CRUMBLE SALADO DE POLLO

25 octubre 2009 22 comentarios

¡Hay que ver cómo nos cambia la vida cuando hay que atender las prioridades que a una se le presentan en la vida! ¿Dónde está mi año sabático, ése que disfruté, por primera vez en mi vida y que hoy ya casi queda en el olvido?

Tod@s aquéll@s que me habéis seguido asiduamente, muy seguramente os hayáis dado cuenta de cómo ha mermado mi actividad, no sólo en mi blog, sino visitando blogs amigos. Y es que cuando la oportunidad del trabajo llama a la puerta, no se puede desatender, y cuando además los interinos en la enseñanza secundaria vamos a ser convocados una vez más en el año 2010, supone que el tiempo hay que repartirlo entre estudio, trabajo, casa y familia, y con lo cual, faltan horas en el día para descansar. Así que de ahora en adelante, ésto es lo que toca, racionar el tiempo muy a conciencia y disfrutar de tiempo libre sólo unas horitas a la semana, que bien poco es.

De aquí a mi próxima convocatoria culinaria, os dejo una receta que como tantas otras, conservo en la recámara, que muy precavida yo archivé a conciencia y a sabiendas de lo que me iba a venir encima.

¡Espero que la disfrutéis!





¡Cuántas ganas tenía de hacer un crumble salado! Me encanta el contraste crujiente que aporta el crumble, con la melosidad de los ingredientes que esconde debajo!

Básicamente existen dos tipos de crumble: el dulce y el salado. De entre los dulces, el más conocido en la gastronomía anglosajona es el crumble de manzanas, y quizás el salado esté creando más adeptos en los últimos tiempos. Según Wikipedia, el origen del crumble está en el razonamiento de alimentos que existió en Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial: entre esos alimentos estaba la harina, la mantequilla, el azúcar y el tocino, así que una de las formas de economizar a la hora de hacer pasteles, era mezclar esos ingredientes, excepto el tocino, y crear una especie de migas que espolvoreadas sobre normalmente fruta, le diera una textura crujiente y un aspecto de costra.


Los ingredientes básicos para hacer un crumble son:
  • 100 gramos de harina
  • 50 gramos de mantequilla o margarina
  • 50 gr de azúcar blanco, o un poco más si fuera moreno
Y además podemos añadir 25 gramos de coco rallado, de copos de avena, de frutos secos troceados, jenjibre, etc.

En el caso de un crumble salado, podemos incorporar otro tipo de queso aparte del parmesano, copos de avena, hierbas aromáticas, mostaza, frutos secos picados ... Como véis las variedades son infinitas.

Lo que necesitáis saber sobre el crumble que os traigo desde mi cocina:



..:: Ingredientes ::..

** Para la salsa:
  • 25 gr de mantequilla
  • 1 cebolla
  • 25 gr de harina
  • 330 ml de caldo de ave
** Para el relleno:
  • 2 cdas. de aceite de oliva
  • 300 gr. de berenjenas
  • 4 lonchas de bacon ahumado
  • sal y pimienta
  • 450 gr. de pechuga de pollo troceada
** Para el crumble:
  • 100 gr. de harina
  • 25 gr. de mantequilla
  • 50 gr de queso rallado
  • 100 gr. de harina
  • 25 gr. de mantequilla
  • 50 gr de queso rallado
  • una cucharadita de mostaza a la antigua
..:: Elaboración ::..

1. Precalentar el horno a 200º y engrasar ligeramente una fuente de horno poco profunda.

2. Pelar la berenjena y cortarla en cuadraditos como de un centímetro cuadrado o algo más, ponerla en un colador y salarla.

3. En una sartén poner unas cucharadas de aceite a calentar y saltear la pechuga de pollo troceada, salpimentar, retirar y reservar en un plato.

4. En la misma sartén, saltear las lonchas de bacon cortadas en tiras. Retirar junto al pollo y reservar.

5. Secar los cuadraditos de berenjena con papel absorbente, echar un poco más de aceite en la sartén y saltearla hasta que quede blandita. Retirar al plato del pollo y del bacon.

