IRISH CLAM CHOWDER {SOPA CREMOSA DE PESCADO Y MARISCO IRLANDESA}

14 marzo 2013 58 comentarios

Irish clam chowder_2 

Hoy es día 14 de marzo, y de aquí a tres días, exactamente el 17 de marzo, Irlanda se viste de verde para celebrar la fiesta de San Patricio, el santo patrón del país. Durante cinco días las calles de su capital, Dublín, se plagan de las tres imágenes más representativas del país: el trébol, el color verde y el leprechaun, un duendecillo barbudo y travieso, vestido de verde que forma parte de la tradición y de la mitología irlandesa, de origen celta.

Pero sin embargo esta festividad no fue declarada como nacional por el gobierno irlandés hasta el año 1995, una fecha relativamente reciente, y fue más bien la comunidad irlandesa en los Estados Unidos la que por su añoranza a su bella tierra comenzaron a organizar desfiles conmemorando la fecha, siendo cada vez más y más multitudinarios. No en vano, el desfile que tiene lugar por la Quinta Avenida de Nueva York es el más famoso del mundo.

¿Y quién fue San Patricio? Pues la verdad es que a pesar de la celebración, tenía poco de irlandés, pues era galés. Procedía de una familia de gran fervor religioso. A la edad de 16 años fue apresado por unos piratas irlandeses. Estos le vendieron a un granjero que le puso al cuidado de ovejas y de guardar el monte. Pero San Patricio logró escapar y lo hizo rumbo a Italia. Allí inició sus estudios cristianos y años después fue enviado a Irlanda con la misión de evangelizar el país. Hizo construir iglesias, ordenó sacerdotes, y mientras tanto vivió en absoluta pobreza. El motivo por el que el 17 de marzo es el día de San Patricio es porque se cree que es el día en que falleció.

A lo largo de mi trayectoria blogueril, ya han sido unas cuantas las veces que he mencionado a Irlanda en mis entradas, y es que es un país con un huequecito especial en mi corazón. Fue el primer país de habla inglesa que visité y en el que viví como estudiante y con el fin de perfeccionar mis conocimientos de lengua inglesa. Llegué con 19 años a una casa para cuidar de dos niños: Paul y John. Paul era el menor, un pícaro de aúpa, y para quien exhibir sus intimidades era su mayor afición, ja ja ja. John era más sensato y sereno; le encantaban los dinosaurios, siempre rodeado de ellos. Recuerdo que un día me dijeron que les cantara una canción en español y no sé por qué, pero me vino a la memoria una de Demis Roussos, Triki triki, que de española tiene más bien poco, y se partían de la risa, seguro que por mi falta de dotes artísticas, ja ja ja.

De Irlanda me encantaron sus paisajes tan esplendorosos y su gente amable, simpática y entregada. Caminar por la calle principal, Grafton Street, era colmarte de alegría por las bandas de música que amenizaban los paseos. Pero también me llamó la atención la cantidad de gente alcoholizada que podías encontrar por la calle. Lo que menos me gustó fueron los quince kilos de peso que puse en cinco meses, y es que no tuve la suerte de convivir con una familia en la que la buena comida fuera un hábito, y yo, como adolescente, mataba mi hambre a base de las chuches que colmaban los mostradores de los newsagent's.

Podría hablar, y hablar, y seguir hablando sobre Irlanda, pero aburriros no es mi intención, si no más bien lo contrario. Si os apetece saber un poco más sobre este gran día verde para los irlandeses, podéis pinchar aquí.

Y ahora sí. Centrémonos en la receta.

Hace unos meses, en noviembre del 2012, en casa tuvimos nuestro "especial Irlanda". Bake the World propuso elaborar un pan de soda irlandés, y a mi se me ocurrió acompañarlo de una sopa cremosa típica de tierras irlandesas a base de pescado y hortalizas: Irish clam chowder, sabrosa y nutritiva y que os recomiendo de verdad porque está buenísima, y ya sabéis lo reconfortante que es una cremita o una sopita caliente con estos fríos gélidos que nos están acompañando estos días. Y qué mejor forma que regar el menú con una cerveza negra Guinness, y que por cierto, años atrás daban a las mamás recién parturientas para favorecer la producción de leche para amamantar. Cuando me lo contaron, pensé que no me estaba enterando muy bien del tema, pero no. No fue así.

