ENSALADA DE GARBANZOS, QUESO AZUL Y VINAGRETA DE MIEL

09 septiembre 2012 35 comentarios

Ensalada de garbanzos y queso azul


Me alegra que todavía podamos disfrutar de temperaturas agradables. Llegar al mes de septiembre y con la vuelta al cole que comienza mañana mismo, y las rutinas que ello implica, al menos nos da una tregua para cargar con esas responsabilidades de una forma más llevadera, ¿no os parece? Aunque de aquí a unas semanas nos estaremos quejando porque con las temperaturas otoñales será un dilema acertar con la elección de la ropa para aguantar el día del tirón. Y de aquí a un par de meses estaremos quejándonos de nuevo porque han llegado los fríos y las tan temidas olas de frío siberiano. ¿Por qué nos quejaremos tanto? ¿Somos unos inconformistas? ¿No tenemos otra cosa mejor que hacer? Si al menos por cada queja que expusiéramos, presentáramos una solución, las cosas dejarían de verse de forma tan negativa, ¿no?

Filosofías aparte. Punto y final.

Y ahora la receta: una ensalada de garbanzos con queso azul y vinagreta de miel. La hice yo, claro, aunque su autoría queda adjudicada a Carlos Dube. ¡Cuántas recetas he sacado de su blog! Una vez más, gracias, Carlos. Una receta más que es un básico en mi cocina.

Su receta está elaborada con alubias blancas, y adaptada a nuestros gustos, de ahí que sean garbanzos la legumbre elegida. El queso, azul; qué buena elección. Y esa vinagreta de miel que gustará solo a quienes no pongan reparos en combinar el sabor dulce con el salado. ¿Os animáis vosotros?

Ingredientes (4p)

  • 400 gr de garbanzos
  • 100 gr de queso azul
  • 1 cebolla mediana
  • un puñado de almendras fileteadas
  • 2 cdas de aceitunas negras fileteadas
  • Para la vinagreta:
    • 2 cdas de miel
    • 1 cda de mostaza
    • un chorro de vinagre de Jerez, balsámico, o del que vosotros dispongáis, teniendo en cuenta que si es de vino blanco, será más ácido
    • un buen chorro de aceite de oliva virgen extra
    • una pizca de sal
Elaboración
  1. Si en lugar de usar garbanzos en conserva decidimos cocerlos en casa en una olla, deberemos haberlos tenido en remojo en agua desde la noche anterior. Por la mañana los escurrimos y los lavamos bajo el chorro del agua, ponemos agua con sal a cocer en una olla a presión, con una carcasa de pollo y un hueso de jamón. Cuando el agua rompa a hervir echamos los garbanzos, cerramos la olla, ponemos la válvula y los dejamos cocer durante una hora a partir de que comience a silvar la válvula, y a fuego muy bajo. Escurrimos, refrescamos y reservamos hasta que se enfríen.
  2. Pelamos la cebolla y la picamos en juliana. En una sartén ponemos un par de cucharadas de aceite a calentar y pochamos la cebolla aderezada con una pizca de sal a fuego muy lento durante unos 20-25 minutos hasta que esté blandita y con un color dorado.
  3. En una sartén más pequeña doramos a fuego suave las almendras fileteadas, removiendo con frecuencia para que se doren uniformemente.
  4. Para hacer la vinagreta, en un cuenco pequeño ponemos el vinagre y la sal, y mezclamos para que se diluya la sal. Añadimos la mostaza y mezclamos bien, y por último el aceite. Probamos la mezcla para rectificar en sabores, pues no deja de ser una vinagreta un tanto particular, según os guste algo más dulce o más ácida.
  5. En un recipiente amplio ponemos los garbanzos, desmenuzamos el queso azul con la yema de los dedos, añadimos las aceitunas, la cebolla pochadita, la vinagreta y mezclamos bien.
  6. Ya en la mesa, espolvoreamos la ensalada con las almendras fileteadas. No añadirlas a la mezcla antes de servir, pues se ablandan.

Y ya está. Una ensalada que se puede comer tanto fresquita como templada. Es igual de agradecida. Espero que os haya gustado.







35 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. A mí me ha encantado.... Ya lo sabes ;). Que lo habeis heco con garbanzos? Perfecto! Ya sabes que sentimos debilidad por ellos. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Quejarnos del tiempo es buena señal, significa que no tenemos nada más grave de lo que quejarnos. el problema es que yo tengo una lista larguísima de quejas, es ver un noticiario y me salen a porrillo, pero no te voy a aburrir, que ese es otro tema.
    La ensalada se ve estupenda, mira que no se me habría ocurrido esta combinación pero me ha intrigado muchísimo, y además para cualquier época del año. Tengo que probarlo y te cuento.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Pues mira q a mi no me llama eso de legumbre y queso azul, pero viniendo de carlos y de ti pues no podre negarme a probarlo....