6. Para la salsa: derretir la mantequilla en la misma sartén, añadir la cebolla picada y dorarla a fuego suave hasta que se ablande y esté transparente. Añadir la harina y cocinar removiendo unos minutos, ir añadiendo el caldo poco a poco y sin parar de remover hasta espesar una parte.

7. Incorporar a la salsa el salteado de pollo, bacon y berenjena y dejar cocer a fuego fuerte un par de minutos. Salpimentar.

8. Añadir la mezcla a la fuente de horno ya engrasada.

9. Para el topping de crumble: poner la harina en un bol grande y desmenuzar la mantequilla con las yemas de los dedos hasta lograr una textura como las migas de pan. Añadir el queso rallado y la mostaza y seguir mezclando. Espolvorear por encima del pollo y cocinar unos 30 minutos hasta que el crumble se haya dorado. Yo lo remate con una fila fina de almendra troceada.



Nota: un elemento importante es disponer de fuentes poco hondas para que el crumble resulte más vistoso, sobre todo si se trata de fuentes individuales. En mi caso, como habréis observado, el molde es más bien alto y eso influyó para que en principio su aspecto no fuera muy apetecible. Eso fue lo que pensó y dijo mi marido nada más verlo, pero todo fue empezar a trabajar el plato con el tenedor y pronto cambió de opinión.

Espero que os haya gustado y que os animéis a hacerlo.

22 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Tiene una pinta muy buena. Ya te echaba de menos, tanto tiempo sin escribir, si es para bien me alegro.
    Besitos, que se te de bien todo.

    ResponderEliminar
  2. Madre mia!! Yolanda.
    Esta receta si que no me la pierdo yo. Original del todo.
    Y además tiene que estar buenísima.
    Ya sabes... me la llevo.

    Un beso guapísima.

    ResponderEliminar
  3. hola Yolanda, pues yo si que te he echado en falta.
    Pero como tú dices, hay que aprovechar las oportunidades y no desperdiciar el timepo que se pasa con los tuyos

    Espero que todo te vaya bien

    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola Yoli... ya decía yo que no te veia hacia tiempo.
    Que rico ese crumble.. probaré a hacerlo.
    Un besito.pridem

    ResponderEliminar
  5. Se te echaba de menos hija!!!! pero traes un plato contundente y rico, menuda combinación....
    Que el tiempo te cunda mucho y disfrutes a tope de todos tus tiempos, jejej, es que nos falta día!!! y suerte con las oposiciones, porque vaya tela, como son; mi sobrina ha tenido más de un 9 en las de primaria, y no tiene ni posibilidades de hacer ninguna sustitución éste año....una pena!!!

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  6. No te apures, lo primero es tu familia y tu trabajo, despues lo demas.

    Tiene una pinta buenisima, yo tambien tengo pendiente de publicar un crumble de calabacin.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Hola Yolanda, que rico este plato, no se por que no me salian tus actualizaciones, yo ya seguia tu blog.. no es la primera vez que me pasa, ya lo he arreglado.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Pues me gusta mucho... los "crumbles" son para mí una asignatura pendiente.
    Guapa, tú no te preocupes y céntrate en el trabajo y los estudios, que lo primero es lo primero, y por aquí te estaremos esperando...
    Sobre el origen de la receta, ¡hay que ver cuántas maravillas culinarias han surgido de la necesidad de agudizar el ingenio ante la escasez!.

    Besotes, guapa, y dale fuerte a esos codos, que es una buena oportunidad.

    ResponderEliminar
  9. Tiene una pinta deliciosa!!!!Besotes wapa!!!

    ResponderEliminar
  10. Ya lo creo que lo voy a prepara. Solo he comido un crumble (De fresas) y me pareció delicioso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Hola, Yolanda. He llegado por casualidad a tu blog y me ha gustado mucho. Casualmente, yo también he puesto hace un tiempo un crumble de pollo y ahora mismo tengo el de manzana... ¿Será que yo también soy profesora de inglés? jjjj...
    Un saludo cordial

    ResponderEliminar
  12. Que bueno, que idea mas genial
    Besos guapa.
    Margot

    ResponderEliminar
  13. Quien me manda venir a verte a estas horas!! que hambre!!!!

    Enhorabuena, y un beso

    ResponderEliminar
  14. Pues muchas gracias por el crumble, que aunque los conozco y los he hecho dulces, nunca los preparé salados y realmente es una estupenda idea...