¿Queréis saber de esta delicia irlandesa?



Irish clam chowder_1


Ingredientes (Para 3 personas)

  • 1 cda de mantequilla
  • 1 cda de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cebolla
  • 1 zanahoria pequeña
  • 1/2 puerro (la parte blanca)
  • 2 patatas medianas
  • 120 ml de vino blanco
  • 500 ml de caldo de pescado 
  • 250 gr de filetes de pescado (merluza, rape, etc)
  • 6 cigalas
  • 250 gr de almejas
  • 150 ml de nata
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta
Elaboración
  1. Si vamos a hacer el caldo en casa, ponemos una cazuela con restos de pescado como huesos de rape, espinas, o las cáscaras de unas gambas. Llevamos a ebullición, espumamos y dejamos cocer a fuego medio durante 30-45 minutos. Colamos y reservamos.
  2. Pelamos la cebolla y picamos todas las verduras en daditos pequeños. Ponemos la mantequilla y el aceite a calentar en una cazuela y pochamos en ella las verduras durante unos 3 minutos. Salamos al gusto y removemos con frecuencia.
  3. Pelamos las patatas y las partimos con el cuchillo de forma de desprendan su almidón al cocerse. Las añadimos a la cazuela y las doramos durante 3 minutos.
  4. Añadimos el vino y dejamos que reduzca a la mitad. Vertemos el caldo reservado, llevamos a ebullición, y una vez que ha alcanzado su punto de hervor, bajamos el fuego y dejamos cocer hasta que las patatas estén cocidas (unos 15 minutos, dependiendo del tipo de patata). Salpimentamos al gusto.
  5. En una sartén, doramos las hebras de azafrán y las añadimos a la cazuela. Mientras tanto, cortamos los filetes de pescado en daditos del tamaño de un bocado y los salteamos con cuidado, especialmente si se trata de merluza, en  una sartén y un poquito de aceite. Retiramos a un plato.
  6. En la misma sartén planchamos las cigalas durante unos tres minutos por cada lado. Las retiramos y reservamos.
  7. Comprobamos el punto de dureza de las patatas y unos minutos antes de apagar el fuego, añadimos la nata, subimos la potencia del fuego ligeramente para llevar a ebullición la nata y que se incorpore en el caldo. Añadimos las almejas, los daditos de pescado, y dejamos cocer como mucho cinco minutos. Si notamos que la sopa queda algo líquida, sacamos una patata, la aplastamos con un tenedor y la incorporamos a la cazuela.
  8. Servimos en el plato y adornamos con dos cigalas por comensal. 

El día 17 de marzo, viste de verde, piensa en verde y que el espíritu positivo esté contigo. En Madrid, la noche del sábado 16 de marzo, la Torre de Hércules, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y el Palacio de Comunicaciones de Madrid, se iluminarán de verde para celebrarlo.


Fuente de información: aquí.



58 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Me encantan estos retazos de historia personal en tus recetas Yolanda. Vaya tortura tener que aguantar a 2 diablillos y a una madre mala cocinera...Todo sea por el aprendizaje de la lengua y también estas cosas hacen aumentar el currículum de una persona, sus experiencias para la vida futura...Lo de la cerveza Guinness para las parturientas es una barbaridad, pero tiene su razón de ser, ya sabes que la levadura de cerveza beneficia la producción de leche materna, pero, en fin...
    La sopa te quedó fantástica, de lujazo...Os habéis dado un homenaje irlandés en toda regla, fantástico!!!

    ResponderEliminar
  2. No, no nos aburres con tú vida, una manera más amena de aprender historia, sin libros, ni errores que puedan hacernos pensar que hay tantas versiones como recetas. Me gusta mucho saber sobre un país, que no he visitado todavía, que me encantaría visitar desde siempre. Escocia tiene también el problema del exceso de alcohol en la gente, que pena! pero eso es otro capítulo.
    Y repito, no, no nos aburres, nos gusta saber de ti. Y tus recetas, tan cuidadas, deliciosas y versionadas a tú estilo.
    Me gustan mucho las sopas marineras, me gustan los arroces caldosos de pescado, y el marisco en general, por lo que me encantará, seguro, esta sopa, nada más verla se me hace la boca agua.
    Pongámonos "verdes" de sopa, jeje
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Pues ya estoy por aquí de forma oficial Yolanda, me incorporo pensando fervientemente que ya estoy bien del todo ;)

    ¿¿Y sabes lo que más me gusta de volver??, leer entradas como ésta y darme cuenta todo lo que os he echado de menos, y no sólo por las recetas, sino por este tipo de entradas donde además de enseñarme una genial receta y una mejor fotografia, me cuentan una historia.

