PASTEL GRIEGO DE CALABACÍN Y ARROZ

30 junio 2011 49 comentarios

Pastel griego de calabacín y  arroz


Film and food, en su reto del mes de junio, nos han propuesto hacer un homenaje a la cocina griega elaborando una receta de nuestra libre elección. Sin embargo, la receta debía incluir un ingrediente secreto, y para averiguar cuál era ese ingrediente secreto, nos proporcionaron una serie de pistas que nos llevarían a la solución. El misterio partía del dios griego Dionisio, y el ingrediente se extraía del fruto de una planta que es parte de la simbología que acompaña a este dios. Seguro que si os digo "la vid" tod@s sabréis de inmediato a qué fruto me refiero y qué ingrediente se obtiene de él, ¿verdad? :))

Photobucket

Escultura de Dionisio expuesta en el Louvre, París.

Aunque hace demasiados años para yo acordarme de aquéllo ;)), parece mentira que cinco siglos antes del nacimiento de Jesucristo, Grecia disfrutara de una época dorada que jamás ha vuelto a liderar. Grecia, cuna de la democracia, de la Constitución, un sistema impulsado por Pericles, quien se propuso hacer de Atenas, su capital, la ciudad más bella del mundo. Durante el mandato de Pericles se construyeron una gran cantidad de edificios que formaron la Acrópolis (ciudad alta) , entre ellos el gran Partenón y el Erectión, ambos templos construídos sobre otros derruídos. Los templos alojaban a sus dioses, y una pequeña parte del templo de Delfos estaba reservada para el dios Dionisio.


Dionisio era hijo de Zeus - dios del sol y de los dioses - y de Sémele - ser mortal. Cuenta la leyenda que Sémele recibía en secreto en sus habitaciones las visitas de Zeus. Estando Sémele embarazada de seis meses, Hera se disfrazó de la anciana sierva de Sémele e intentó convencerla para que abandonara a su amante Zeus. Sémele se opuso, y ante ésto, Hera decidió castigarla con el engaño y le dijo que Zeus no era un dios, sino un hombre corriente que se estaba aprovechando de su ingenuidad. Y fue así como propuso a Sémele que pusiera a prueba a Zeus pidiéndole alguna prueba de su divinidad. Sémele entonces le pidió a Zeus que le demostrara su divinidad, y él, puesto que iba a tener un hijo de ella, le dijo que haría todo lo que ella le pidiera, así que Sémele le pidió que se manifestara en su mayor esplendor. Zeus intentó convencerla de que pidiera otra cosa, pero ella se negó y Zeus, finalmente, concedió. Fue así como al aparecer Zeus en todo su esplendor, sus rayos abrasaron a Sémele. Hermes sacó a Dionisio nonato del vientre de su madre y lo cosió al muslo de Zeus. Unos meses después nació Dionisio (nacido dos veces) y Deméter (de dos madres).

Photobucket

Detalle de una vasija de cerámica griega de figuras rojas representando el nacimiento de Dionisio, quien emerge del muslo de Zeus. Como se ve, porta sobre su cabeza una corona de hojas de parra.


Photobucket

El pintor barroco Rubens retrata la muerte de Sémele justo cuando Zeus se manifiesta como dios, provocándole así su muerte. Como se puede observar, Sémele muestra su vientre abultado por el embarazo.

¿Y por qué Ingrid y Alba, de Film & Food nos han propuesto elaborar una receta griega? Bueno, pues porque su propuesta cinematográfica para el mes de junio tiene espíritu griego. Estoy segura de que much@s de vosotr@s habréis visto una película que se estrenó en el 2002, Mi gran boda griega, la historia de una chica al estilo de "Betty la Fea" y que movida por el amor, logra un cambio radical en su aspecto y en su personalidad. Abundan las referencias culinarias a la gastronomía griega, y la comida es esencial en cualquier pequeña reunión familiar. No sé si será algo propio en las familias griegas, pero me ha llamado la atención la unión familiar y el contar con la familia para todo tipo de acontecimientos. La película no ha sido de mi especial agrado, pero lo que sí he disfrutado realmente es indagar y conocer algo más sobre esta rica gastronomía mediterránea.

Y sin más, vamos a por la receta.

