BRIOCHES DE CAQUIS

27 enero 2012 56 comentarios

Brioches de kakis_1 

Dicen que las personas retenemos recuerdos de nuestra infancia a partir de los cinco años de edad. Debe ser por eso por lo que no recuerdo el día que comenzaron a formar parte de mi vida frutas tan cotidianas como la manzana, la pera, el plátano o la naranja. Seguramente que muchos de vosotros, siendo padres o madres jóvenes, como es mi caso, recordáis cuándo esas frutas comenzaron a formar parte de la dieta de vuestros hijos, porque para ello se sigue, normalmente, la recomendación del pediatra.

Sin embargo, sí que recuerdo que frutas como el caqui, el kiwi o el aguacate entraron tímidamente en mi casa. Un día ves en el frutero una fruta nueva y le preguntas a tu madre: "¿Qué es eso?", y tu madre te responde: "Un caqui", y una frunce el ceño extrañada por el nombre y porque a partir de ese momento la palabra caqui no solo designaría un color, sino una fruta también. Y pasa un día, y el caqui sigue en el frutero, y pasa otro, y sigue ahí, y otro día más y que nadie se atreve a hincarle el diente. Y lo mismo pasó con e kiwi, o como familiarmente lo llama una de mis tías, el huevo de mono.

Brioches de kakis_4 

Hoy en día el caqui, el kiwi, el aguacate, y otros productos de allende los mares forman parte de la estantería de cualquier frutería. Recuerdo que los primeros caquis que llegaron a España eran de carne como gelatinosa, muy dulce, y que llegados a su extremo de maduración, llegaban casi a deshacerse en las manos, y lo más recomendable era comerlo con cuchara. Hoy en día sé que el motivo por el que dejaba el paladar y la lengua ásperos es porque se dejaba madurar en el árbol, y para precisamente evitar que sea tan astringente, hay que recolectarlo del árbol antes de que madure. La variedad de la que estoy hablando es la persimon, de color naranja oscuro, llegando a ser rojo cuando está maduro y de sabor y textura muy dulce y suave. Otra variedad que podemos encontrar hoy en los comercios en es sharoni, de forma similar a la de un tomate, de carne prieta e igualmente dulce, y que es el que he elegido para la receta de hoy.

¿Y de dónde viene el caqui? De China y de Japón, aunque en España, las provincias de Castellón y Valencia son grandes productoras de esta fruta, e incluso la Ribera del Xúquer puede presumir de su propia denominación de origen.

Brioches de kakis_3 

¿Y qué os parece la receta de hoy? Brioches de caquis. Tengo que confesaros que cuando vi esta receta en el blog de Mercé me enamoró por lo fotogénicos que le quedaron, así que no tardé mucho en hacerlos, y no me defraudaron en absoluto. Sabéis que el brioche es un pan dulce francés, pero de un dulce muy sutil, de forma que el dulzor natural del caqui le da un gusto muy rico y particular. Lo que es totalmente recomendable es sacar los brioches del horno en cuanto veamos que comienzan a dorarse para evitar que la masa se reseque en su interior.

¿Os animáis a hacerlos?

Ingredientes

Para 4 brioches de unos 20 centímetros de diámetro:
  • 250 gr. de harina 
  • 40 gr. de azúcar glas
  • 50 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 ml. de leche tibia
  • 1 huevo, separando la yema de la clara
  • una pizca de sal
  • 15 gr. de levadura prensada de panadero, o un sobrecito de levadura deshidratada
  • 2-3 caquis
  • 1 cda. de esencia de azahar
Para la glasa
  • 1 hoja de gelatina neutra
  • 25 ml. de agua
  • 50 gr. de azúcar glas