    De verdad, cómo os he echado de menos, no sabes cuánto!

    Besoteeesssss

    ResponderEliminar
  4. jajaaja, les cantaste el triki triki?....si aun se deben estar riendo! de la receta no te digo nada, q esas cigalas me han dado muuucha envidia

    ResponderEliminar
  5. Seguro que estaba buenísima, Menuda pinta la tiene!. Déjame por favor que comparta con los nuestros lectores tu introducción de la fiesta de San Patricio, me ha encantado, como siempre, y será este Domingo.

    Un saludo y me voy corriendo a una reunión!!.

    ResponderEliminar
  6. Maaaaaaaaadre mía que pinta más rica! Me encantan estas sopas de pescado trabaditas, contundentes y calentitas...

    ResponderEliminar
  7. Que plato tan apetecible para celebrar San Patricio o lo que se tercie, y encima con este frío.

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola Yolanda!. He llagado a tu blog gracias a haber visto en otros blogs que visito que estás de concurso. Me he metido en tu cocina y ¡me ha encantado!, este platazo es un auténtico lujo y no podía ser más acertado para celebrar el día de San Patricio. Un beso,

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  9. Cuanto hemos aprendido contigo!! No conocía la historia de San Patricio!

    Esta receta es maravillosa, con el frío que hace hoy... Tiene que estar buenísima!! Desde luego tus fotos son para comerselas!! Jajaja.

    Yo sí sabía que la cerveza ayuda a producir más leche, de hecho recomiendan una cañita de vez en cuando cuando estás con la lactancia ;)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Yolanda a mí personalmente no me aburres, me gusta leer, y venir a tu blog es "culturizarse" en todos los aspectos. Me divierte y entusiasma conocer otras culturas, otras tradiciones, y porque no ... saber de la vida de la persona que hay detrás de un blog.
    Que experiencia tan fantástica tuvo que ser la de irse a Irlanda a cuidar de 2 "enanos". Te imagino cantando el Triki Triki (espero que lo hicieras mejor que Javi del grupo "Pecos" en tu cara me suena) jajajaja. Y tremendo ese Paul exhibicionista, jajajaja.

    La receta se ve deliciosa, yo que soy la "catacaldos" como me llama mi marido, seguro que no dejaba ni una gotita de esta sopa cremosa y con lo malita que estoy, que tengo la garganta echa unos zorros me vendría de escándalo.

    Besotes

    ResponderEliminar
  11. No se porque te comiste tu la sopa si el bichito me estaba mirando a mi...,-))

    ResponderEliminar
  12. Que rica!!!...y el pan que la acompaña también se ve genial...muchos besos

    ResponderEliminar
  13. Precisamente tengo ahora a una amiga trabajando en Dublín para perfeccionar su inglés. Me falta por recorrer un poco del norte pero es un país maravilloso, con unos paisajes de ensueño. Recuerdo que me encontré a unas chicas españolas vendiendo tortilla de papas para sacarse unos sutil los mientras estudiaban, jajaja
    Esta sopa me parece deliciosa y más acompañada con ese pedacito de pan.

    Un besito desde Las Palmas

    ResponderEliminar
  14. Cuantas cosas se aprenden cada día leyendo blogs de cocina :o)
    Unasopa deliciosa y cremosa, aunque nunca la he probado a preparar en casa, me gusta la idea así que a la lista de pendientes :o)
    Besos,
    palmira

    ResponderEliminar
  15. Me ha encantado la receta y la história que hay detrás! :) La prepararé seguro, porqué la sopa de pescado nos encanta y así, cremosa y con el marisco... aún más! ;)

    Un abrazo guapa!

    ResponderEliminar
  16. la crema fabulosa, con esos ingredientes y el frío que hace una cremita así viene ideal para entrar en calor.
    y me ha encantado la entrada completa. un año vi el desfile de San Patricio de NY y me has recordado mi viajecito ;)
    besos!