Pastel griego de calabacín y arroz


Ingredientes
  • 50 grs. de arroz de grano corto
  • 50 ml. de vino blanco
  • 150 ml. de caldo de pollo o vegetal
  • 450 grs. de calabacín cortado en daditos de 1 cm. de grosor y escurrido en un colador entre 5 y 10 minutos
  • 2 cdas. de aceite virgen extra
  • 4 cdas. de perejil picado
  • 2 cdas. de menta picada
  • 2 huevos batidos
  • 100 grs. de queso feta
  • 100 grs. de mantequilla fundida
  • 200 grs. de pasta filo
  • sal y pimienta recién molida
  • un pelín de agua para humedecer el pastel al final
  • sésamo rubio y negro para decorar (opcional)

Elaboración
  1. Pelar y picar la cebolleta finamente. Calentar el aceite en una sartén y pochar hasta que esté tierna. Agregar el arroz, rehogarlo un par de minutos removiendo, añadir el vino, dejar evaporar el alcohol e incorporar el caldo. Cocer el arroz durante unos 18 minutos o hasta que se haya cocido. Verter en un recipiente hondo. Secar el calabacín con un paño de cocina limpio e incorporarlo al arroz. Remover y dejar templar.
  2. Batir los huevos, echar el perejil y la menta picados, el queso feta desmenuzado y salpimentar. Incorporar al arroz y al calabacín y mezclar.
  3. Preparamos una fuente de horno cuadrada; la mia de 20 x 20. Preparamos también la pasta filo. Abrimos el envase, cortamos las láminas por la mitad, y las guardamos dentro de un paño humedecido para que no se reseque, porque se reseca muy rápidamente, y más con estas temperaturas de verano.
  4. Fundimos la mantequilla y pincelamos la base de la fuente con mantequilla. Ponemos una lámina de filo encima, y barnizamos con mantequilla. Todas las láminas han de barnizarse con mantequilla. Repetimos la operación con la mitad de las láminas. Vertemos la mezcla de arroz, calabacín y demás ingredientes, repartimos bien, y cubrimos con el resto de las láminas una a una y pincelando de mantequilla. Para terminar, nos hemedecemos las manos y con la palma mojamos la última lámina de filo. Con un cuchillo bien afilado practicamos unos cortes hasta el fondo formando recuadros, como los de la baklava, y remetemos los bordes por todo alrededor del pastel con el mango de una cucharilla o un utensilio que no sea afilado. Espolvorear el sésamo por encima.
  5. Horneamos a 180º unos 35 minutos, o hasta que el pastel esté dorado. Servimos a temperatura ambiente, aunque gana mucho en frío.


Notas:
  • La pasta filo es un ingrediente extraordinario. A pesar de lo frágil que es para manipularlo, sin embargo, una vez horneado, resiste mucho y gana en crujiente. Para mi, es ideal para hacer pasteles fríos y llevarlos de picnic. No se reblandece a pesar de llevar ingredientes húmedos, todo lo contrario al hojaldre. Es fácil de encontrar en la sección de refrigerados de los hipermercados, junto a las bases de pizza, de hojaldre, de masa quebrada, ...
  • Es importante engrasar cada una de las láminas de la pasta. Si no queréis usar mantequilla, podéis sustituirla por aceite de oliva virgen extra.
  • Un consejo sobre la menta: para que no amargue, retirad el nervio del medio y picarla con un cuchillo o unas tijeras.


Y bueno, ¿habéis encontrado el ingrediente secreto que nos proponían Alba e Ingrid? ¿Os ha gustado la receta? Espero que os animéis a disfrutar de un trocito de Grecia, porque desde luego que el panorama por allí no está para mucho disfrute, y más desde los recortes económicos de ayer. ¡Esperemos no tener que sufrirlos también nosotros!

Fuente: aquí sobre el nacimiento de Dionisio, y aquí de la receta. ¡Muchas gracias, Nieves!

49 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Guauuuu! Una entrada semi-porno! Esta foto te la inspiró la comida griega??? A mí también me gustó la peli sobre todo por el protagonista la verdad... como tu entrada, lo mejor el prota que es ese estupendo pastel!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la cocina griega, este pastel no lo conocía. Te ha quedado estupendo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Mira que bien, hoy tenemos un rico plato con lección de historia incluida....que mas se puede pedir?...pues un trozo del pastel!jajaja.
    Bsitos

    ResponderEliminar
  4. te ha quedado genial el pastel. la cocina griega me ha conquistado gracias a la propuesta de Food And Film.
    besos!