    ResponderEliminar
  4. Es verdad Yolanda, no paramos de quejarnos por todo, que si hace frío, que si hace calor...Así somos!!!
    Absolutamente apetecible la ensalada que has preparado, qué buena pinta!!! Soy fan de las legumbres todo el año, no hay que dejarlas de lado, buenísimas!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Yolanda.

    Qué bueno es comer legumbres en cualquier época, y más si se presentan así de apetecibles. Te ha quedado una ensalada buenísimas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Una buena ensalada, y para cualquier época del año, haga una ola de frío siberiano o una de calor sahariano (sí, sí no dejamos de quejarnos). Bs

    ResponderEliminar
  7. Me encanta la ensalada de garbanzos, pero si va acompañada de un buen queso azul y miel...


    http://lacocinadelarana.blogspot.com.es/


    Besis

    ResponderEliminar
  8. Se ve una ensalada muy buena, es fresquita pero a mí me encanta tomarla durante todo el año. Anota queda, guapa.

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. A mí también me gusta mucho esto.... es la típica comida de plato único que suelo tomar y estaba pensando que es ideal para llevarlo a la oficina en el taper pero... no puedo tomar garbanzos, ni mostaza, ni almendras! Es el típico plato que me deja con las ganas y acabo cambiandolo todo y haciéndome la ilusión, creo que lo haré con alubias como Carlos y respecto a lo demás pues ya se me ocurrirá algo... Besos

    ResponderEliminar
  10. Yolanda, me parece una combinación deliciosa. Y una forma muy sana de tomar legumbres. Me la apunto. Un abrazo, Alicia.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta tu ensalada; yo la suelo hacer también con garbanzos pero la tradicional con atun, huevo , aceitunas...., asi que me quedo con tu receta para probarla porque desde luego la imagen es espectacular. Besicos

    ResponderEliminar
  12. Buh, Yolanda, eso es una auténtica delicia...
    Me parece una mezcla deliciosa y la prepararé dentro de poco seguro!
    Yo no tengo este rompecabezas del cole pero bueno, eso del frío lo llevo fatal, y eso que soy del norte!
    A ver si no lega demasiado pronto...
    De momento, sigo disfrutando de las vacaciones hasta el domingo... :-)
    Un beso,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  13. Pero Yolanda y lo bien que nos lo pasamos quejandonos de lo que toca, pues si, yo seré de las que se quejan del calor, del frio no creo pero si hay que hacerlo pues se hace y se acabó.
    Yo la hago con alubias blancas y cabrales, la aprendí en Asturias en un viaje, con garbanzos no la he hecho pero nunca es tarde, la haré
    Un besazo y buena semana

    ResponderEliminar
  14. Niñaaaaa! no me digas que mañana trabajas??? jajaja, bueno yo me rio, pero yo también...aunque aquí la mayoría de gente estará de puente pues el martes es fiesta en Cataluña, yo no me lo he cogido, así que me rio, pero tu también te puedes reir de mi. A mi la única manera que me gustan los garbanzos es en ensalada en potaje nunca me han gustado...y seguro que con esta vinagreta quedan deliciosos, yo simplemente le cambio el queso azúl.

    Un besito

    ResponderEliminar
  15. Pues sí, nos quejaremos del tiempo, siempre, mi Yolanda linda...qué cosas...pero tienes razón, mi chico siempre me dice, no me traigas siempre problemas, hay que hablar con soluciones en la mano...y aunque nos cueste, debe ser así...
    La ensalada, combinación bastante curiosa...tengo que probar...¿a qué hora puedo venir?
    Que sea leve la semana...
    Besitos muchos muchos!

    ResponderEliminar
  16. Yolanda, que ensalada mas original y rica, con ese toque de queso azul tiene que estar deliciosa. Besicos

    ResponderEliminar
  17. Muy ricos y una forma estupenda para veranos de comer legumbres besos

    ResponderEliminar
  18. Hola, Yolanda!!

    Fijate que nunca he comido los garbanzos en ensalada y ahora veo tu ensalada tan fresca y tan rico y pienso que tengo que probarla.

    Tienes razón, ya empieza septiembre con sus altibajos de temperatura y con el riesgo de los primeros enfriamientos. Yo como salgo tan temprano de casa en este tiempo no calculo bien, así que te confieso que en el cajón de mi mesa de trabajo tengo ¡¡un par de calcetines para las urgencias!! síiiiiii, porque si se me enfrían los pies, automaticamente me duele la garganta, así que mujer previsora... vale por cuarenta, jajajja

    un besazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  19. Realmente una combinación perfecta!!!
    Mil besos Yolanda

    ResponderEliminar
  20. Que ensalada mas rica. Las ensaladas siempre me encantan y si además llevan legumbre y una vinagreta tan rica como esta, de miedo. El contrapunto ideal al queso.

    Me la apunto.

    Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  21. Pues el contraste de sabores debe estar asegurado, ya que lleve queso azul me agrada mucho pero una vinagreta agridulce me gusta mucho más, una receta divina para este mes, para empezar el trabajo, el colegio, para quejarnos también jajajaja aunque yo prefiero el frío ;)
    Feliz regreso al trabajo, ya sé que suena raro pero mejor ir felices que a desgana.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  22. Yo creo que lo del tema climatológico es para hacer una tesis. Nos encanta, hoy en día, hablar del tiempo... que si hace frío (normal que lo haga en invierno, salvo aquí, claro está), que si hace calor (en verano, qué va a hacer si no)... Es un tema de esos trend topic. jejejejeje En fin, creo que en lo del tema de la climatología, solemos estar casi todos de acuerdo. Quizás por ahí vayan los tiros.
    En cuanto a tu ensalada de garbanzos con esa vinagreta, me encanta. En casa la hacemos, pero sin el queso azul y me ha parecido un puntito más sofisticado, así que me lo anoto.
    Besitos Yolanda (y gracias por tu voto)

    ResponderEliminar
  23. En fin, eso de hablar del tiempo se está convirtiendo en un deporte nacional. Cada día no parecemos más a los británicos que parece que no tienen otro tema de conversación ¿verdad?

    Espero que esta ensalada tan completa y nutritiva te la hayas preparado para comer hoy, con antelación. Eso sería señal de que tienes trabajo y que ya andas con poco tiempo para preparar comidas. Y eso es bueno, muy bueno.

    Ya me contarás el viernes. Muac muac !!!

    ResponderEliminar
  24. Aquí empezamos el miércoles el colegio, por que mañana es festivo.

    A mi los garbanzos me gustan en todas sus versiones, y esta ensalada la tengo que probar, de momento me la llevo, por que aqui en BCN me parece que el verano lo tenemos aun para largo....demasiado, pero es que aqui el mes de septiembre es horrible se incrementa la humedad y la sensación de calor es más que notable.

    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Creo que comería garbanzos cada día!!! me gustan cocinados de todas las maneras!! Bss

    ResponderEliminar
  26. creo que si no fuera por el tiempo la mitad de los días no tendríamos temea de conversación! jejeje la ensalada de 10! un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Jajaja, me río porque hemos coincidido, en parte, en la reflexión. Yo decía en mi blog que en febrero estaremos echando pestes del frío y diciendo que cuándo llegará el verano... ¡qué mal conformar, o qué mala capacidad de adaptación, tenemos los seres humanos!.
    En cuanto a la ensaladita, a mí me vuelven loca los garbanzos en frío,en templado, en caliente y en puré, así que me parece una delicia. Con queso azul nunca la he hecho.
    Un beso grande, guapa.

    ResponderEliminar
  28. Hola bicho mío!!! pues si, somos así de inconformistas..o será que de todo nos aburrimos???, esa duda la tengo yo cada día..basta que tengas la suerte de tener algo para que deje de interesarte...y sino mira, aquí ando esperando el otoño..para dentro de un mes y medio estar quejándome y añorando ..la primavera por decir algo :)
    el caso es que filosofias aparte..tu ensalada me encanta!! y yo tb la hubiese hecho a modo de tu casa ..con garbanzos!!!..mira que hago vinagretas de miel, jamás pensé en esta mezcla!! LA APUNTO MI CHIKI!!!!
    cariños desde las islas!

    ResponderEliminar
  29. Yo tengo muchas ganas de que venga algo de fresco ya, estoy harta del calor, pero como bien dices, cuando esté el frío y la humedad también me quejaré y añoraré el solecito, aún así yo soy más activa en esta temporada que en verano.
    La receta de hoy me encanta, tengo un bote de garbanzos y a ver si me animo a prepararla, porque lo compré para eso, para una ensalada o algo así.

    Besotes

    ResponderEliminar
  30. Sin queso azul para mi pero sino con todo lo demás, hay que ver cuanto nos quejamos... aunque a mi el invierno en Barcelona y el otoño siempre me han encantado y nunca me he quejado.
    Pero que conste que este año me quejaré muuucho más jejeje
    Besos,
    palmira

    ResponderEliminar
  31. Pues yo no la había visto, me parece una idea estupenda preparar una ensalada de garbanzos con estos ingredientes.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  32. Yolanda espero ponerme ya al día que aún me dura la resaca de las vacaciones.
    Las ensaladas de legumbres me gustan todas y esta con queso azul estará de miedo.
    Besos

    ResponderEliminar
  33. Me gusta muchísimo el blog de Carlos, y el tuyo también por supuesto. Esta receta se me escapó... y no me preguntes como Ö
    Tengo que probar esta ensalada sabes que me encantan. Los ingredientes me tientan que no veas.

    Gracias por ser tan atenta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  34. hola guapa, cuánto tiempo sin saber de tí! he hecho la receta, y tengo que decirte que nos ha gustado muchísimo

    ResponderEliminar
  35. Qué rica Yolanda, esta la hago esta semana! Besos

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.