    ResponderEliminar
  17. Excelente plato para recordar mi paseo por Irlanda.
    Una historia interesante.
    Bordas las presentaciones.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Que homenaje irlandes tan delicioso! tiene un color y una pinta exquisita. Besitos

    ResponderEliminar
  19. Qué buen aspecto tiene¡¡ y las fotos fabulosas, sobre todo esa cigala que parece que te está mirando...jajaja Felicidades por la receta¡¡
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. No aburres para nada me encanta venir siempre que puedo y leerte porque escribes de maravilla Yoli..Y sobre la sopa que apetitosa se ve solo en ver esas pedazos de fotos ya te apetece hasta prepararla..jajaja
    Un besazo

    ResponderEliminar
  21. Gracias por darnos a conocer esta receta irlandesa! yo también estuve en Inglaterra pero de los fish&chips , y los beans no pasé....ejejejej...besos

    ResponderEliminar
  22. Yolanda no sabes lo que me estoy riendo con todo el dolor que conlleva ....triki...triki?? de verdad fue la primera canción qu te vino a la cabeza??? jajaj me parto.

    Y a mi Irlanda me impacto los pubs...entras y ya estas rodeado de gente, ya quieren hablar y ya te cuentan la vida y a las 15.30hhh ya borrachos...

    Y no te preocupes que no aburres, tus historias forman parte del blog...

    Un besote

    ResponderEliminar
  23. La sopa tiene una pinta muy apetecible, no conocía este tipo de sopa, y las fotos, preciosas!

    ResponderEliminar
  24. Pues que rica sopa se como allí....es un plato que me ha parecido una maravilla. Y como allí están acostumbrados al fío, seguro que la sopa nos va muy bien para estas temperaturas gelidas que tenemos estos día.
    Besinos

    ResponderEliminar
  25. tus historias no aburren y siempre las haces divertidas y Irlanda me falta a ver si me animo y cae este verano.
    La sopa con lo que lleva tiene que ser soberbia y la foto de las cigalas con cara de resignación me gusta, sera porque estabas cantando otra vez el triki...triki??
    beso

    ResponderEliminar
  26. Qué buena pinta, no conocía esa sopa, pero sin duda la probaré, pineo la foto, me encanta todo!!!

    ResponderEliminar
  27. Ya veo que te encanta Irlanda, cosa normal... La sopa que te has marcado tiene un aspecto delicioso. He escuchado hablar sobre esta sopa, pero nunca la he comido. Me gusta mucho.
    Besitosssssssss

    ResponderEliminar
  28. Vaya, te leo y parece verme en Dublín aprendiendo inglés mientras cuidaba de dos rascals cuya madre no cocinaba nada de nada. La verdad es que Irlanda es preciosa, la gente muy amable y es difícil de olvidar. ¡Me está entrando morriña! Me quedo con este chowder para consolarme. Besos.

    ResponderEliminar
  29. Tiene que estar muy rica, una sopa con un aspecto maravilloso y seguro que su sabor te trae muchos recuerdos, ¿no?
    Besos.

    ResponderEliminar
  30. Mis niñas van a un colegio bilingüe y conocemos bien al señor Patricio, siempre hacen fiesta en el cole, se visten de verde y lo celebran todos los años.

    Me encantaría conocer Irlanda, a nosotros nos gusta mucho la vegetación, las montañas, los paisajes del norte y allí debes encontrarte en el paraíso.

    La sopa,cremosa, humeante...puedo saborearla a través de tus fotos, mmmmmmm, si hasta las cigalas de la última foto me están mirando fijamente...Sory, Sory, ven con la cuchara...

    Mil besitos

    ResponderEliminar
  31. Que sopa mas deliciosa y que buena pinta tiene. Conozco bien Irlanda y es, en efecto un sitio maravilloso.
    Yo no participo en concursos, no me da el tiempo, no puedo y me encantaría, pero es imposible, entre el trabajo y el blog, ya solo me queda tiempo para mi familia.
    pero te ayudo en lo que quieras o necesites.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  32. Tu cigala me está mirando......,uhm...... quiero un plato de sopa caliente!