Brioches de kakis_5  

Elaboración

Sin Thermomix
  1. En un vaso disolvemos la levadura, tanto si es la prensada como la deshidratada, en la leche tibia con una pizca del azúcar glas.
  2. En un recipiente grande mezclamos la harina, el azúcar y la pizquita de sal.
  3. Añadimos la mantequilla cortaza en daditos previamente y la deshacemos en la mezcla de harina con las yemas de los dedos hasta conseguir una textura como de migas.
  4. Separamos la yema de la clara e incorporamos la yema, mezclamos bien, y añadimos la leche tibia en la que hemos disuelto la levadura, y la esencia de azahar y amasamos hasta que quede una masa de textura homogénea y suave. Esto nos llevará unos diez minutos aproximadamente. Al principio se nos pegará la masa a las manos, pero terminará por ser fácil y agradable de manejar. Formamos una bola y la guardamos en un recipiente tapada con un paño y alejada de corrientes de aire durante una hora o hasta que doble su volúmen.
  5. Precalentamos el horno a 210º. Dividimos la masa en cuatro porciones de igual peso y trabajamos cada una para desinflarla sobre una superficie enharinada y les damos forma de bola, aplastandolas posteriormente hasta darle un tamaño de 20 centímetros aproximadamente, dejando el borde un poco más grueso que el centro. Colocamos cada brioche en una fuente de horno cubierta con papel de horno
  6. Lavamos los caquis y los cortamos en láminas de medio centímetro de grosor. Pinchamos el centro de cada brioche con un tenedor y distribuimos las láminas del brioche alrededor como si fueran pétalos, colocando en el centro el pedúnculo del caqui para que quede más bonito.
  7. Batimos la clara reservada y pintamos con ella los brioches.  Horneamos unos diez minutos, hasta que los brioches comiencen a dorarse.
  8. Mientras vamos preparando la glasa. Hidratamos la gelatina en un recipiente pequeño con agua templada, que no haya hervido, durante cinco minutos. 
  9. En un cazo mezclamos el agua y el azúcar y lo cocemos a fuego medio-bajo hasta conseguir un jarabe. A continuación añadimos la gelatina escurrida y removemos para disolverla bien.
  10. Una vez sacados los brioches del horno, los dejamos templar y los pintamos con esta glasa.

Brioches de kakis_2  

Con Thermomix 31
  1. Ponemos la leche, el azúcar y la mantequilla en el vaso y programar 2 minutos, 37º a velocidad 2.
  2. Agregamos la levadura y la yema de huevo mezclando 5 segundos en velocidad 4.
  3. Incorporamos la harina, la sal y la esencia de azahar, y mezclamos 15 segundos a velocidad 6. Programamos de nuevo para amasar durante 3 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga.
  4. Dejamos reposar la masa en el vaso durante una hora o hasta que doble su volumen. 
  5. Precalentamos el horno a 210º. Volcamos la masa sobre una encimera enharinada, amasamos un poco con las manos enharinadas y la cortamos en cuatro porciones. Les damos forma de bola, aplastandolas posteriormente hasta darle un tamaño de 20 centímetros aproximadamente, dejando el borde un poco más grueso que el centro. Colocamos cada brioche en una fuente de horno cubierta con papel de horno
  6. Lavamos los caquis y los cortamos en láminas de medio centímetro de grosor. Pinchamos el centro de cada brioche con un tenedor y distribuimos las láminas del brioche alrededor como si fueran pétalos, colocando en el centro el pedúnculo del caqui para que quede más bonito.
  7. Batimos la clara reservada y pintamos con ella los brioches.  Horneamos unos diez minutos, hasta que los brioches comiencen a dorarse.
  8. Mientras vamos preparando la glasa. Hidratamos la gelatina en un recipiente pequeño con agua templada, que no haya hervido, durante cinco minutos. 
  9. En un cazo mezclamos el agua y el azúcar y lo cocemos a fuego medio-bajo hasta conseguir un jarabe. A continuación añadimos la gelatina escurrida y removemos para disolverla bien.
  10. Una vez sacados los brioches del horno, los dejamos templar y los pintamos con esta glasa.  

¿Os animáis a hacerlos? Tenemos caquis en el mercado hasta marzo. ¡Venga!