    ResponderEliminar
  5. Precioso pastel, qué ganas de probarlo!
    es que la cocina griega es fantástica, y sobre todo los daliciosos pasteles con masa filo, aún recuerdo uno de queso que comí la primera vez que fuí a Grecia...insuperable!
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. ohhh, me has dejado con la boca abierta. Qué delicia de bocado!! Sabes, yo nunca he utilizado la masa filo por su fragilidad, pero no sabía de su resistencia post-horneado, así que la próxima vez que la vea en el super, se caerá al carro.

    Dos cosas, la primera, quieres decir que cinco siglos antes del nacimiento de Cristo.... no cinco años antes, no??? jajaja
    La segunda, si te paseas por la red verás que hay dos opiniones sobre el fruto de la adivinanza, creo que la mitad de los blogeros habeis llegado a una conclusión y la otra mitad hemos llegado a otra, quien tendrá razón??? jajaja

    Besos wapa, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. hemos hecho algo parecido!!!!! y eso nos hermana...así que me hago seguidor!!!! un besito
    www.cocinandoconcatman.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. LO has escrito tú o yo?
    Me parecía estar escuchándome en una de mis clases de arte!!! ;-)
    Las chicas de F&F fueron un poco más lejos esta vez, y quisieron meter el otro árbol sagrado de Baco, la higuera, yo creo que llevaron a error cuando hablaban de que es el fruto de las hojas con las que taparon la desnudez Adán y Eva, eso, en lugar de ayudar, confundió.
    Pero menudo pastel te has marcado...
    Me encanta Yolanda.
    ;-)

    ResponderEliminar
  9. bella la ricetta e bella il prologo!

    ResponderEliminar
  10. Hola!!
    Historia desconocida para mí y muy interesante, sin duda.

    La receta espectacular.
    Te felicito.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Menudo pastel!! Me parece fantástico. Una historia muy interesante. Bss

    ResponderEliminar
  12. Hija mía de mi vida: todo lo que lleva me gusta. Y tengo pasta filo, así que caerá.
    Leyendo tu entrada, no podía dejar de pensar en el glorioso pasado de Grecia... y en cómo están ahora los pobres griegos. En fin... así es la vida.
    Un besote grande.

    ResponderEliminar
  13. Es que no hay plato de la cocina griega que no me guste, este pastel la verdad no lo he probado pero se ve riquísimo.
    muchos besos

    ResponderEliminar
  14. Desde luego aunque cuando lees la lista de ingredientes asusta un poco, te ha quedado un pastel de cine como debe ser. Suerte en el concurso.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  15. Una receta 10. Y más viniendo de ti, de tu cocina y hecha con tus manos.
    Solamente he trabajado una vez con la pasta filo y me encantó la experiencia. Lo malo es conseguirla, no siempre es fácil. En cuanto tenga oportunidad de hacerme con ella me pongo con tu magnífica receta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Yo reconozco que a mi si me gusta y mucho la película, la he visto más de una vez y siempre la disfruto.
    El pastel se ve estupendo, la situación de país, terrible, esperemos no llegar a esos extremos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Fenomenal entrada... me ha encantado leerte hasta el clímax de este estupendo pastel.

    Besos desde el Caribe

    ResponderEliminar
  18. Qué entrada más trabajada.
    Y el pastel, también. Tiene que estar buenísimo, con lo que me gusta el calabacín, daría buena cuenta de él!

    ResponderEliminar
  19. Qué gran receta Yolanda, qué gran receta. Me encanta lo sencilla que es y como queda el relleno envuelto con esa pasta filo que desde hace algunas semanas nos venimos preguntando porque no tenemos nada en el blog con ella.

    En fin, esta receta nos la apuntamos porque me parece muy completa y seguro que muy rica.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. No sé porqué no cocino yo mas con pasta filo porque me encanta. Te ha quedado el pastel fenomenal. Y la historia de hoy como no la conocia me parece interesantisima

    Un beso

    Beatriz

    ResponderEliminar
  21. Yolanda eres una enciclopedia me encanta leerte.
    De la receta te diré que me parece fabulosa y completísima.
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Recetaza!!!!!! Sin duda me guardo esta receta, me gusta mucho!
    Y la peli a nosotros sí nos gusta un montón, la verdad es que nos reímos de lo lindo y la habremos visto mil veces, que la vuelven a dar en tv y la volvemos a ver jajaja

    ResponderEliminar
  23. Salomé, ¿una foto semi-porno? Yo solo veo a un dios desnudo, mostrando sus encantos, atractivo, fornido, ¿es que tú le ves algo más? Ja ja ja. Besos.

