzanas y picotas

29 julio 2013 35 comentarios

Pastel manzana y cerezas_1 

Parece mentira que Lorenzo y sus cálidos rayos de sol nos hayan dado una tregua este pasado fin de semana a los que vivimos en Madrid y que después de días con temperaturas que alcanzaban los 36º, hayamos llegado a desear una manguita cuando el sol se escondía detrás de las nubes.

Esta circunstancia es la que ha hecho que me haya animado a publicar la receta de hoy. ¿Y por qué necesitaba animarme? Porque va al horno, y quienes viváis en una zona geográfica en la que el sol calienta de lo lindo en verano, sobra que diga que lo que menos apetece es encender el horno. Pero por otra parte sentía una penita grande reservar la publicación de este pastel hasta principios del verano del año que viene, y todo porque lleva picotas, y de ellas podemos seguir disfrutando un poquito más. Para mi, son la golosina más sana que puede existir. Son un puro vicio. Es sentir la necesidad de tener algo fresco en la boca que abro la nevera y me sirvo unas cuantas picotas limpias y fresquitas, buenísimas, y sobre todo si proceden del valle de Jerte. Unas picotas de las que he podido disfrutar durante tres semanas después de haber sido una de las ganadoras del concurso que fue organizado por Esther, del blog Cocinando sabores, con la receta Helado de queso de los Ibores con chutney de cerezas del Jerte.

Pero desafortunadamente, esta tregua del señor Lorenzo durará bien poco y de nuevo volverá el calor, y con él las escasas ganas de meterme en la cocina para emplearme en ella con las ganas y la devoción que lo hago el resto del año. Esto hace que vaya a medio gas y que lo que tenga sean ganas de tomarme unas vacaciones blogueriles que implican esfuerzo mínimo para el blog. ¿Os pasa a vosotr@s? Intuyo que no soy la única ;)

Aún así, ¿a que queréis saber cómo elaboré este pastel? ¡Pues venga!

Pastel manzanas y cerezas_collage

Ingredientes
  • 200 gr de picotas del Jerte con su hueso
  • Medio vaso de agua
  • 1 cda de azúcar moreno
  • 1/2 kilo de manzanas Granny Smith
  • 150 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 gr de almendra molida
  • 150 gr de azúcar blanquilla
  • 50 gr de harina Yolanda
  • 1/2 vaso de los de agua de leche a temperatura ambiente
  • 1 cdta de levadura química en polvo
  • 1 cdta de canela en polvo
  • 1 cda de azúcar glas
Elaboración

De las picotas en su almíbar (Para los dos procesos)
  1. Lavamos las picotas, les hacemos un corte por la mitad y les quitamos el hueso. 
  2. En un cazo pequeño ponemos las picotas, el azúcar  moreno y el medio vaso de agua y llevamos a ebullición. Llegado el punto, bajamos la potencia del fuego y dejamos cocer a fuego bajo-medio durante veinte minutos aproximadamente. El jugo de las picotas con el agua ha de tener una textura similar a la de un almíbar y haber reducido en volumen sus tres cuartas partes.
  3. Colamos y reservamos el almíbar por un lado y las picotas por otro.
Con thermomix 31
  1. Precalentamos el horno a 180º y preparamos un molde redondo desmontable. Protegemos la base con papel vegetal, lo sujetamos con el aro desmontable y enmantequillamos todo su interior. Reservamos.
  2. Pelamos las manzanas, las partimos por la mitad y estas por cuartos. Las ponemos en el vaso y trituramos a velocidad 4 durante 6 segundos. Han de quedar trocitos pequeños pero enteros, sin que quede hecha puré. Retiramos y reservamos.
  3. En el mismo vaso batimos la mantequilla y 75 gramos del azúcar blanquilla a velocidad 3 y 1/2 durante 3 minutos o hasta que quede una mezcla blanquecina y espumosa.
  4. Añadimos el medio vaso de leche, la harina, la almendra molida y la levadura en polvo y removemos durante 30 segundos en velocidad 3 y 1/2.
  5. Vertemos en el molde la mitad de la masa y la extendemos bien con una espátula. Por encima de esta extendemos la manzana triturada, espolvoreamos el azúcar restante por encima de la manzana y la cucharadita de canela en polvo. Cubrimos con el resto de la masa, extendiéndola bien con una espátula de silicona
  6. Distribuímos las picotas por todo el pastel, vertemos el almíbar también reservado a modo de bucles, y horneamos entre 30 y 40 minutos, dependiendo del horno. Para comprobar si el pastel está cocido, introducimos un palillo en el centro y si sale prácticamente seco, podemos apagar el horno y sacarlo para que se enfríe.
  7. Dejamos enfriar por completo antes de guardarla en la nevera, donde es recomendable que repose como mínimo dos horas.
  8. Servimos con azúcar glas y canela en polvo espolvoreadas por encima. 
Modo tradicional
  1. Precalentamos el horno a 180º y preparamos un molde redondo desmontable. Protegemos la base con papel vegetal, lo sujetamos con el aro desmontable y enmantequillamos todo su interior. Reservamos.
  2. Pelamos las manzanas y las rallamos con un rallador grueso. Reservamos.
  3. Con unas varillas eléctrica, batimos la mantequilla y 75 gramos del azúcar blanquilla hasta que quede una mezcla blanquecina y espumosa.
  4. Añadimos el medio vaso de leche, la harina, la almendra molida y la levadura en polvo y mezclamos bien.
  5. Vertemos en el molde la mitad de la masa y la extendemos bien con una espátula. Por encima de esta extendemos la manzana triturada, espolvoreamos el azúcar restante por encima de la manzana y la cucharadita de canela en polvo. Cubrimos con el resto de la masa, extendiéndola bien con una espátula de silicona
  6. Distribuímos las picotas por todo el pastel, vertemos el almíbar también reservado a modo de bucles, y horneamos entre 30 y 40 minutos, dependiendo del horno. Para comprobar si el pastel está cocido, introducimos un palillo en el centro y si sale prácticamente seco, podemos apagar el horno y sacarlo para que se enfríe.
  7. Dejamos enfriar por completo antes de guardarla en la nevera, donde es recomendable que repose como mínimo dos horas.
  8. Servimos con azúcar glas y canela en polvo espolvoreadas por encima. 
Notas
  • Es un pastel muy jugoso gracias a la humedad de la fruta, de ahí que necesite escasa cantidad de líquido.
  • Si no dispones de harinas Yolanda, puedes emplear la misma cantidad de harina de repostería más dos huevos, eliminando por lo tanto el medio vaso de leche. Los huevos los incorporaríamos una vez batida la mantequilla y el azúcar, y siempreo uno a uno.
  • Puedes acompañar el pastel con una bola de helado de vainilla o nata a medio montar. ¡Una delicia!