 

56 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. El caqui lo conocí yo hace unoooooos 22 años en casa de una amiga (la que es profe de ingles como tu) y lo traia su padre, que era catalan, de Cataluña. Me encantaba el sabor pero eso de que la lengua se quedara como la suela del zapato me quitaba las ganas de repetir. Aun ahora me pasa. Claro! como han inventao el persimon ya tienes lo bueno del caqui (el sabor) pero no esa textura. Pues no me gusta el persimon, me parece comer entre una manzana y un melocoton con sabor a caqui. No. Prefiero el original aunque ya no lo he visto en las fruterias. EL sharoni no lo conocia ;))
    Los brioches me parece que sí van a estar bien ricos no?

    Un beso
    Bea

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado tu brioche,una verdadera preciosidad como te ha quedado y seguro que delicioso. UN beso
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Wow te ha quedado estos brioches deliciosos, que buena pinta madre mía.
    Con la boca abierta me he quedado.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Quedan preciosos! A mí los caquis no me entusiasman mucho, pero mi tía tiene un árbol y da muchísimos así que me guardo tu receta ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. No es la fruta que más me apasiona, pero vista con esta receta tiene que estar divina, tendré que volver a probar a ver, feliz fin de semana guapa

    ResponderEliminar
  6. Yolanda te vas superando a tí misma, con el nuevo look del blog, con las fotos que cada vez son mas impresionantes y con tus prologos de las recetas que tanto me gusta leer, bueno y la receta estupenda.

    ResponderEliminar
  7. jolines que ricura que has hecho Yolanda,fantasticos te han salido y gracias por la información
    buen finde
    beso

    ResponderEliminar
  8. Esta tarde he venido a visitarte, haciéndome la pregunta de "Y Yolanda? Hace días que no nos trae ninguna receta nueva o es que se me ha pasado a mi?" Y no, no se me había pasado, pero tenía ganas de leer algo nuevo de ti.
    Estos brioches me han sorprendido, en casa nos gusta mucho el caqui pero es que nos gusta todo, damos gusto para las verduras y las frutas.
    Un beso reina, muy fuerte. Y feliz finde!

    ResponderEliminar
  9. Yo he visto los kakis desde pequeña en casa, pero eran de los blandengues y no me atraían nada. pero desde que descubrí los tratados y que quedan duros no damos abasto con ellos, nos encantan.Así que es una receta para mi casa.
    Yolanda: qué brioches tan fotogénicos, aunque aparte que lo sean seguro que tiene amucho de culpa de ello el estupendo fotografo.
    Un besito

    ResponderEliminar
  10. Con ese pan maravilloso me tomo lo que tú quieras, pero en mi casa sigue sin entrar el caqui, es una fruta que no me acaba de agradar, a pesar de que soy casi más frutera que dulcera ;9 no hay día que no tome tres o cuatro raciones de fruta(menos plátano).
    El contraste con el pan debe ser exquisito, y sí que son fotogénicos!!!

    ResponderEliminar
  11. He llenado el teclado de babas con esa ricura de brioche, te has lucido hoy.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  12. Yo los probé hace poquito y están buenos, aunque es verdad que no me acuerdo de comprarlos. Hay que ir probando hacer nuestros dulces con otras frutas y veo que te ha quedado muy bien. Buen finde!

    ResponderEliminar
  13. Que bonitos te han quedado y lo ricos que tiene que estar, me llevo uno
    mil besossssss

    ResponderEliminar
  14. Me has dejado tiritando con estos brioches, te han quedado Yolanda ESPECTACULARES!, una pasada!, con lo que me gusta el caqui. Te acordarás de aquellos que vendían en 'hueveras' azules azules y bien blandos.. aquellos que había cuando no existía la variedad persimon.

    Pues hace un par de meses se lo pregunté a los de Persimon por facebook, y me dijeron que esos ya no se vendían porque se estropeaban con facilidad, pues bien, los encontré, y me dijo la frutera que se seguían vendiendo, menos, pero sí.

