PASTEL DULCE DE JAMON SERRANO

10 diciembre 2008 4 comentarios














Antes de poneros los ingredientes y los pasos para elaborar este pastel dulce, he de dar la gracias a mi suegra, que es realmente quien ha elaborado este pastel, y la que me ha proporcionado la información para poder hacerlo. Es un pastel muy agradable de comer, pues contrasta el sabor dulce con el salado. El dulce que lo da la masa, y el salado que le otorga el relleno. Y la masa quedaaaa, uuummmm, ¡cómo queda!


Ingredientes:

...::: Para la masa :::...

* 100 gr de azúcar
* 100 gr de manteca
* 1 huevo (del que reservaremos un poquito para barnizar el pastel antes de meterlo al horno)
* harina (la que admita)

...::: Para el relleno :::...

* 1/2 pechuga de pollo
* 100 gr de jamón serrano, si es en un taco, mejor
* 1 huevo cocido

Elaboración:

Empezaremos haciendo la masa. Para ello, en un bol, ponemos el azúcar, el huevo batido y la manteca y mezclamos bien. A continuación, vamos echando harina en puñitos y poco a poco, envolvemos con los ingredientes anteriores, y amasamos, y seguimos echando harina, la que admita. Sabremos si la masa está en su punto en el momento en que no se pegue en las manos. Entonces reservamos la masa.

Seguimos con el relleno. Para ello, disponemos la media pechuga de pollo en una sartén con un poquito de aceite para hacerla a la plancha, y cuando esté lista, la cortamos en trocitos pequeños. Seguimos con el jamón, que también habremos de picar finito, y que según comenta mi suegra, si es de taco, mejor que en lonchas. ¿Por qué? ¡¡huumm!! y por último picamos el huevo cocido en trocitos pequeños. Y mezclamos la pechuga, el jamón y el huevo.

El tercer paso es extender la masa. La separamos en dos bolas, una para la capa de abajo del pastel, y otra para la capa de arriba. Para extender la masa, nos podemos ayudar con un rodillo. Cada capa ha de quedar muy fina, como de 1/2 centímetro de grosor, o menos. La masa da justo para un molde cuadrado de cristal de 19x26. Extendemos la capa inferior y la disponemos en una fuente de horno, mejor si la aislamos con papel de horno y así evitar que se pegue al fondo de la fuente. Encima de la base del pastel echamos la pechuga, el jamón y el huevo cocido, y cubrimos el relleno con la capa superior del pastel, que obviamente habremos extendido previamente. Sellamos el pastel en sus bordes para que no salga el relleno.

Para rematar, como hemos de haber reservado un poquito del huevo batido que había que usar para hacer la masa, barnizamos con ese huevo la capa superior y metemos el pastel en el horno.

El horno debe estar precalentado, a 180º, y pondremos el pastel en la mitad del horno y calentando SOLO por abajo. Cuando veamos que se va dorando, apagamos el horno, y lo dejamos un par de minutos más dentro para que termine de hacerse.

Consejo: no desmoldar el pastel hasta que esté frío, si no, corremos el riesgo de que se nos parta, y mejor comer el pastel en el día, que si no ya sabéis que las masas se reblandecen para el día siguiente.

¿Qué os parece? Pues imaginaos comerla. Si os animáis a hacerla, ya sabéis... me contáis qué tal os ha parecido.

4 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. ¡Qué pinta más buena! me imagino que tiene que estar delicioso, muchas gracias por compartir lla receta.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. No hay de qué, maja. Está bueno, sí que lo está.

    ResponderEliminar
  3. Que pastel mas curioso!!!... te la copio y en cuanto me arreglen el horno voy a probarla.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Pakyan, ¡no se puede vivir sin horno! je je. Recuerda: cuando hagas este pastel, cuéntame qué te ha parecido. Un saludo.

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.