Receta tuneada a partir de la Tarta de manzana con canela de la revista  Lecturas Cocina Fácil nº 177


35 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Oooohhhh, un espectáculo para los sentidos Yolanda. Me chifla tu pastel. Comparto tu pasión por cerezas y picotas, lo mejor del verano!!!
    Yo no renuncio a los postres horneados ni a los asados y buenos guisos. Me aburren sobremanera las ensaladas a tutiplén...No lo puedo evitar...Un día ensalada sí, más no...Y como plato único imposible!!!
    :):)

    ResponderEliminar
  2. Seguro que está de vicio, tiene una pinta fantástica. La verdad es que de un par de años hacia aquí el horno en casa se enciende casi siempre, haga calor o no, bien es cierto que en fines de semana como este próximo, lo vamos a dejar en standby. Hemos disfrutado mucho con este fresco, pero nos ha malacostumbrado frente al que dicen que puede llegar a ser el mas caluroso del año :((. Ojalá me equivoque.
    ¡Buena semana!

    ResponderEliminar
  3. Ja, ja, veo que tu y yo compramos las mismas revistas. Deliciosa tarta Yolanda que me vas a permitir guardarme, eso sí para la Primavera que viene, ya que yo ya no enciendo el horno hasta septiembre (de manera blogueril se entiende).

    Bss

    Elena

    http://lacajitadenieveselena.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. El lorenzo está pegando de lo lindo incluso en Holanda, que llevamos 3 semanitas que ni para qué contarte. Pero bueno, al menos recargamos pilas para el invierno.
    Tu receta me parece buenísima
    besos

    ResponderEliminar
  5. Esta madrugada pego una tormenta de esas de taparte con las sabanas, mmm que placer. De haber visto tu receta antes me levantaba a encender el horno, jajjaj...Una delicia de pastel. Beso.

    ResponderEliminar
  6. me encanta la textura que tiene!
    la combinacion de manzana y las picotas debe ser una delicia...y si, a mas de uno nos pasa igual, este calor es insoportable y no miramos ni al horno! seguro que ya no te queda nada para esas vacas, animno! un besote y que empieces bien la semana

    ResponderEliminar
  7. Aunque el mío lleva manzana son bien diferentes. Las picotas son una de mis frutas preferidas de temporada, deliciosas con ese colorcito y bien fresquitas. Yo acabé achicharrada pero mereció la pena. Es cierto que estás demasiado lejos para que pueda probar esta maravilla, pero con el Ave a lo mejor me puedes enviar un trocito no?

    Ayy las vacaciones, a ver si llegan ya. Yo el miércoles cierro el chiringuito que ya lo necesito de verdad.

    Que tengas una feliz semana preciosa!