    Esos sí que me gustaban!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Pues yo nunca los compro! Me pasa como con el mango, me chifla pero cuando lo compro casi siempre está soso y malote, cuando veo caquis están pasados o raros. Esos brioches si que están de miedo! A mi me recuerdan a las meriendas de mi niñez, mis favoritas las masas de este estilo, caracolas, suizos..... que fotogénicos! Besos

    ResponderEliminar
  16. Qué color más bonito y qué ricos tienen que estar. Besos

    ResponderEliminar
  17. Te quedaron estupendos, preciosos y muy originales tus brioches, una delicia que me encantaría probar!!!

    ResponderEliminar
  18. Huevos de monos, JAJAJJJAJAJAJA, de verdad que me estoy riendo, me ha hecho mucha gracia. Cuánta razón tienes que hace años no se veían en las fruterías y ahora es totalmente habitual. Estos brioches tienen un aspecto insuperable. Bs

    ResponderEliminar
  19. confieso que no he probado un caqui en mi vida. la fruta no me llama mucho, pero viendo que la puedo tomar en plan brioche, creo que voy a cambiar esa mala costumbre.
    besos!

    ResponderEliminar
  20. Yo la primera vez que probé un caqui fue en un viaje a Valencia, unos compañeros se subieron a un árbol para cogerlos, me supieron a gominola, demasiado dulces para lo que me esperaba.
    Los brioches se ven muy cucos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Mamma miaaaaaaaaaaaaaaa... Ayyyy, Yolanda, qué cosa más linda. Ese brioche tiene su intríngulis para hacerse, pero es que me da que el aroma al hornearlo debía ser una maravilla. Me ha gustado mucho, Yolanda... Me voy a animar a hacerlo.
    Un besoteeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  22. una delicia.... te ha quedado maravilloso...

    ResponderEliminar
  23. A mi el caqui no me apasiona aunque te ha quedado fantástico yo le cambiaria la fruta. Besos!

    Ana de: 5 sentidos en la cocina

    ResponderEliminar
  24. En casa nos encantan y la peque probó todas las frutas "no recomendadas" por el pediatra entre los 18 y los 20 meses, porque según ella la fruta que nosotros comemos siempre es mejor :o)
    Estas tartas brioches me encantan, he preparado con varias frutas pero nunca con kakis.
    Unas fotos estupendas,
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  25. qué maravilla... se ven deliciosos y delicados!!! exquisitos seguro si tenemos unos caquis de calidad!!!
    a mi es que me encantan.... y así se ven de lujo!!!

    voy a releer de nuevo el HOW To y busco un ratito para meterme en la cocina.... con el permiso de la ratona menos del reino!!!

    un besote wapa

    ResponderEliminar
  26. Te ha quedado estupendo, a mi el caqui me sabe demasiado dulce y me gustan las frutas mas acidas, pero seguro que de esta forma esta delicioso.
    Un besito

    ResponderEliminar
  27. Me encanta el caqui, es una de mis frutas prefedidas, y siempre que lo como me acuerdo de una vez que me puse mala porque me subí a un arbol de caqui y me "harté" jejejej, aunque luego la boca se me ponia rara, jejej, ahora con las nuevas variedades ésto no pasa, y aunque tengo dos árboles aún no he podido probar ni uno, o los comen los pájaros o los pican la mosca de la fruta, aynsss
    Que buenos esos brioches, tienen que ser exquisitos, me pido uno, que con ese brillo y esa textura estoy salivando, jejej
    Que chulo queda el baner en tu blog, muchas gracias...

    Un besito!!!

    ResponderEliminar
  28. ¡Que buenos con caquis! una idea estupenda que tengo que poner en practica.

    ResponderEliminar
  29. Wowwwwwwwwwwww, impresionante, aunque yo le cambiaría el kaki por otra fruta, ¡no sé! nunca me ha gustado, en mi casa se comía mucho, porque a todos les gustaba menos a mi, lo has descrito a la perfección y ese aspecto y textura era la que no me gustaba y aunque el sharoni es diferente lo he probado y tampoco me gusta.

    Las fotos te han quedado de escándalo. A ver si publicas más a menudo que te echo de menos.