    Se de sobras lo que conllevan unas oposiciones, de manera que no te disculpes. Desde aquí te deseo de verdad que tengas un montonazo de suerte, que aparte de estudiar también cuenta mucho, verdad?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola a tod@s! Muchas gracias por vuestras palabras de ánimo, porque con este estrés, estoy que no vivo en mí.

    Marhya, ¿qué tal, maja? Qué dolor me da que me digas que se me echa de menos. ¡sniff, sniff!

    Empar, por favor, no te pierdas la receta, que merece mucho la pena.

    Lidia, te digo lo que a Marhya; ésto es duro, no creas eh, y lo que aún me queda ...

    Peepa, qué alegría verte, porque hacía mucho que no sabía de tí por aquí y por tu blog.

    Ana, ya tienes como referencia la experiencia de tu sobrina. Para primaria te cuento que este año ha habido gente que ha aprobado con un tres, y con plaza ya. Secundaria no tiene nada que ver, nada de nada. Te tiras años y años, y puedes aprobar y quedarte sin plaza;así que de nuevo a intentarlo.

    Sacri, ¿ya has hecho el crumble de calabacín?

    Laura, es cierto que a veces, se pierde el seguimiento de algún habitual, aunque hija, por mucho que me quieras seguir ahora, poco vas a ver; pero tú sigue ahí, por favor.

    Morguix, si a mi lo que realmente más me preocupa ahorita mismo es que dedico muuuucho tiempo a prepararme las clases y no tanto a estudiar. Este año me han metido lengua y literatura, de lo cual estoy pez, pues mi especialidad es inglés. Así que esas asignaturas me tienen muerta, de verdad. Y lloro, porque un sistema educativo así, en el que te fuerzan a impartir una asignatura de la que TÚ no eres especialista, y que sólo manejas a nivel usuario, hace entre otros muchos factores que la enseñanza vaya como va: mal, mal, mal.

    Susa, ¿dónde andavas? Me alegra saber que aún estás ahí.

    Silvia, es cierto que el crumble de fresas está divino, y el de cualquier otra fruta, si tienes buen paladar. No pierdas de vista el salado. Riquísimo.

    Carmenpiva, así que tú también eres del gremio ...¡Vaya, vaya! Algo más que tenemos en común. Bienvenida a mi blog.

    Margot, te veo monísisma en el avatar que te has puesto. Muchas gracias por tu visita.

    Su, visitas a blogs en estas horas es como hacer la compra cuando hay hambre: de lo peorcito. je je.

    Adi, bien cierto es lo que dices: aparte de estudiar, hay algo más: la suerte; y es que este tipo de oposiciones son tan, tan subjetivas ...

    Un beso grande a tod@s y muchas gracias por vuestra visita.

    ResponderEliminar
  16. Tiene que ser absolutamente delicioso, pásame un platito de estrangis, jejejeje

    ResponderEliminar
  17. Por supuesto que hay momentos en la vida que no se pueden dejar pasar. Por nosotros no te preocupes. Te esperamos.
    Este crumble te quedó estupendo. Tomamos nota.
    Besitos sin gluten.

    ResponderEliminar
  18. Alicia, estáte atenta a la puerta, que en cualquier momento te llega un platito. ¡Ja ja ja!

    Carolina, has venido a verme y te has puesto las botas con mis recetas, eh. Je je je.

    Zerogluten, como tú dices: hay momentos en la vida que no se pueden dejar pasar, y es más: éste no de debía dejar pasar.

    Un besote grande a tooood@s por visitarme. Todo un placer teneros conmigo.

    ResponderEliminar
  19. Que original .. el contraste que tiene de crujiente y meloso .. tiene que estar muy bien .. tomo muy buena nota ... de la receta.. gracias ...

    ResponderEliminar
  20. Que buena pinta tiene esta receta.La verdad es que nunca he hecho un crumble pero creo que ahora me voy a animar.Besos

    ResponderEliminar
  21. Pues a por todas, que el blog siempre estará aquí y nosotros también. Las cumble me encantan, todas las dulces y las saldas, y el contraste de texturas .... maravilloso.

    Besos

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.