    José Manuel, ya sabía yo que esta receta te iba a gustar, a sabiendas de tu atracción hacia la cocina griega. Besos.

    Sacri, olé, mira qué dos regalitos te has llevado hoy, je je. Me alegro de que te hayan gustado :)) Besos.

    Laurilla, a mí también me ha resultado una temática muy atractiva. Es que nos une mucho con este país tan mediterráneo como el nuestro. Besos.

    Lolah, veo que tú también sientes atracción hacia la cocina griega. Éste es el principio de una cocina por descubrir, al menos para mi. Besos.

    Paula, te contaré mi secreto: manejar la pasta filo requiere paciencia, así que nada como armarse de tiempo y tomárselo con calma para tratar este tipo de masa. A mi, de verdad te lo digo, es de las cosas que más me relajan. Me pasó con el baklava, con la pastela, y ahora con este pastel. Es cierto que es muy frágil, pero hay que tratarla con cariño y mimo, y éso solo se consigue con tiempo.
    Aún no he podido ver otras recetas del reto, y me quedo boquiabierta con lo que tú me cuentas. ¡Ah! Ya está hecha la rectificación, que es de sabios ... je je je. ¡Muchas gracias! Un desliz ... ;)) Besos.

    Manu, bienvenido a mi blog. Me alegra tenerte como seguidor. Te he visto en algún reto con Sonia, y me ha gustado lo que haces. En cuanto pueda, me voy a ver ese pastel hermano que comentas. Besos.

    Isabel, ¿te puedes creer que cuando estaba elaborando la entrada pensaba en ti? ¡De verdad te lo digo! Como le he dicho a Paula, no he tenido tiempo de ver otras propuestas y la solución a la adivinanza, pero si es el higo la solución, me quedo un poco "ploff". Besitos.

    Great, muchas gracias por tus palabras.

    Y a todos los demás, mil gracias por venir a mi cocina y dejaros deleitar en ella. ¡Feliz día!

    ResponderEliminar
  24. Isabel, me alegro de que aparte de haberte encontrado con una receta nueva, te lleves una historia contigo. Besos.

    A qué huele mi cocina, me alegro de que lo que has visto hoy por mi blog te haya gustado. Besos.

    Marga, ¡ay, hija de mi vida! ¡Cómo me camela esta exclamación tuya! Pues si tienes pasta filo, te recomiendo que hagas este pastel de verdad. Me apoyo en tus palabras, y ojalá que nosotros no lleguemos a pasar por donde están pasando los griegos, uff. Besitos.

    Núria, uys, no me digas éso, que estoy descubriendo esta cocina y con tus palabras ya me estás animando a indagar aún más. besos.

    Nieves, puede que tengas razón que al ver la lista de ingredientes pueda parecer una receta laboriosa, pero si tomas nota debidamente, te darás cuenta de que no es para nada difícil. Todo es ponerse :)) Besos.

    Muchas gracias por vuestras amables palabras. Besos.

    ResponderEliminar
  25. Silvia, ¿cómo puede ser que no encuentres pasta filo por las Canarias? Con la cantidad de productos que se pueden encontrar allí y no en la península, y precisamente por el turismo, aunque dependerá de qué tipo de turismo. Si no fuera porque es un producto perecedero, te mandaba unos cuantos paquetes. Busca en Carrefour, en El Corte Inglés a ver si lo tienen. Muchas gracias por tus halagos :)) Besitos!!

    Marhya, pues ya ves que en cuestión del gusto hacia esta película nos encontramos, porque a mí me pareció simplemente entretenida, aunque tiene algún punto gracioso, o cuando ves ciertos detalles que hoy rallan en lo hortera, je je. Y sí, más vale que no pasemos por la que están pasando los griegos ahora ... :(( Por cierto, he hecho la rectificación de lo que me comentabas. Besos.

    Cocco, no sé cómo se verá la cocina griega desde el Caribe, pero al menos desde tu cocina se ve muy bien, ¿no? Me alegro de que te guste. Besos.