    ResponderEliminar
  33. Ayer mi amiga colega de profesion tuya me mando informacion sobre el St Patrick Day y me hice fan en FB de la pagina. Por ahi tengo actualizaciones de las cosas que han publicado. Tuvo que ser una epoca chula la de tu estancia alli, recuerdas mucho de ese pais (y yo encantada de leerte que conste!), cuidar a esa pareja tambien tuvo que ser una esperiencia pero lo mejor es lo de cantar el triki triki :DD. Estoy segura de que ellos lo recuerdan aun jajajaja. Fijate que no conozco demasiado la cocina irlandesa pero esa sopica seguro que me chifla. Me encantan las sopas de pescado asi que.... con esas cigalas y todo mmmm que buena!

    Besicos
    Bea

    ResponderEliminar
  34. Triki...triki????? ya te vale Yolanda, jajajja aburrido dices??? y lo bien que nos lo pasamos.
    Hay unos ojos de las cigalas que nos están mirando fijamente, diciendo, no me comas, jajajaj.Pues lo lleva claro, no dejo ni las migas
    Bss

    ResponderEliminar
  35. Me he leído el texto enterito y me he quedado con ganas de más!
    Menuda pinta tiene esta cremita...
    Ya queda poco para San Patricio! Estuve en Dublin el finde pasado y lo pasé genial, una ciudad encantadora.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  36. Dios mío!!! qué manos de cocina, qué presentación tiene la sopa, es que te incita a hacerla y a comértela con estos días de frío que tenemos. Me encantan tus comentarios iniciales para mí es como la ventana que se abre y por la que te acercas a esas recetas tan ricas que preparas. Besitos.

    ResponderEliminar
  37. Hola, rica receta. Por el título pensé q era como la clan choferes americana, que me priva, pero no, tiene ingredientes comunes pero no es igual. Probaremos la irlandesa para comparar. Muy entretenido tu post. Un abrazo

    ResponderEliminar
  38. Que buen plato, me lo comería ahora mismo, te ha quedado estupendo y las fotos me encantan, besos!!

    ResponderEliminar
  39. una presentación 10 que dice ¡cómeme!
    bs

    ResponderEliminar
  40. La clam chowder es una de mis sopas favoritas!! Así que para mi, receta del 10. Un beso y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  41. Una buena sopa y me ha gustado la historia, muy instructiva.

    ResponderEliminar
  42. Uma sopa muito rica!
    Adorei a receita e o blog!
    bjs

    ResponderEliminar
  43. Me encanta el pedacito de historia que siempre acompaña tus recetas!!!! La sopa te ha quedado exquisita!!!
    Un besote,
    IDania

    ResponderEliminar
  44. Hola Yolanda, el MENESTRÓN es un plato Italiano, pero en Perú se hace así o quizá con un poco más de verduras, pero como a mis hijos no les gusta le pongo eso.Es que soy peruana y eso es lo que cocino en casa, es un `plato de diario.
    bs

    ResponderEliminar
  45. Exquisito el soda bread. Lo de dar cerveza a las partutientas si que lo había odio,veo pues que esa práctica se ha extendido por más paises. La sopa cremosa tiene una pinta estupenda. Excelentes pescados hay por esas tierras.
    Saludos

    ResponderEliminar
  46. Ya andaba yo preguntándome cuándo ibas a publicar esta receta. Sabía de tu comida irlandesa allá por noviembre y me extrañaba que no hubiera hecho todavía aparición en tu blog. Y ya acabó la espera, y sólo puedo decir que me alegro enormemente porque se ve absolutamente delicioso. Yo lo veo la mar de auténtico y te doy mi más sincera enhorabuena (ya sabes que hablo con conocimiento de causa).

    Me encanta cómo hablas de Irlanda y lo mucho que te explayas al escribir sobre ella. Se nota que disfrutaste de tus meses allí y que te marcó la experiencia. Yo no me cansaría de seguir leyéndote así que no te cortes y, la próxima ocasión que se te presente, escribe, escribe y escribe.