    Un besito

    ResponderEliminar
  30. No soy muy amiga de los caquis pero viendo esta receta me entra ganas de probarlo de esta manera. Si me animo haré feliz a mi hermana pequeña & madre así que tengo que acordarme de comprarlos ahora que es la temporada. Un fuerte abrazo, Teresa

    ResponderEliminar
  31. ¡Hola a tod@s! Por lo que veo, el caqui no es una fruta que goce de much@s seguidores, pero bueno, la sugerencia está lanzada, y no hay duda de que el caqui puede sustituirse por otra fruta, por supuesto.

    Algo que es importante tener en cuenta es el agua que pueda contener esa fruta. Si por ejemplo decidimos emplear peras en su lugar, al tener más agua, puede que haya que aumentar la cantidad de harina.

    Os recomendaría comenzar con frutas como la manzana o el kiwi, con que el que también quedaría rico y vistoso.

    Muchas gracias por vuestros comentarios.

    ¡Feliz domingo!

    ResponderEliminar
  32. Me encanta el caqui..., bueno me encantan todas las frutas así bien dulcitas, vamos, en mi línea, ja,ja
    Pero creo que nunca lo había visto utilizar en repostería..., y desde luego tu propuesta me parece muy tentadora, que a mí me encanta el contraste de la fruta en lo dulce, que como siempre digo parece que la lambonada es más dietética (qué manera de autoengañarme!)
    Me lo apunto y te cuento. Besotes guapa!

    ResponderEliminar
  33. Que poco original voy a ser: no me gusta el caki, en casa ha estado presente siempre, a mi madre le gustaban mucho.
    Hace un año me animé a probar de la variedad pérsimom y me encantó, carne firme un sabor dulce, suave, rico rico.
    Las masas dulces con fruta están deliciosas.
    Besikos!

    ResponderEliminar
  34. Yo tengo recuerdos "sueltos" anteriores, de los 3 o 4 años, pero son escenas e imágenes. Pero, en mi caso, el caqui sí recuerdo cuándo lo probé por primera vez... ¡porque tenía más de 30 años, jajaja!.
    No es una fruta que me "mate"... pero me la pones en esa maravilla de brioches, y te juro que no dejo ni las migas, ¡qué pinta!.
    Besotes, guapa.

    ResponderEliminar
  35. El caqui me encanta, cuando era pequeña los comiamos como dices con una cuchara, ahora tengo la pulpa de tres de ellos en la nevera y estoy dandole vueltas a ver que invento para aprovecharlos porque no me los puedo comer con la dieta y desde luego no pienso tirarlos .....

    ResponderEliminar
  36. Pues la verdad que no soy mucho de caquis, pero tu brioche ha quedado con muy buena pinta. Por cierto me gusta mucho el nuevo look del blog. Bss guapa.

    ResponderEliminar
  37. Me gustan muchísimo los caquis y tu propuesta es tentadora y deliciosa como tus fotos:)
    Mil besicos sorianos

    ResponderEliminar
  38. ¿Te puedes creer que nunca he probado el caqui? No tengo ni idea de porqué tengo la manía de que no me gustan...es algo totalmente irracional.
    En cualquier caso, tus brioches tienen un aspecto fantástico!
    Un besico.

    ResponderEliminar
  39. Que maravilla, Yolanda, uffffffff, me rechiflan tus fotos, eres una artistaza.

    Fíjate que el caqui no termina de calar en mí, pero viendo lo que has hecho, quizás lo intente ;))))

    un besazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  40. Hola solete!, que se me había perdido tu receta, pues a i me encanta y con brioche esto es pecado seguro, pero que se le va a hacer una es humana, vamos que pienso pecar.
    Me encantan tus fotos.
    Un beso y buena semana

    ResponderEliminar
  41. Me encantan los caquis y con brioches deben de estar de escándalo, hace poco publique una tarta brioche con pistachos.Besos.