    Maite, me alegra saber de que te ha gustado la entrada que he elaborado. Prueba a hacer este pastel. Besos.

    Carlos, esta receta es muy completa, un plato único. Y te animo de veras a que compréis pasta filo y la probéis, si no es con un pastel como éste, con lo que a vosotros más os plazca. Besos.

    Beatriz, ya veo que te has leído mi "rollo", ja ja. Me alegra saber que te ha resultado instructivo. :)) Besos.

    Maria Dolores, ¿así que una enciclopedia? Ja ja ja. Besitos.

    Pami, ¿así que a ti también te gustó? La verdad es que te puedes reir un poco cuando ves esos detalles horterillas que aparecen en la peli, pero para mí no fue más que entretenida. Me alegro de que hayas elevado esta receta al nivel de "recetaza" :)) Besitos.

    Mil gracias por venir, entrar a mi cocina, y oler esta delicia de pastel. ¡Feliz día!

    ResponderEliminar
  26. Como he disfrutado leyendote y no te quiero ni contar si pillo un trozo del pastel, como me tientas diablilla!
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  27. Al final yo no he podido participar pero te digo que también llegue a la misma conclusión con el fruto, no se me ocurrió para nada pensar en el higo.

    Me llevo la receta porque tengo unas cuantas hojas de filo en la nevera a las que sacar partido.


    Besitos

    ResponderEliminar
  28. Que maravilla de entrada!! te has lucido bien!! me encanta! has hecho honor a la historia de Grecia!! y este pastel que nos traes?? que cosa tan buena!!! me rechifla!!
    Muchísimas gracias por tu participación guapa!!
    Un beso enormee
    Ingrid

    ResponderEliminar
  29. Chelo, muchas confianzas te tomas tú, eh, ¿cómo que diablilla? Je je ;)) Besitos.

    Lorelai, ¡pues vaya dos! Nos debimos perder algún capítulo para andar tan despistadas, aunque tú al final no pudiste arriesgar nada. me alegro mucho de que te guste el pastel. Besos.

    Ingrid, me alegro mucho de que te guste esta lección de historia que he escrito para la entrada de vuestro reto, aunque ya ves que no estuve muy lúcida para averiguar la solución al ingrediente misterioso. Me alegro de que te haya gustado. Besitos.

    Muchas gracias pro vuestros comentarios. Besos!!

    ResponderEliminar
  30. Me ha encantado tu receta y la entrada que has hecho, preciosa!!!
    En principio estuve tentada de hacer algo con masa filo, pero a última hora cambié de parecer.
    Te ha quedado con un pinta bárbara.

    Besitos,

    ResponderEliminar
  31. Qué rico tiene que estar este pastel! La verdad es que la pasta filo la utilizo mucho menos de lo que debería, porque está estupenda con cualquier cosa!

    ResponderEliminar
  32. Suny, me alegra que te haya gustado mi propuesta. En cuanto pueda, me acerco a ver la tuya, pero no pierdas de vista la pasta filo, porque merece una oportunidad en la cocina. Besos.

    juliana, gracias por tu comentario. Besos.

    Irene, te doy la misma recomendación que he dado a otr@s amig@s bloguer@s: que te animes a probarla y ya verás cómo no te arrepentirás. Besos.

    Muchas gracias por vuestros comentarios. ¡Disfrutad del día, y quien pueda de sus vacaciones!

    ResponderEliminar
  33. que rico pastel , no lo conocia. ME gusta mucho la comida griega. Bss y buen finde.

    ResponderEliminar
  34. Pues a mi la comida griega no me gusta mucho aunque he de decir que este plato se merece , cuanto menos, pleitesia. Si hablamos de la introducción, creo que entonces hablamos de "parné" porque chica...pedazo de clase nos has dado y de gratis, muy currado Yolanda, total.

    ResponderEliminar
  35. Madre mia Yolanda... que pastel uf! Me tengo que quitar el sombrero.

    Me gusta muchísimo la receta, y me han encantado las fotos que son preciosas.

    Te dejo en favoritos, para alguna comida con amigos, me gusta, la idea de tenerlo hecho con antelación, los ingredientes, mi calabacín de mis entretelas que me en-can-ta en fin, que ahí quedas, para cuando tenga ocasión de presumir con un pastel como el tuyo. Besos!