    Bss

    ResponderEliminar
  47. Mi querida Yolanda, siempre con tus entradas estupendas , yo siempre aprendo mucho de ti, y este plato es un tesoro, que delicioso tiene que estar, me ha gustado con locura. Un abrazo enorme preciosa

    ResponderEliminar
  48. Jajaja, te estoy imaginando con lo de "Triki triki triki, triki mon amour, triki triki triki tri"... Genial.
    Aunque no sé de qué me río, que yo he bailado sevillanas en Inglaterra sin tener ni pajolera idea, a petición de los dueños de la casa en la que vivía, ¡menos mal que ellos tenían menos idea que yo!.
    Me encanta todo lo que nos has contado de Irlanda. Yo no he estado, y me apetece mucho viajar allí.
    Bueno, la sopita me parece una delicia reconfortante, de lo más apetecible. Me gusta mucho.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  49. Pues yo tengo muchos recuerdos asociados a Triki, Triki, je, je...Y la sopa te ha quedado divina. Besos

    ResponderEliminar
  50. Me ha encantado tu blog y recetas, son una delicia y unas fotografías preciosas. Me quedo a seguirte

    Besos y buen domingo

    ResponderEliminar
  51. Mira que cantarle el Triki, Triki, jajajajaja
    Yo no he estado en Irlanda, pero me gustaría, me gusta todo lo british. Sólo he estado en Londres y con ganas de volver y ver también Escocia.
    Una amiga también se fue a cuidar unos niños y vino también más llenita porque se inflaba a galletas, jejeje.

    Me ha gustado mucho tu receta, se ve rica y de lo más apetecible.

    Besotes guapa

    ResponderEliminar
  52. que divertido Yolanda!, me ha encantado tu post y esta espectacular receta.
    Esa canción me recuerda a mi suegra que siempre la anda cantando, qué exito. Yo no conozco Irlanda, tendré que ir alguna vez a celebrar San Patricio, que para eso me llamo así ;)
    muchos besos.

    ResponderEliminar
  53. Acabo de descubrir tu blog y me encantan tus recetas, asi que me quedo por aqui a seguirte y te invito a que visites mi blog de
    recetas de cocina y si te gusta te quedes y nos acompañes. Enohorabuena y un besito

    ResponderEliminar
  54. Hola Yolanda me encanta leerte y de ti aprendemos todos los días, asi que si tienes ocasión no dudes en contarnos más cosas sobre Irlanda, un pais al que tengo muchas ganas de visitar, se nota que disfrutaste de la gente y de el ambiente, aunque la comida en la casa que estabas no fuera lo mas sana el vivir allí compensa, la receta excelente y esas cigalas me están mirando con una carita, que están diciendo comeme, muchos besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  55. Hace frío? Ja, ja..., es que como veo que te ha dado por las sopitas reconfortantes... No soy mucho de sopa de pescado (yo me quedo con la de lasaña), pero debo reconocer que si tuviera frío no le haría ascos a tu propuesta; eso sí, las cigalas me las llevo sin pestañear...
    Besotes y feliz semana!

    ResponderEliminar
  56. Excelente receta de un país maravilloso! Que disfrute de sopa y de ingredientes! me encantan las sopas y aún se pueden comer, yo tengo frío!!! :))) Bss

    ResponderEliminar
  57. A estas alturas, después de tanto tiempo leyendonos, son tan importantes las recetas como lo que nos cuentes de tí, para nada es aburrido.
    Y digo yo, ¿ y si le quito la nata? Perderá la sopa mucha gracia?? Espero que no, porque me quedo con ganas de probarla.
    (Me lo apunto y ya te cuento, si la preparo)

    Besos.

    ResponderEliminar
  58. Yolanda, coincidimos también con Irlanda como sitio donde estudiar inglés. Yo vivía a mitad de camino entre Dalkey y Killiney Hill. Recuerdo que intenté trabajar en el bar del hotel de Dalkey, y la señora con la que vivía se pasó toda mi jornada laboral bajándose whiskies en una esquina del local y diciéndome "great" todo el rato. Llegó un momento en que alguien me vió dejándole mi libreta a un grupo de clientes porque ya no entendía nada de lo que decían (nivel alcohólico comenzando a subir), e inmediatamente me invitaron a pasar detrás de la barra y me asignaron el friegaplatos. Así que no hice otra cosa que limpiar vasos de pinta. Y sí, yo también escuche a todos contar lo buena que era la espuma de la Guiness, incluso para los niños, darles de vez en cuando una cucharadita. Y la sopa, ya te comenté que me encantaba. Genial post. Yo no me aburro con tus historias, así que sigue soltando. Besos.

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.