    ResponderEliminar
  42. Tu también ahs cambaido de imagén! Me encanta :)
    De tan pequeña no tengo muchos recuerdos de los que a comida se refiere, no sé por qué con lo que me gusta jaja!
    Desde luego estos brioches son especiales con esta fruta de sabor tan peculiar para mí, qué ricos!
    Besotes

    ResponderEliminar
  43. Que maravilla! Con los que me gustan los cakis.. estos tengo que hacerlos! Besos

    ResponderEliminar
  44. Yolanda, llevo como diez minutos sin parar de reir. Esta variedad de caqui de la que hablas, la han llevado este año por primera vez al colegio y tanto Nieves como yo estamos enganchadas a ella. La primera vez que la tomamos, una compañera de la cocina nos dijo "Teneis que probar esta nueva fruta, se llama permisón y está buenísima". Y desde entonces estamos bromeando con el nombre de la frutita.

    Ahora me acabo de enterar cual es el nombre verdadero.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  45. Me ha gustado eso de huevo de mono de tus tias ;-)
    Este brioche es precioso y seguro que rico, rico.
    Me gusta mucho el caqui y sus otras dos variedades, es una pena que dure tan poco tiempo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  46. Hola preciosa !!! Que ilusión leerte por mi blog !!! La verdad que acabo rendida muchas noches, aer fué una, no obstante me quedé cao a las 23:15h eh? ENtre una cosa y la otra me dan las tantas y si quiero dedicarme a mi, me pueden dar más de las 4 perfectamente y luego toca matines !!!! Je je je, pero por suerte yo con poquitsa horas cargo pilas !!!!
    Estos brioche, deliciosos !!! Me encantan los caquis !!! Este último embarazo me lo pasé devorando caquis !!! COmo disfrutaba madre mía, me tendrías que ver.
    Con tu permiso me llevo esta receta porque me gustaría hacerla. Ya te cometaré.
    Feliz semana guapa

    ResponderEliminar
  47. Jajaja ahora si que no hay excusa, con la thm ya puedo hacer el brioche.

    Aunque el caqui no es mi fruta favorita, de pequeña no la soportaba, pero me la hacian comer, con la cantarela que llevaba muchas vitaminas, que estaba muy flaca, ufff que agobio y ahora mi madre me dice que me estoy eengordando, pero no me decia que estaba muy delgada y que comeriera, pues si es eso lo que hago ahora ...ainsss

    Te han quedado muy bonitos

    Un beso

    ResponderEliminar
  48. Muy interesante, cuando llega el periodo de los caquis entran en casa un millòn de piezas, y nunca se que hacer con ellas. Al final me toca tirarlas, asì que este recurso me lo quedo porque lo voy a utilizar. Jamàs se me habìa ocurrido lo de hacer una tarta. Un abrazo y gracias por la idea.
    Sara M.

    ResponderEliminar
  49. Llegue aquí de casualidad y me enamore de tu blog, es precioso, ya soy tu seguidora, date una vuelta por el mio, sera agradable contar con tu visita!
    te mando un beso
    Mer

    ResponderEliminar
  50. Buenísima no, lo siguiente... Que bonito te ha quedado ese dulce brioche y que novedosos con los caquis. Otra receta tuya que me ha encantado.
    ¿Sabes que acabo de publicar la tortilla de bacalao y pimiento verde DELICIOSA. Nos la comimos a tu salud ;D

    Besos grandes.

    ResponderEliminar
  51. Vaya como te ha quedado!!! Desde luego las masas levadas de Mercè son un éxito asegurado pero tu resultado ha sido super espectacular...y como siempre lo que explicas es de lo más interesante, yo también tengo muchos gustos que he ido conociendo con los años...un besito

    ResponderEliminar
  52. Mira que soy una gran consumidora de fruta y ésta se me resiste un poco en su sabor y textura.
    Aunque te han quedado estos bollitos dibujados ¡que bonitos! y súper apetecibles.
    Bsos

    ResponderEliminar
  53. ESPECTACULARES
    yo les quiero probarrrrrr
    lastima que no tengo buena mano con este tipo de recetas , pero aun asi lo intentare

    ya te contaré, besos

    ResponderEliminar
  54. Yolanda, qué bien ver tu versión de los brioches de caqui!! :) Te quedaron perfectos!
    Ay... y yo sin horno todavía!! :( Qué mono!
    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  55. Pues sí que son fotogénicos...tienen una pinta fabulosa.

    Besinos

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.