    ResponderEliminar
  36. Yolanda eres una diosa yaya post mas completo y la receta muy buena la pasta filo en la cocina griega es fundamental.
    Gracias por tus agradables comentarios hoy en mi blog cuando lo pruebes te encantara.
    buen finde
    besos
    miquel

    ResponderEliminar
  37. Luisa, pues si te gusta tanto la cocina griega, tienes un buen repertorio donde elegir con el reto propuesto por Food and Cook. Besos.

    Sara, digo yo que todo es empezar, que ya sabes que a veces tenemos prejuicios infundados que nos engañan a nosotros mismos. Si no te atreves con el pastel, bien, pero anímate a usar la pasta filo, que es una maravilla de ingrediente. Muchas gracias por tus halagos :)) Besos.

    EnLaLuna, ruborizada me tienes, chica. Me alegra mucho que te haya gustado tanto este pastel y que pienses ofrecérselo a tus comensles invitados cuando se presente la ocasión. Está muy bueno, de verdad. Besos.

    Miquel, ¿tú también me vas a sacar los colores? ¡Ayyyys! :)) Muchas gracias por tus halagos. Es una maravilla tenerte comentando. Besos.

    Mil gracias por todas vuestras palabras. Disfrutad del fin de semana.

    ResponderEliminar
  38. Yolanda, me ha encantado la receta que nos ha presentado. No conocía este pastel, pero por lo que veo debe ser una delicia. Encantada de volver a leer un poco sobre Zues, Demetrio, Pericles y Dioniso entre otros. Me fascinan las mitologías Griega. Buenísimo post y receta.

    Saludos :)

    Mari

    ResponderEliminar
  39. busca en la sección congelados, seguro que tienen! que pinta de todas formas!
    besitos

    ResponderEliminar
  40. Ay Yolanda, espero que se te haya pasado el "disgustillo" de la equivocación con el ingrediente secreto. No era fácil...que conste que a mí me lo soplaron, si no hubiera metido los piñones por algún lado!

    Me encanta tu receta. Es una manera genial de preparar calabacín. Yo siempre ando buscando nuevas formas con las que colar verdura en las comidas de mis hijos. Me quedo con esta que "de seguro" les gusta.

    Bss y hasta pronto, Carmen

    ResponderEliminar
  41. Excelente post Yolanda! da gusto leerte, lo haces de una forma que resulta facilísima de entender!

    Y el pastel que te has marcado, un auténtico manjar de dioses! te ha quedado increible de verdad!

    Buen finde amiga! :)

    ResponderEliminar
  42. No se que sabor tendría, probablemente DELICIOSO, pero ... LA PRESENTACIÓN ES EXQUISITA !!!

    Besos (La cocina de las pinuinas)

    ResponderEliminar
  43. Mari, me alegro de que te haya gustado tanto la receta como mi lección pequeñísima de historia. Saber sobre mitología es siempre fascinante, por estas pequeñas historias de las que no tenemos certeza de que existieran. Besos.

    Ivana, muchas gracias por tus palabras.

    Carmen, jooo, así que tú ibas con ventaja, eeeh. ¡No es justo! ;)) Te aseguro que de esta manera, entre el crujiente, y el arroz, los críos ni se percatan de que lleva calabacín. Prueba. Ya verás. Besos.

    Tito, ¡un manjar de dioses! Vamos, que semejante halago no podía quedar mejor con la entrada, je je. Besos.

    Marta, Cris, muy rico de sabor, Todo es probar. Animaos. Besos.

    Muchas gracias por vuestras palabras. Disfrutad del domingo.

    ResponderEliminar
  44. este pastel, las fotos y tu blog son maravillosos y me kedo para seguir conociendo más cosas tuyas.

    ResponderEliminar
  45. Carolus, me alegra que te guste mi blog. Muchas gracias por tus palabras y por tu visita.

    ResponderEliminar
  46. Questa torta salata è strepitosa!!! Ricetta segnata ;-)

    ResponderEliminar
  47. ¡Que mezcla de sabores y texturas!, tiene que estar buenísimo, lo hago fijo. Besos, bombón.
    Nueva web:
    http://lacocinitademarisalas.es/WordPress1/

    ResponderEliminar
  48. La idea de poner pasta filo muy buena.
    Un saludito

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.