    Besazos

    ResponderEliminar
  8. Jajaja...pues si quieres que te diga la verdad, si hay que encender el horno para disfrutar de esa delicia, pues se enciende, yo soy de las que no le doy descanso!!!
    Besos.
    Raquel

    ResponderEliminar
  9. tiene una pinta espectacular!!! somos vecinas casi, yo vivo en Guadalajara, y lo de pasar de un calor tremendo a necesitar una chaquetita también lo he vivido este fin de semana. y como tú también me ha dado por aprovechar y encender el horno un rato ;)
    besos!

    ResponderEliminar
  10. Yolanda, entiendo perfectamente lo del horno y demás, yo vivo en el norte, pero estamos con un mes de Julio ¡que se sale de calor!, para nosotros ANORMAL, con temperaturas de 32 grados....y la verdad es que para nosotros es mortal y si encima va el horno, la secadora, la cocina...pues como que una se vuelve loca...
    Me ha encantado tu tarta en cualquier caso, yo las cerezas de cualquier forma.
    Un besazo
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  11. Ficou um bolo tão lindos e com dois frutos tão bons tem que estar uma delicia.
    Boa semana
    bjs

    ResponderEliminar
  12. Me parece que ha valido la pena hacer el esfuerzo de encender el horno, este pastel lo merece sin duda!

    Has descrito las picotas a la perfección, la golosina más sana que hay, en casa vuelan!

    Una tarta deliciosa, yo me sacrificaría y encendería el horno por un pastel como el que nos ofreces hoy, aún con estos calores, y yendo a medio gas en todo lo que a esfuerzos se refiere, jeje!

    Besos!

    ResponderEliminar
  13. Que suerte habeis tenido que Lorenzo os haya dado una tregua Yolanda porque aquí en Valencia ayer hacia un viento de ponente insoportable...ufffff
    Este pastel tiene una pinta increible pero ya lo hare para el año que viene porque ahora encender el horno.... ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Lo del horno, comparto el agobio del calor. Y me ha encantado porque nunca he mezclado manzanas con picotas. Y tiene una pinta de jugoso que te mueres. Esta para la vuelta de las vacaciones que ya no me entra el bañador, je,je. Saludos >_<

    ResponderEliminar
  15. Que delicia de pastel.....jugosito y con esas cerezas. Que fotos ! Se come con la vista.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Muy buena receta Yolanda, me gustan mucho este tipo de tartas con fruta, lo único que no me va mucho son las manzanas pero igual que en mi última receta puedo cambiarlas por otra fruta. Tiene muy buena pinta.
    Un beso.
    Claudia

    ResponderEliminar
  17. Que pinta mas deliciosa tiene!!besos
    dezazu.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  18. Que pastel más delicioso, se ve muy jugosa con las picotas. ME lo comeria entero!

    ResponderEliminar
  19. Pues me alegro mucho de que te hayas animado a publicarla, porque tiene una pinta impresionante. A ver si encuentro yo cerezas buenas para prepararla, por aquí las noches refresca y a esas no horas no tengo pereza de hornear.
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh Yolanda, me ha encantado, preciosas fotos, en Asturias hoy hace sol pero tampoco para morirse, jeje, bsss

    ResponderEliminar
  21. Todavia no he comprado cerezas este año, las que se han comido han sido regaladas asi que si me dejan intentaré hacer algo aunque otros años lo he intentado y ha sido caso imposible...
    Besitos

    ResponderEliminar
  22. Tienes razón. Que "respirito" más bueno nos han dado las temperaturas este fin de semana. Una absoluta gozada después de haber pasado esos días de calor.
    Y la verdad es que sobre todo ha merecido la pena para animarte a publicar esta receta tan buena. Tiene una pinta estupenda y, con esos ingredientes, tiene que estar de muerte.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  23. Yo todavía me atrevo con el horno porque aquí la temperatura hasta hace unos días ha sido suave (ya no) pero te entiendo perfectamente, cuando el calor aprieta lo que menos ganas dan es encender el horno.
    Te ha quedado un pastel delicioso, me encanta! Para mí las picotas son un vicio como bien dices, qué ricas!
    En cuanto a las vacaciones blogueriles, sí, también tengo ganas de descansar un poco porque aunque es un hobby (para mí) y me distrae, es elaborado: fotografías, edición, recetas, etc...

    Un besote guapa.

    ResponderEliminar
  24. Que tarta más rica! la combinación manzana y cereza no la he probado, pero sin duda tiene que estar buena buena!!

    ResponderEliminar
  25. Que ricura, me encanta todo lo que lleva manzanas en dulce o salado, pero últimamente, ando golosa y este pastelito se me antoja irremediablemente, la costra que se formo es una ricura, dan ganas de probar ya, por desgracia mi cocina la cierro, para enmochilarme , pero me llevo en la memoria tu receta, para la vuelta!

