TORRIJAS (con/sin TMX)

22 marzo 2009 5 comentarios

Las torrijas son uno de los postres más típicos en la época de Semana Santa en toda España pero en algunas comunidades como son Castilla y León, Madrid, Extremadura y Andalucía, quizás lo sean aún más. En otras comunidades, como en Cataluña, es costumbre consumir Monas de Pascua que los padrinos regalan a sus ahijados.

¿Por qué es un postre típico de estas fechas? Recordemos que según la religión católica, el pan es el cuerpo de Cristo, y las torrijas se convierten por ello en el postre divino. Sin embargo hoy en día, es un postre que consume todo el mundo, se sea más o menos creyente en la religión católica. ¿O no? Y lo único en lo que se piensa es en la cantidad de calorías que estamos metiendo en el cuerpo y las carreritas que vamos a tener que dar o los largos a hacer en la piscina. Porque las torrijas son un postre contundente y energético: pan, huevos, leche, azúcar y aceite para freir... ¡uuuuffffff, madre mía!

Torrijas_2

Torrijas años 2011

¡Mejor nos consolamos pensando que total, es una vez al año! Porque son tan tiernas, jugosas, sabrosas ... que no se le puede decir que no a una buena torrija casera.

Primero necesitamos el pan. Yo he comprado un pan especial de torrijas, que es de corteza blanda y de miga dulce, muy parecido al brioche, que también os puede servir, o por supuesto el socorrido pan duro que siempre nos sobra. Debajo podréis ver el pan que trajo mi marido. "¡Aleeeee! ¿Pero dónde vas con un pan tan grande?", le dije. Es muy grande, demasiado, 75 centímetros de largo y muy ancho, 20 centímetros en algunos tramos, con lo cual nos da para hacer torrijas un par de veces. ¡Nos vamos a entorrijar! Ja ja ja.



¿Nos vamos a la cocina a hacerlas? ¡Vamos!

Ingredientes

Para unas doce torrijas muy grandes, necesitamos:

  • 1 1/2 de leche
  • 4-5 cucharadas de azúcar, puede ser la mitad de azúcar, y la otra mitad de miel
  • la piel de una naranja y de un limón
  • dos palos de canela
  • aceite de oliva (es la que yo tengo en casa; hay quien recomienda la de girasol, más suave para la repostería)
  • 2-3 huevos
  • Para decorar azúcar blanco y canela molida en las mismas proporciones

Elaboración

  1. En un cazo ponemos a cocer la leche con el azúcar, la piel de las frutas y las ramas de canela hasta que comience a ahumar. Retiramos y dejamos templar.
  2. Ponemos un poco de la leche ya templada en un plato grande. Cortamos el pan en rebanadas de 1 1/2 centímetros de grosor y las empapamos bien de la leche por los dos lados. Retiramos a un colador grande para que escurra el exceso de leche.
  3. Ponemos aceite a calentar en una sartén. En un plato batimos los huevos y pasamos las rebanadas por el huevo. Freímos por los dos lados en el aceite caliente. Retiramos y espolvoreamos con el azúcar y la canela en polvo. Siempre procuro que sobre algo de la leche de reblandecer las torrijas para verterlo sobre las ya fritas y que así se mantengan jugosas y blanditas.

Torrijas año 2009

Notas:

1. En lugar de cocer la leche con el azúcar y las pieles, lo que he hecho ha sido pulverizar la piel de la media naranja en la Thermomix, 30 segundos, en velocidad 5-10. Y lo mismo con el azúcar. El paso del azúcar es previo. He añadido la leche y he programado 20 minutos, 90º, velocidad cuchara.

2. He reservado un poco de la leche hervida para impregnar las torrijas una vez fritas y que queden jugosas y tiernas durante más tiempo. A esa leche le he añadido un poco de azúcar y de canela en polvo que me había sobrado.

Y bueno, ¿os apetece una? Pues servíos, que lo bueno es que éstas nunca se acaban.




5 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. umm, qué ricas. En muchas zonas son típicas de carnaval, ¿pero quién no las comería en cualquier época del año?
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Por favor, qué pedazo de pan te trajo, aunque pensándolo bien mi marido habría traído el mismo pan... pero repe, vamos que seguro que se traía dos barras.
    Su frase favorita: más vale que sobre y no que falte. Con eso queda dicho todos.
    Y desde luego el pan es precioso, vamos a ser sinceras.
    No me he planteado hacer las torrijas este año. Motivo? están tan ricas que no me puedo comer solo una, ni dos, ni tres, con lo cual la piscina se me queda pequeña para hacer largos, el perímetro de la isla de Mallorca se me queda corto para darle vueltas y el Mediterráneo parece un charco de patos para lo que yo tendría que nadar si me quiero quitar de encima las torrijas, jejejeje
    No se, no se... ya te contaré.
    Estas tuyas, espectaculares.
    A mi también me gustan nadando en leche.

    ResponderEliminar
  3. Marhya, pues lo que te preguntas tú, me lo pregunto yo: ¿quién no comería torrijas en cualquier época del año? Pero seguro que perdería parte de su encanto, como pasa con el turrón, el mazapán y los polvorones.

    Inma, lo que me he reído con los largos y las caminatas que están fuera de tu alcance para consolarte por comer torrijas. Se lo he leído a mi marido, y se ha tronchado.
    Y eso de que tienen que nadar en leche, es el comentario perfecto que yo necesitaba para las mías. Ese es el toque que nos gusta. El artífice de la foto: el maestro, mi marido. ¿Te ha gustado?

    Un saludo a las dos.

    ResponderEliminar
  4. Cuando dices que me invitas a merendar Yolanda????? Poruqe me voy ahora mismito si hace falta :D

    ResponderEliminar
  5. Elenna, este fin de semana hago la segunda tanda de torrijas con la otra mitad de la barra, así que dime tú, ja jaja. Un saludo.

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.