    Un beso lleno de buena vibra.

    ResponderEliminar
  26. Yolanda, la receta original es una auténtica delicia pero me da que tu versión la supera con creces. La mezcla de manzana con picotas es un acierto total. Qué buen contraste de sabores! Merece la pena hacer el sacrificio de encender el horno para sacar de el algo tan apetitoso como esto. Aunque, estos dos últimos días, lo de encender el horno en Madrid casi como que apetecía ¿verdad? Menuda bajada de temperaturas hemos sufrido y qué bienvenida ha sido :)

    Lo de andar a medio gas me lo conozco bien. No eres la única, no. Y me da que alguien más hay por ahí que está como nosotras. Es necesario tomar un descanso de vez en cuando para recargar pilas así que...que comience la cuenta atrás para el cierre de blogs. El mío...la semana que viene. El tuyo...¿para cuándo?

    Bss

    ResponderEliminar
  27. Pues sí, parece que ha habido una estampida generalizada... dónde se ha metido el personal? Bueno, yo me voy dando un punto en la boca que me quedan un par de días :P

    El problema del Lorenzo a todo gas es uno que yo no tengo aquí. Unos días pega bien, otros con moderación y otros llueve a espuertas, así que esta receta me viene bien. No voy a encontrar picotas del Jerte pero este año han traído unas cerezas españolas para morirse de buenas.

    Por cierto, vaya tela la receta del helado, tremenda.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  28. Por fin puedo visitarte¡¡¡¡ Y es que desde que vi la foto de este pastel jugoso donde los haya, con manzanas y cerezas en facebook, he estado soñando con él. Pero por "H" o por "B" cada vez que me acordaba de ti y del pastel, surgía algo que no podía esperar.

    Que te voy a decir yo de las cerezas, que soy una viciada y que hasta me producen dolores de tripa de tantas que como. Y es que no me puedo resistir, lo tengo que confesar no se cuando parar de picar cerezas, se comen solas (bueno con la ayuda de la mano...) Así que este pastel jugosito y con manzana es de los que podríamos decir superfavoritossssss y con tu permiso o sin él. lo siento pero me lo llevo que yo creo que aquí de ahora en adelante no vamos a tener ya mucho calor dicen.

    Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  29. Your food is awesome and the presentation ABSOLUTELY GORGEOUS!

    ResponderEliminar
  30. Buenísima la receta Yolanda, habrá que hacer un esfuerzo para encender el horno, porque aquí en Málaga también tenemos calor para dar y regalar.
    Besos guapa!!

    ResponderEliminar
  31. Todavía me acuerdo del helado de queso de los Ibores... qué buueeeno pero todavía tengo pendiente el asunto con los chutney :-(

    Lo que más me ha gustado de tu pastel de hoy es lo jugoso que está, que dice cómeme con mirarlo. Y lo del horno, al final cuestión psicológica y te digo por qué: nosotros en la cocina solemos tener una media de 29 o 30º y encender el horno ya no nos supone una barrera, jaja!

    Bueno pues felices vacaciones y a descansar y sobre todo a disfrutar, Yolanda! Un beso.

    ResponderEliminar
  32. Tiene una pinta fantástica!!! Casi casi aquñi necesitamos encender el horno para no pasar frío, es que de un día para otro vamos de 35º a 15º y el cuerpo no da para tanto choc jejejeje
    Felices vacaciones, guapa.
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  33. A mi me encantan estas pequeñas treguas en verano, una pequeña pausa y de vuelta con el solete y el calor. Este pastel me fascina, qué pinta tiene... Un besote y feliz verano.

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  34. Una delicia, unos ingredientes geniales, una pinta fabulosa y seguro que el sabor fantástico, pero sabes que es lo mejor de este pastel? Que no lleva huevo así que si me da tiempo lo voy a hacer antes de irme de vacas :)
    Besines guapísima!

    ResponderEliminar
  35. Vi esta entrada tuya el día que la publicaste, pues fue verla en FB y venir corriendo al blog ipso facto ;-) Entiendo que hayas querido publicarla ahora, pues esperar un año me parece una crueldad...Sinceramente, yo lo hubiera hecho con o sin ola de calor, eso seguro.
    Adoro este tipo de tartas, lo sabes, y todo lo que lleve manzana y además, cereza, me vuelve loca. Me ha gustado muchísimo, creo que nunca he comido una tarta que lleve ambas frutas, y espero poder hacer tu tarta este finde. Todavía tenemos cerezas y hay que aprovechar antes de que termine la temporada, de por sí corta. Ya te contaré, guapa, pues esta receta no me la puedo perder por nada del mundo!
    Un besote.

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.